ON THE ROAD de Walter Salles Si viajas sin rumbo…lo vives todo: lo desconocido y lo invivible.

On the roadTítulo: On the road (En la carretera) 2012  Duración 136 min. País Francia Director Walter Salles

Guión José Rivera (Novela: Jack Kerouac) Música Gustavo Santaolalla Fotografía  Eric Gautier Reparto Garrett Hedlund, Sam Riley, Kristen Stewart, Amy Adams, Tom Sturridge, Viggo Mortensen, Alice Braga, Elisabeth Moss, Kirsten Dunst, Terrence Howard, Steve Buscemi

Sinopsis. Tras la muerte de su padre, Sal Paradise (Sam Riley), un neoyorquino que aspira a ser escritor, conoce a Dean Moriarty (Garrett Hedlund), un ex-presidiario de un encanto arrollador y casado con la liberada y seductora Marylou (Kristen Stewart). Sal y Dean se hacen amigos al instante. Sedientos de libertad y decididos a huir de la rutina y la monotonía, emprenden un viaje hacia el Sur con Marylou. Adaptación de la novela homónima (1957) de Jack Kerouac, obra clave de la generación “Beat”, que describe un viaje desenfrenado a finales de los años cuarenta. (FILMAFFINITY)

“Y me arrastré, como he hecho a lo largo de mi vida con la gente que me interesaba. Porque la única gente que me interesa es la que está loca…loca por vivir, loca por comunicarse…la que nunca bosteza, ni asiste a lugares corrientes…sino que arde y arde como bengalas en la mitad de la noche”.  Así teclea Sal ( nombre postizo en la novela que sustituye a su propio autor, Jack Kerouack ) en su máquina de escribir después de correrse una jornada de alcohol, jazz y amistad con sus colegas Dean Moriarty (Neil Cassady) y Carlo Marx (Allen Ginsberg). Nada definiría mejor los valores de la generación beat que este pequeño párrafo.

¿Qué aliciente queda después de acabada la segunda guerra mundial para la juventud donde todo estaba aún por hacer y había tantas oportunidades?. Pues bien ante tanto mito y facilidad para la generación del baby boom la respuesta fue su antítesis, el beat down, concepto de origen jazzístico, donde sale la palabra beat: es decir la holgazanería, las drogas, la libertad sexual…la escritura. Lo que los críticos definieron cono la prosa espontánea.  Ante el camino oficial sólo quedaba el atajo… la carretera. Y una de ellas, fue la famosa ruta 66 que cruza el país de costa a costa y que tan bien nos narra tanto el autor, como Walter Salles, en la película. Las paradas; Nueva York, Denver, Chicago, L.A, México…

La obra siempre fue difícil de rodar por esta prosa tan especial que tenía Jack Kerouac. Yo le hago la crítica a una confusión a la hora de dar más importancia a Kerouack que a su amigo inseparable Neil Cassady, protagonista esencial de la obra. Pero yo pienso que Salles ha conseguido desarrollar un buen film sin por eso calificarla de brillante como lo fue su primera obra de acogida  internacional Central do Brasil 1995 y la bien merecida y aclamada Diarios de motocicleta 2004  sobre la vida de juventud del comandante Che Guevara (… olviden ahora sus preferencias políticas de ambos lados, ya que tengo lectores en las mismas). Y  Kristen Stewart se desenvuelve con aquella limpieza impúdica que requiere una mujer joven y liberada. El cameo de Mortensen haciendo de loco heroinómano en el papel de Burroughs  también lo vale así como la música de Santaolalla. Yo para finalizar, emulo el poema Aullido de Allen Ginsberg sobre lo que fueron aquellos tiempos «He visto a las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura». ER.

Leave a Reply