OKURIBITO: Una lección de vida dada por la misma muerte. Un film de Yojiro Takita.

OkuribitoTitulo Original: Okuribito (Departures).

Año: 2008.

País: Japón

Director: Yojiro Takita

Guion: Koyama Kundo

Música: Joe Hisaishi

Fotografía: Takeshi Hamada

Reparto: Mashiro Motoki, Tsutomo Yamazaki, Ryoko Hirosue, Kasuko Yoshiyuki, Kimiko Yo, Takashi Sasano, Toru Minegishi, Tetta Sugimoto, Yukiko Yachibana, Tatsuo Yamada.

Género: Drama

Sinopsis: Daigo Kobayashi, violoncelista de una orquesta que se acaba de disolver, acaba sin trabajo y sin demasiada esperanza. Por ello decide regresar a su ciudad natal en compañía de su esposa. Allí consigue un empleo en una funeraria, limpia cuerpos, los coloca en su ataúd y los envía al otro mundo de la mejor forma posible. Aunque su esposa y sus vecinos contemplan con desagrado este puesto, Daigo descubrirá en este ritual de muerte la chispa vital que le faltaba a su propia vida. (FILMAFFINITY)

Okurubito es un film cuyo proceso de creación duro casi 10 años, proceso en el que estuvieron involucrados no sólo el director y guionista del film, sino también su actor principal, Mashiro Motoki, quien había leído libros que tenían que ver con el tema de la muerte y el ritual Nokanshi. Había viajado a la India y quedó impresionado con los rituales mortuorios en Benarés, esto lo motivó a escribir un libro sobre el tema y lo llevó a pensar que se podría también trabajar de manera cinematográfica; así se concibe este film, que se inspiró inicialmente en uno de los libros que Motoki leyera ¨Cofinnman¨ una autobiografía de Aoki Shinmon, para luego cambiar de rumbo, modificándose de acuerdo a la concepción de su director y de su guionista.

Okuribito o Despedidas como se le llamaría en español es un film audaz en cuanto a su temática. En Japón por cuestiones culturales la muerte está asociada a la impureza y desde épocas antiguas todo aquel que estuviera relacionado a los rituales mortuorios o que tuviera que ver con esta empresa era visto como impuro y era de alguna manera excluido de la sociedad. En la actualidad en Japón existen muchos rituales, Nokanshi es uno de ellos y es practicado en zonas rurales, pero aún se sigue discriminando a quienes los practican. Hago esta previa explicación porque muchas veces los films de oriente poseen diferencias culturales marcadas respecto a los de occidente y si no son comprendidas, el espectador corre el riesgo de no entender el total de lo que quiere decir el film.

Okuribito es un film completo en cuanto a su concepción, posee un excelente guión, de aquellos guiones de fórmula que no tienen pierde y que me recordó salvando las distancias culturales y de tema al inolvidable film Cinema Paradiso. En cuanto a la estructura del guión se puede decir que siguen el mismo patrón, salpicada también de muchos momentos cómicos, pero muy al estilo oriental, que rompen con la crudeza y porque no decirlo el morbo sobre el tema de la muerte. Posee además una imponente banda sonora, cuyas melodías nos sensibilizan a tal punto que por momentos nos arrancan una que otra lágrima, la música se intensifica en los momentos en que la emoción de la historia también lo hace creando un doble impacto en el espectador. La dirección de Yojiro Takita también se presta a ser elogiada, el acertado casting y el trabajo de los actores refuerza esta apreciación.

Sin embargo el film ha sido elogiado pero también criticado, hay quienes resaltan un aspecto negativo tachándolo de melodramático, el cual no comparto, creo que como espectadores debemos apreciar un film de acuerdo a como fue concebido y este es un film oriental, tiene otro lenguaje, otro simbolismo, otro dramatismo e incluso otro humor. Se presenta una gama de situaciones, emociones, reacciones y sentimientos relacionados con la muerte, todos diferentes pero finalmente todos muy humanos, los sufrimientos de los seres queridos son diversos algunos más expresivos que otros, pero humanos al fin y este componente produce un cambio radical en el protagonista y una nueva manera de ver su misión de vida; a nosotros como espectadores nos da la posibilidad de ver este trabajo, como un trabajo de respeto absoluto al difunto, el cual lo dignifica , pues está hecho con mucho cuidado y hasta elegancia; creando un impacto en sus deudos quienes se sienten reconfortados al permitirles hacer más llevaderos los últimos momentos con su ser querido.

Okuribito es una lección de vida tomando como punto de partida la misma muerte, un film de lecciones y reflexiones que vale la pena ver. Puede rentarla a través de Amazon.

© All rights reserved Dotty Vásquez Mantero

Dotty para NagariDotty Vásquez Mantero nace en Lima, Perú en 1967. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima y fue profesora de Lenguaje Cinematográfico y Guión. En la actualidad ejerce como formadora, periodista y escritora de literatura infantil en la ciudad de Miami.

Dottyvasquez@gmail.com

Leave a Reply