PAQUITO D` RIVERA: DE CUBA PARA EL MUNDO. PARTE II. Héctor Manuel Gutiérrez

7 Tienes entrenamiento musical clásico y en este ambiente te mueves como pez en el agua. Conoces de cerca, como si fueras nativo de esas tierras, a las figuras más destacadas del Jazz y el Jazz Latino. Una de las cualidades que más se admira en ti es la capacidad que tienes de integrar a tu tren de trabajo, los universos musicales de esas figuras nuevas y no tan nuevas. El resultado es una producción renovadora, fresca, diferente, donde no falta tu sello inconfundible. Aquí cabría que recordaras tu experiencia en los años que precedieron a la creación de La Orquesta Cubana de Música Moderna, tu labor como director en ésta y luego tu participación con el grupo gracias al cual te conocieron fuera de Cuba, Irakere. Háblanos de tu asociación con Chucho Valdés, Arturo Sandoval y otros, más los detalles de tu rompimiento con el sistema gubernamental imperante en Cuba.

Paquito D’ Rivera y Arturo Sandoval.

A Sandoval si lo he visto 4 o 5 veces desde que salí de Cuba es mucho, pero sin embargo, con Chucho Valdés a quien siempre cito como una de mis más tempranas influencias musicales, tengo el placer inmenso de anunciar que este año 2021 ha marcado la reanudación de nuestra relación musical tristemente suspendida por 41 años. Esta celebración continuará con una grabación y gira internacional que se prepara para el verano del 2022. Chucho, quien por inevitables razones ajenas a su voluntad fuera utilizado durante demasiados años como representante cultural de aquella bazofia de sistema, por fin ha renegado de ellos, como yo y millones de compatriotas. Hoy es un exiliado al que todos debemos dar la bienvenida a nuestra comunidad. En mi libro Mi Vida Saxual hay un capítulo titulado IRAKERE, donde narro las vicisitudes que pasamos para integrar aquel grupo que hoy es legendario en la historia de la música cubana.

Paquito, Tania y Chucho, reunidos en Miami para una buena causa.

8 De hecho, tus dos libros anecdóticos, además de los cuadernos con arreglos y composiciones musicales, me han enseñado a conocer al Paquito músico y al Paquito luchador y amigo. Gracias a tu personalidad, entrenamiento académico, conocimientos del mundo clásico, el Jazz y las corrientes tradicionales o populares del tesoro musical de muchos países, has logrado establecer una estrecha relación profesional y personal con individuos que, como tú, mantienen afinidades similares. Por favor menciona algunos de esos individuos y agrega, unas breves palabras de identificación y tu experiencia con ellos.

La forma más clara y extractada de explicar ese eclecticismo de que hablas es mencionando los participantes en el concierto de enero del 2005 celebrando en el escenario del Carnegie Hall de Nueva York mis 5 décadas de trabajo. Allí se juntaron figuras tan diversas como Yo Yo Ma, New York Voices, las Hermanas Márquez, La Orquesta Sinfónica Juvenil de Las Américas, Tania León, Cachao, Bill Cosby, Rosa Passos, Michael Camilo, Brenda Feliciano, Pablo Ziegler, Cándido Camero y Bebo Valdés, y se tocó música de Mozart, Ñico Saquito, Dizzy Gillespie, Astor Piazzolla, Johannes Brahms y Antonio Carlos Jobim, con artistas de los Estados Unidos, España, Cuba, Brasil, Venezuela, Puerto Rico, República Dominicana, Argentina y otros países del planeta.

Paquito D’ Rivera en vivo.

9 La pandemia de una forma u otra nos ha tocado a todos. Ha traído muerte, confinamiento, “estrés”, sufrimiento y desesperación. Nos ha obligado a re-pensar nuestro comportamiento en el mundo. La obligada cuarentena también ha cambiado la manera de comunicación entre humanos y ha afectado el contacto físico con el público, elemento importante en los medios artísticos. Háblanos detalladamente sobre tu adaptación a los cambios en general, el oficio de crear, más la tarea de dar a conocer los avatares en tu propia creatividad.

De izquierda a derecha, Giovanni Hidalgo, Paquito D’Rivera y Claudio Roditti.

Esta pandemia, como decían jocosamente en Cuba, “Nos ha puesto un chino atrás” a todos. Nada es igual, y cuando uno piensa que se está acabando la cosa, sale otro de estos coloridos monstruos microscópicos primo del anterior, que nos obliga a comenzar de nuevo. Y a esto se agregan los paranoicos que no se vacunan porque “no saben lo que han puesto dentro de esa vacuna”. ¿Y sabrán acaso lo que ponen dentro de esos hot dogs que se han tragado todas sus vidas? Pero como dicen que la necesidad es la madre de la invención, hemos aprendido a usar el ZOOM y otras formas cibernéticas de comunicarnos y seguir creando sin cesar. (Lo malo es que no sirve para cubanos, pues no se puede hablar todos a la vez).

Yo por mi parte últimamente he viajado un poco —Colombia, España, Francia— aunque siempre con esa implacable máscara y esas pruebas de Covid que hay que hacerse para ir de un país a otro. Por otro lado, las comisiones me han ayudado un poco a pagar las cuentas. Compuse por encargo este año mis Fantasías Barcelónicas y Berceuse Caribeña para el Barcelona Clarinet Players, Concerto Venezolano para el trompetista Pacho Flores, African Tales para clarinete bajo y violoncello, Dalí en el Trópico para corno solista y la Sinfónica de New Jersey, y mientras escribo esto preparo la música para el festival anual de Punta del Este, el Jazz Cruise por el caribe y de regreso, la añorada grabación con Chucho. Todo eso “si el temido chino quiere”, claro.

10. Por ese cúmulo de actividades y tu firme actitud frente a las peripecias de la cúspide en la isla, te va muy bien el adjetivo «luchador». Finalmente, ¿cómo ves el futuro y qué planes tienes ya para continuar enriqueciéndonos con tu trabajo?

—Bueno, en este momento, y como dicen los americanos, “Hurry up and wait”, pero siempre con la esperanza de que la tormenta amaine y podamos seguir a flote, surcando el hermoso mar de la música por el que hemos navegado toda la vida.

La abundancia de temas y logros relacionados con este ícono del patrimonio cultural cubano es impresionante. Son más que suficientes para escribir un libro. De ahí que el problema que más me ha azotado es, precisamente, seleccionar, para una breve entrevista, algunas preguntas de las muchas que me vienen a la mente. El legado musical, la simpatía, el inteligente sentido del buen humor, su familiaridad con los módulos culturales de tantas naciones, su internacionalismo humanista, y su caudal de riqueza cultural le dan una estatura que va más allá del dominio de los instrumentos que toca. Me honra la oportunidad de poder conversar, de mantener un ameno intercambio con Paquito. Espero que, como yo, los lectores lo hayan disfrutado.

FIN DE LA PARTE II. PARA UNA IDEA MÁS TOTALIZADORA DE LA GENIALIDAD DE PAQUITO, FAVOR DE LEER LA PARTE I, PUBLICADA EL PRIMERO DE FEBRERO DEL 2022.

© All rights reserved Héctor Manuel Gutiérrez.

Héctor Manuel Gutiérrez, Miami, ha realizado trabajos de investigación periodística y contribuido con poemas, ensayos, cuentos y prosa poética para Latin Beat MagazineLatino Stuff ReviewNagariPoetas y Escritores MiamiSignum NousSuburbanoEka Magazine y Nomenclatura, de la Universidad de Kentucky. Ha sido reportero independiente para los servicios de «Enfoque Nacional», «Panorama Hispano» y «Latin American News Service» en la cadena difusora Radio Pública Nacional [NPR]. Cursó estudios de lenguas romances y música en City University of New York [CUNY]. Obtuvo su maestría en español y doctorado en filosofía y letras de la Universidad Internacional de la Florida [FIU]. Es miembro de Academia.edu, National Collegiate Hispanic Honor Society [Sigma Delta Pi], Modern Language Association [MLA], y Florida Foreign Language Association [FFLA]. Es autor de los libros CUARENTENAS, Authorhouse, marzo de 2011, CUARENTENAS: SEGUNDA EDICIÓN, Authorhouse, agosto de 2015, CUANDO EL VIENTO ES AMIGO, iUniverse, abril del 2019, DOSSIER HOMENAJE A LILLIAM MORO, Editorial Dos Islas, marzo del 2021, y DE AUTORÍA: ENSAYOS AL REVERSO, Editorial Dos Islas, enero del 2022. Les da los toques finales a dos próximos libros: ENCUENTROS A LA CARTA, entrevistas y conversaciones en ciernes, y LA UTOPÍA INTERIOR, estudio analítico de la ensayística de Ernesto Sábato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.