EL IRREMEDIABLE RUIDO. Jesús Escamilo

 

(Hospital General de l’Hospitalet)

 

Había una pequeña ciudad

y la soledad

y la masturbación

había pájaros azules que surcaban en las mentes de los hombres

y flores

y un silencio

también noches profundas que parecían entumecidas

y lluvia

y algunos hombres

que muriéndose sobre vastos paisajes

escuchaban el perdurable ruido de la nada

y sus cuerpos

resquicio de estanterías

laberintos quejosos sin vísceras ni manos

dejaban para sí un fúnebre estallido.

 

Amor mío, qué frívola es la memoria

no se puede recordar los interiores de una mujer

ni los espectáculos del tiempo

y si aún juntamos las manos

y sollozamos

no significa nada

porque las campanas de esta ciudad

sus propias canciones

y todos los hombres

han de morir algún día

y la tierra no verá más

una flor trepándose entre los agujeros de la noche

ni nuestro sexo se preguntará

qué hacer con este olvido.

 

 

 

 

© All rights reserved Jesús Escamilo

Jesús Escamilo es un poeta peruano afincado en Barcelona. Escribe en revista purgante.

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply