saltar al contenido
  • Miami
  • Barcelona
  • Caracas
  • Habana
  • Buenos Aires
  • Mexico

Abril 2024

TRES POEMAS DE CARLOS RAMOS GUTIÉRREZ

La casa donde nací ya no es mi casa:

tiene nuevos propietarios

y ciertas modificaciones

en la estructura

y la decoración.

 

Calle Concordia,

Número 59.

 

Han removido

los azulejos rosados de la acera,

y han cambiado los viejos faroles

por otros más modernos.

 

Calle Concordia,

Número 59.

 

Ayer no pude evitar

al pasar frente a mi casa – que ya no es mía –

que algo se apretara allí,

en la garganta y en el pecho.

Pensé que un hombre

debería conservar a cualquier costo

la casa que ha heredado de sus padres,

de los padres de sus padres…

y algún día dejarla como herencia

a sus hijos.

Mas no fue posible conservar aquella,

fue necesario venderla para pagar

un pasaporte,

una visa al “País de las Maravillas”

donde no tenemos casa.

 

Calle Concordia,

Número 59.

 

La casa donde nací ya no es mi casa:

tiene nuevos propietarios

y ciertas modificaciones

en la estructura

y la decoración.

 

 

 

AUTORRETRATO CON MIAMI DE FONDO

 

 

Vivo en el Down Town

en la Ciudad del Sol:

237 North East

2nd Street

Miami, Florida,

33132.

Apartamento 2701

del Loft I

y desde mi balcón

tengo vista a Bayside.

Enfrente

el Wolfson Campus

del Miami Dade College

donde tantas veces

he solicitado empleo,

a tres o cuatro cuadras

el Museo de Arte y Diseño

donde tantas veces

he solicitado empleo,

al cruzar la avenida

Biscayne Boulevard

el Miami Dade Arena

donde no he podido ir

por los ridículos precios

de sus espectáculos.

 

También he solicitado empleo

en Bank of America,

United States Postal Sevice,

Cole Haan, Sprint

y una interminable lista

de empresas.

Todos los días tengo que actualizar

mi currículum vitae

o Resume,

actualizar

mis perfiles en Indeed,

Monster y LinkedIn.

Todos los días espero

una llamada,

una entrevista,

una oportunidad que

en esta ocasión

ha sido concedida a otro

candidato

mejor calificado para

la posición.

La empresa agradece mi interés

y me exhorta

a postularme para nuevas

vacantes.

 

A veces puedo ir

al club “Hoy como ayer”

y ver a Amaury Gutiérrez

tocando en vivo.

Intuyo que al abuelo

le hubieran gustado los comercios

de la Calle 8,

acaso en otra realidad

posible

– acaso paralela –

el abuelo hubiera sido dueño

de una boutique en la Calle 8

a la que Celia Cruz iría

a comprarse un vestido

para su concierto en

Tenerife, 1987.

 

Es tarde y estoy sentado

en mi balcón,

está a punto de llover

y de repente extraño

aquel olor a tierra mojada

que anunciaba el aguacero

en mi pueblito natal;

las grandes ciudades no tienen

un olor característico.

 

 

 

CONVERSACIONES CON BUKOWSKI

 

Boring damned people. All over the earth.

Propagating more boring damned people.

What a horror show. The earth swarmed with them.

 

Charles Bukowski

 

en un bar en los suburbios en Los Ángeles todas las tardes va todas las tardes me pide que lo invite a un trago después del tercero comienza a vociferar a gritar a voz en cuello que es boxeador que es famoso

ha tenido muchos nombres y oficios como yo como yo ha vivido en muchas ciudades casas ha solicitado muchas veces empleo ha enviado sus manuscritos a muchas editoriales

tras el quinto trago vuelve a vociferar a gritar a voz en cuello que es escritor que es famoso

en sus pupilas carga todo el dolor la soledad de los poetas malditos

las drogas y el alcohol han llegado a ser la única puerta que se abre el único camino posible

él no conoce mi nombre no sabe que yo vivo en una edad donde su nombre es venerado como pudo haber sido venerado entre los mayas u otra civilización precolombina un dios menor acaso el dios del infortunio

me dice que la gente es jodidamente aburrida y que algún día su nombre será escrito en anales y efemérides y que una calle del mundo se llamará por su nombre en honor a él mientras que de uno en uno los clientes del bar vuelven a sus casas vuelven a sus vidas aburridas de personas aburridas yo consulto mi reloj pienso es tarde es hora ya de regresar a casa la noche cae impasible inapelable sobre un bar en los suburbios en Los Ángeles amenaza con ser una de esas noches ya todos se han ido Charles Bukowski ha vuelto a quedarse solo

 

 

 

Del poemario  CASA QUE YA NO ES MÍA de Carlos Ramos Gutiérrez publicado por la editorial BETANIA

 

 

© All rights reserved Carlos Ramos Gutiérrez

 

 

Carlos Ramos Gutiérrez (Remedios, Cuba, 1986).

Licenciado en Estudios Socioculturales, UCLV “Marta Abreu”, Santa Clara, Cuba, 2009.

Egresado del Centro de Formación Literaria “Onelio Jorge Cardoso”, Habana, Cuba, 2009.

Máster en Realización Audiovisual, ISA “Universidad de las Artes”, Habana, Cuba, 2013.

Poeta, narrador, compositor y guionista de cine, radio y televisión. Autor del blog literario “Oráculo sin voz”. Ha publicado los poemarios “Casa que ya no es mía” (Editorial Betania, España, 2023), “Del vacío que te quiebra” (Amazon, 2016) y “La Bruja” (Amazon, 2016). Parte de su obra ha sido publicada en las antologías “Jóvenes Narradores de San Juan de los Remedios” (Editorial Capiro, Cuba, 2015), “Actuales voces de la poesía hispanoamericana” (Ediciones Literarte, Argentina, 2017) y “Antología poética Nuestra Voz” (Floricanto A.C., México, 2019). Poemas suyos han sido publicados en revistas de arte y literatura como “Contratiempo” “Hypermedia” y “Linden Lane Magazine”. Artículos suyos han sido publicados en las revistas cubanas “Clave”(Revista de Música Cubana), “El Mar y la Montaña” y “Oncuba”. Actualmente trabaja como escritor y productor en Telemundo.

 

Tu comentario está esperando ser moderado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.