DESPLAZADA. Dainerys Machado Vento

“Ese julano no es dueño de nada en esta loma,” grita Doña Salomé. Las comadres, sin embargo, no dejan de señalar a los cerdos medianos que juran y perjuran son propiedad de Don Orestes. “Ya les dije que los dichosos cerdos son míos, los becerros son míos, los perros vagos y los bravos son míos,” … Continuar

DE TERRA BRASILIS (FRAGMENTO). Héctor Manuel Gutiérrez

                                                                     II                                                               Ah! Esse Brasil lindo e trigueiro e  o meo Brasil brasileiro:                                                                                                                 Terra de samba e pandeiro Ary … Continuar

EL HUECO. Lidia Elena Caraballo

“Hurgar en el vacío es mejor que ignorar el vacío” Luis Manuel Pérez Boitel   —Y tú, ¿eres feliz? —¿Feliz…? —Sí, feliz. —Oh… pues… ¡qué sé yo! sé que no soy completamente feliz pero     tampoco infeliz; de eso estoy seguro. —Pero ¿eres feliz? —¿Qué es ser feliz? —Pues estar pleno, sentirse… completo. —Ah… pues pensándolo … Continuar

MATEMÁTICAS. Lis Monsibaez

  Llevaba tres días visitando la dirección de la escuela. Ni la maestra, ni mucho menos la directora, entendían que saber matemáticas no resolvería mis problemas.   Sonó el timbre, todos salieron del aula corriendo al patio, yo los veía por la ventana jugando fútbol con mi mochila… uno…dos…tres… las maestras entretenidas, seguramente hablaban de … Continuar

SIN TÍTULO. Aníbal Anaya

Aunque no lo crean existen amores que han empezado por un juego de azar. Carlos Andrés Correal  era el vago de la cuadra que servía de mal ejemplo para que los padres dejaran entrever a sus hijos el futuro que les esperaba al alimentar su vagancia. Sin ningún título universitario, laboral u honorífico deambulaba las … Continuar

MADE IN URSS. Dainerys Machado Vento

Kati llevaba una hora y media en aquella oficina del Servicio de Inmigración de Estados Unidos cuando, por fin, la llamaron. Estaba nerviosa. Había recibido la citación para ese encuentro con menos de 48 horas de antelación, algo poco común. De hecho, todo el trámite era poco común. Ya ella había hecho todo lo necesario … Continuar

EL INTRUSO. Melanie Márquez Adams

Un hocico presionado contra el vidrio. Eso fue lo primero que la mujer divisó del intruso. Lo encontró tan quieto, que por un momento pensó que estaba muerto. Se acercó de puntillas, conteniendo la respiración; golpeó la puerta transparente con los puños. Nada, no se movía. Se agachó a la misma altura que la del … Continuar

VUELOS EN DINOSAURIO. Elsa Herrera Bautista

Cuando nos conocimos, en tercero de primaria, varias veces nos clavamos imaginando carreras de dinosaurios. Yo volaba en un pterodáctilo y él, más pretencioso, competía en coloridos quetzalcoatlus o en arqueoptérix gigantes, de esos animales yo ni el nombre podía pronunciar bien. Solamente convivimos un ciclo escolar, ni más ni menos. Después de la ceremonia … Continuar

LA LUNA DE IRIS. Fernando Olszanski

Como tantas otras veces, Iris mira al cielo buscando la luna. Le gusta ver sus dibujos. Así llama a los relieves; otras veces los llama cicatrices, depende más del estado de ánimo que de una cuestión de aspectos. Esta noche no encuentra ningún nombre en particular para la geografía lunar. Sólo mira. De a ratos … Continuar

EL OTRO GARRISON. Claudio E. Rynka

      Con las manos en los bolsillos de su elegante abrigo y con la cabeza gacha, Garrison cruzó el pórtico. Parecía un día más, hasta que se vio a sí mismo sentado en el umbral del edificio donde vivía. Su otro yo, estaba vestido con harapos, lucía una melena larga poblada de alimañas y una barba … Continuar

LA SONRISA INTACTA. PAULO NEO

El niño nació sin piernas. Apenas unos pequeños muslos terminados en punta, como viejos cucuruchos de helado, un poco rancios, un poco agrietados. En lugar de rodillas, unos muñones fantasmales. El niño nació sin piernas, pero con una inteligencia pródiga. Con una sonrisa excepcional, con unos brazos fuertes como vigas de acero. No necesitó mucho … Continuar

ESTOCOLMO SÍNDROME. Adán Echeverría

Yo la golpeaba tanto, la sobajaba y estropeaba tanto, que por eso mantuvimos una relación durante poco más de diez años, a pesar de que yo era casado. Los primeros cinco años apenas le dedicaba algunas horas entre semana (los ‘findes’ eran para mis hijos), siempre fue así mientras vivimos en la misma ciudad. Lo … Continuar

LA SABIA. Carlos Gámez Pérez

Yo llego a La Isla por sorpresa. Provengo de otra eliminatoria donde tengo posibilidades de ganar. Pero temo que mi pasado en el país anteriormente conocido como Francia me perjudique y decido intercambiarme con un concursante de la edición en español. À chacun son destin. Yo soy europea. Viví casi toda mi infancia y toda … Continuar