ONCE UPON A TIME IN HOLLYWOOD. Un film de Quentin Tarantino.

Título original:  Once Upon a Time in… Hollywood

Año: 2019

Dirección: Quentin Tarantino

Guion: Quentin Tarantino

Fotografía: Robert Richardson

Reparto:

Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie, Emile Hirsch, Margaret Qualley, Al Pacino, Kurt Russell, Bruce Dern, Timothy Olyphant, Dakota Fanning, Damian Lewis, Luke Perry, Lorenza Izzo, Michael Madsen, Zoe Bell, Clifton Collins Jr., Scoot McNairy, Damon Herriman, Nicholas Hammond, Keith Jefferson, Spencer Garrett, Mike Moh, Clu Gulager, Martin Kove, James Remar, Lena Dunham, Austin Butler, Leslie Bega, Maya Hawke, Brenda Vaccaro, Penelope Kapudija, Rumer Willis, Dreama Walker, Madisen Beaty, Sydney Sweeney, Costa Ronin, Rafal Zawierucha, Julia Butters

Productora: Coproducción Estados Unidos-Reino Unido; Sony Pictures Entertainment (SPE) / Heyday Films / Visiona Romantica

Género: Thriller. Drama. Comedia

 

Sinopsis:

Hollywood, años 60. La estrella de un western televisivo, Rick Dalton (DiCaprio), intenta amoldarse a los cambios del medio al mismo tiempo que su doble (Pitt). La vida de Dalton está ligada completamente a Hollywood, y es vecino de la joven y prometedora actriz y modelo Sharon Tate (Robbie) que acaba de casarse con el prestigioso director Roman Polanski. (FILMAFFINITY)

 

Espero que quien este leyendo esta reseña haya tenido la oportunidad de ver este film, regreso a Nagari con esta humilde crítica a una película que ha de marcar época, que tiene tras de ella al gran Quentin Tarantino como director, una película salpicada de principio a fin de la excentricidad de su artífice que juega en esta oportunidad el papel de “destino” y hace milagros en más de una escena. Si alguien viera este film y no supiera quien lo dirigió creo que no sería difícil que lo adivine. Las costuras del director están presentes al derecho y al revés del film.

 

En 1969 muere asesinada la hermosa Sharon Tate, una promesa del mundo de la actuación, famosa por ser esposa del renombrado director de cine, Roman Polansky. El pequeño Quentin de aquel entonces contaba con 6 años, su madre Connie Tarantino se había casado por segunda vez con Curtis Arnold Zastoupil. Quentin tal vez por causa de su padrastro estaba expuesto a la lectura y al cine, se volvió un lector empedernido y vio muchísimos films, no siempre apropiados para su edad , pero al parecer tuvo la oportunidad de ver parte de la corta filmografía de Sharon Tate, como por ejemplo el film “Wrecking Crew” con Dean Martin como protagonista; lo cierto es que Tarantino la admiraba como actriz y también admiraba su belleza. No he llegado a tener la certeza si Tarantino escribió este guión para reivindicar a Tate o por otro motivo, pero lo cierto es que lleva de manera magistral a la pantalla uno de los asesinatos más sonados y desalmados de la historia de los Estados Unidos.

Los primeros milagros de Tarantino son Leonardo DiCaprio y Brad Pitt interpretando el primero a Rick Dalton, un cuarentón actor de películas del oeste que tienen sus días contados en la industria, por su edad y por haberse encasillado en este género y el segundo Cliff Booth, un taciturno doble de películas de Hollywood quien trabaja con Dalton y con quien desarrolla una especial amistad. La historia de estos personajes ficticios dentro de la historia real juega el papel de paralelo perfecto, las escenas de estos personajes se mesclan con las de Tate y su vida con Polansky. La carrera en picada de Dalton contrasta con la fresca y prometedora carrera de Tate y la vida en el film los lleva a ser vecinos, bendita casualidad del destino de nombre Tarantino, que maneja una historia real a su antojo y a su estilo, pues no faltan las extravagancias, los gustos del director colados en el film , como su gusto por las películas de artes marciales, pues el mismo Bruce Lee aparece en el film encarnado en un actor de gran parecido al verdadero; la comicidad sugerida, agazapada casi escondida que nos saca una que otra carcajada, el absurdo y por supuesto la crudeza de las escenas violentas que nos sacuden del asiento pues no las esperábamos. Tarantino de cabo a rabo – por decirlo a su estilo – esta presente en todo film mostrando la madurez que dan el tiempo y la experiencia al cuajado director.

El papel de Sharon Tate esta a cargo de Margot Robbie, el personaje es casi angelical, Tarantino logra que el espectador se enamore de ella, cruel artimaña por la que logra mantenernos presagiando un final ya conocido y cuando este finalmente llega, otra vez el juego del destino lo cambia todo dejándonos con una sensación de justicia y alivio.

El inmejorable casting también tienen entre sus actores a Al Pacino en el papel de un productor italiano que lleva a Dalton a Italia a continuar su moribunda carrera.

En “Once upon a time in Hollywood” vemos a un  DiCaprio de lujo con escenas tan hermosas como la conversación de Dalton con la niña actriz, escena en la que sale la parte humana del actor de westerns y desnuda su alma frente a una niña de una madurez inusual, los textos de la escena y las actuaciones hacen de ella una de las favoritas del film como en la que Dalton dentro de su camper se recrimina así mismo por su alcoholismo, por no estar a la altura de la filmación y una vez más vemos la parte humana, la angustia y el sufrimiento del protagonista. La forma como el actor procesa cada sentimiento, sus cambios de humor, su personalidad consecuente en todo el film hacen que DiCaprio merezca los elogios de una gran actuación por su protagónico.  Brad Pitt por su parte con esa pasividad que lo caracteriza y que a veces lo encasilla en alguno de sus films, calza perfecto con el carácter de Cliff Booth, un psicópata bueno por decirlo de alguna manera que por momentos me pone a pensar que hace las veces de opuesto de Manson , al cual genialmente sólo vemos una vez en el film y por muy corto tiempo, sin embargo su sombra esta presente en todo momento como artífice del crimen, pero así como fue en la vida real,  él no estará físicamente pero si sus macabras encomiendas.

 

Un film que no se puede perder, un film tal vez para ver más de una vez y terminar de asimilar, de digerir o de saborear como el mejor bombón de cianuro.

 

© All rights reserved Dotty Vásquez Mantero

Dotty Vásquez Mantero nace en Lima, Perú en 1967. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima y fue profesora de Lenguaje Cinematográfico y Guión. En la actualidad ejerce como formadora, periodista y escritora de literatura infantil en la ciudad de Miami.

Dottyvasquez@gmail.com

 

One response to “ONCE UPON A TIME IN HOLLYWOOD. Un film de Quentin Tarantino.

  1. Una pieza exquisitamente loca donde el propio Tarantino juego con la rivalidad,a la vez, que existió entre los actores de la época y la que se da en la realidad entre ambos actores que la protagonizan. Di Carpio y Brad Pitt Gran reseña Dotty.Abrazos

Leave a Reply