ILUMINACIONES. Rubí Arana

Esta es la extremaunción de la Luz del día

La voz de quien muere iluminado por bombas/

Infamia iluminada

primavera del idiota que se bifurca

más la estación del idiota que duerme

porque fue a misa.

En las noches de Rusia se aluna el horizonte

esplendor de los cielos donde vuelan los zares

Esta época está mal construida

Ya nadie le cree a Gagarin de su romance

del espacio

llegó de lejos

en el aire de una canción con patos silvestres

y el sumergido espíritu de las calas

con secretos al amanecer.

Llueve luz sobre Ucrania

La veo chorreando

en las calles vacías

por las ruinas/ encima de su noche

se pasea la luna.

Poema golpeado por la guerra /

A tu frente para que lo veas /

Rasguen sus pipas de marihuana

que el índice de la muerte cuenta firmas

a babor y estribor como un barco.

No hay espuelas para hincar

las panzas de las bestias

Jinetes de papel moneda olorosos a Caperucita Roja

con abuela y juntas

en el olfato de la Bestia / No a espuelas.

Orquídeas a la luz de la luna

Espuela furia de plata

Honor de jinete

La Bestia

está moviendo una lluvia de balas

sobre un país iluminado

por una bandera

Girasoles a la luz de la luna.

Esta época de asco

que se vaya al averno corriendo con los ríos

la compasión se largó al carajo con el supersónico/

Misiles a la luz de la luna/

Girasoles a la luz de la luna

marchitándose?…

Dónde haciendo los buenos jueputas

ángeles custodias de La Tierra adornos

de Las Naciones Unidas?…

Aviones no palabras

Sangre en la piedra basta

Aviones pide Ucrania:

la clausura de un cielo dividido/ extraño

al ver del místico / pide la huérfana Ucrania

nos están masacrando a la niña

cántale

como al primer amor

Tú que rompes las azucenas

amapolas en gracia como avemaría de azucenas

campos del crepúsculo hasta el paroxismo

busco a la música

no hay Sacerdote Rojo en orfanato alguno

sí Vivaldi integrando la música de las esferas/

“Solo los trenes iban y venían” susurró el hombre

que salió de la guerra

recordó su soledad muriendo bajo las estrellas…

… pero… la fuerza cósmica… (claro, no es un decir …)

…será la música de las esferas?…

enajenado el Yo Soy?

Yo soy el que soy – casi responde

con fuerza de la gravedad – Baruch

mientras

pulía lentes para los ciegos del mundo /

Y el globo de polvo azul siempre girando.

El Verbo moviéndose inmóvil el cielo/

Y cosechas de girasoles con chips de memorias iluminadas/

Y este poema/

golpeado.

                                                                                                                      Rubí Arana

                                                                                                                      primavera de 2022

© All rights reserved Rubí Arana

Rubí Arana. Escritora estadounidense nacida en Nicaragua. Ha publicado los poemarios: Emmanuel (Miami, 1987), In Nomine Filii (Miami, 1991), Príncipe Rosacruz (Antología seleccionada por Rolando Jorge, Miami, 2007), Homenaje a la Tierra (Miami, 2008), Agua Sagrada (Miami, 2010) y Rubíes (Miami, 2016). También ha publicado ensayos.

Su escritura, calificada de esotérica por la crítica, aparece en importantes antologías, revistas y suplementos literarios de México, Colombia, Centroamérica y Estados Unidos. Su labor como promotora literaria (non-profit) ha sido extensa: Noche Nicaragüense, con autores venidos de ese país (en la Feria Internacional del Libro de Miami, durante dieciocho años, iniciada en el año 1992 con la lectura del poema “Imprecación”, incluido en Rubíes), y en talleres como Proyecto Dos, patrocinado por la librería Books & Books de Miami. Su poemario Emmanuel mereció un Seminario en la ciudad de Miami en 1989.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.