EL HERRERO . . . HERRERA. Eduard Reboll

El oficio

Avivar el hierro. Hacer que el rojo del metal se transforme incandescente y a partir de aquí moldear la figura a golpe de martillo. Dar forma. Estampar su efigie junto a la fragua. Y una vez cumplida, ofrecerla al cliente para su venta u observación en un taller.

El honorado

Así, y en resumidas cuentas, podría emularse en paralelo el oficio de periodista con todas sus distintos registros y particularidades. Y para ser más precisos, asimismo conocí yo la trayectoria de Jorge Herrera Monroy compartiendo ocasionalmente un Herradura Añejo mientras mi lengua se quemaba como un neófito en aquel trago.

  • ¡Qué chingón eres! Métete el puto tequila en la garganta ya, y sigamos güey. No hay manera que aprendas a tomar acertadamente lo que te ofrezco.

En su perfil de twiter aparecen sus distintos oficios y su formación:

Productor. Periodista. Crítico teatral. Blogger. Locutor. Presentador de Radio/ TV. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad Anahuac Norte en CDMX.

Como productor lo fue de Sábado Gigante y el éxito que representó en su época el programa de Cristina en Miami. En el campo periodístico, su buen hacer y su acertada invectiva con los dirigentes políticos, y los mafiosos de su país, México (Nació en Mérida.Yucatán.1954) en distintos medios televisivos y radiofónicos. Tenía dos blogs: Con sabor humano y Palpitar México; y un programa radial en La Poderosa con el mismo nombre, en homenaje al corazón sensible de su país y sus representantes.

Dentro la profesión de crítico teatral, Jorge era directo. Abierto a las nuevas propuestas de riesgo en escena. Mordaz en algunos momentos cuando una compañía, director, autor, actriz u actor pretendido intentaba ofrecer gato por liebre al público. Y poco amante del circunloquio para salvar o maldecir una obra. Los que nos movimos en el campo de la cultura teatral, a su lado, sabemos de su aportación al género. Su pasión para que, el mundo de la dramaturgia hispana, no muriera en Miami: ni las salas que han ido desapareciendo, ni en la calidad de las piezas, ni en el apoyo incondicional a las iniciativas de creación o difusión de este medio que él consideraba de mayor audiencia y calidad, que en el mundo anglo. Creó por iniciativa propia junto a Luís de la Paz, Habey Echevarría, Oscarito -sobra citar su nombre completo-, y el que escribe …el Premio Escena de

Miami.

En lo cotidiano siempre había una sonrisa ávida de bienvenida. Pero según cómo evolucionara el tema, su rostro se transfiguraba hacia una seriedad que a todos nos dejaba boquiabiertos. Algunos iniciaban un “Aquí se acabó el bacalao; me voy”. Y otros nos mirábamos bajo una sonrisa explícita de cariño para decirle en alguna ocasión:

  • Ok Jorge, see you next time. No te preocupes: todo irá bien. Pero no hace falta que te pongas así chingón. Se te quiere igual.

Conclusión: había que conocer su interior humano, afectivo y real (…lo confirmo); poco dado a la complacencia o al deleite gratuito. Y desde la autocrítica decir: sí. Repito: sí …era un poco mandamás.

Para los lectores creyentes: la oración hacia Dios y sus citas bajo la plegaria será un buen motivo para el recuerdo de su trayectoria profesional y amistosa. Para los agnósticos como yo, confirmo que este artículo ha sido escrito con honorabilidad

…lamiendo la piel del índice y el pulgar antes de colocar la sal, para que, a continuación -y de un trago- el chupito de tequila de este Don Julio 1942 a mi derecha circule por mi garganta mientras aprieto una rodaja de limón para finalizar el acto. (Ya aprendí Jorgito)

Gluuuuuups.

Descansa en paz amigo. El mundo teatral debería crear el premio “Herrera” a la crítica en este medio. O si me apuran, a formar una escuela de futuros comentaristas bajo su nombre – …la ciudad los necesita- que sigan el rigor y excelencia de quien nos dejó. Golpeando sólidamente la reseña sobre el yunque, mientras se calienta el hierro de la creación escénica en la fragua de los teatros de Miami.

¡Mucha mierda! A todas y a todos en esta iniciativa.

Pd. Saludos desde Catalunya a… Prometeo, Artefactus, Teatro 8, Microteatro del CCE, al del Paseo Wynnwood, a Havanafama, al Trail, al Adrienne Arsht, León Rojo, Adriana Barraza Estudio, Fundarte, Teatro Avante, Sala Catarsis, Colony Center, Lyric Theater, MDC Auditorium, Koubek Center, Tower Theater, Olympia Theater, y a todas las compañías y festivales habidas y por haber que me dejo. Y a sus respectivos, dramaturgos, directores, actores, actrices, escenógrafos … estrellas del music hall y bailarines del medio. Amén.

 

© All rights reserved Eduard Reboll

Eduard Reboll Barcelona,(Catalunya)

 

3 responses to “EL HERRERO . . . HERRERA. Eduard Reboll

  1. Era muy joven para irse
    Gracias por presentarnos lo a los que no lo conocimos
    Qué bonita la foto en la que estáis con Oscarito!!!
    Abzo
    DEP
    Angela

  2. Hermoso tu tributo a Jorge Herrera Monroy. Su inesperada partida ha conmovido a todos sus amigos. Gracias, querido catalán por estas palabras que lo recuerdan. Paz a su alma.
    Teresa María.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.