CREER O NO CREER. SENSACIONES O PRESENCIAS. Máximo Caminero

He encontrado en la web, el libro de una exposición llamada “Desencuentros”, un compendio de veinte años, acerca de la obra anterior de un pintor.

Taínos. Contra y amuletos.  Principio y fin, o el Yin Yang de un artista. Toda forma existente, positiva y negativa dentro de un cuadrado o rectángulo, firmada con un par de letras, casi imperceptibles, en algunas de las obras, que observamos: CM, Máximo Caminero.

Aun cuando, en su obra anterior, se descubren imágenes más compactas en la tela, y observamos en la misma, un juego de colores y una paleta más brillante, la obra actual de Caminero, es más enérgica. Desde sus nuevos lienzos, se pueden presentir miradas que acechan o reclaman al espectador alguna postura, tal vez, acerca de la importancia de la inclusión igualitaria en la arena del arte, con todo su carácter, ansiedad e intensidad, o un discurso por no manifestarse, ni apoyar, a la hora del reclamo, cuando este fue.

La herencia histórica, es lo que flanquea las pinturas de Caminero. Absorbida y expuesta, la tradición taína, se encuentra en cada pintura del artista, donde salvaguarda  todo su origen.

Con esa geométrica, Caminero se anticipa en el lienzo,  y no da tregua al espacio. Amuletos y figuras, se aglomeran en el plano. Vinculadas. Abrazadas. Una forma encadenada, une a la siguiente, de norte a sur, de este a oeste.

El artista, en su tela virginal, construye limites, que él mismo se  permite transgredir. Raya, sombrea y vuelve a marcar cada centímetro, logrando en ese frenesí, darle forma a ciertos personajes o animales, recurrentes o no, dentro del cubismo abstracto, que su ojo mental demanda. Ese registro histórico, innato en el artista, demuestra su autonomía gestual, en cada pieza.

Muchas de las obras están dominadas por esferas brillantes o relucientes, desde donde se aprecia cierta luz. Otro elemento visible son las líneas oscuras que cruzan en todas direcciones.

Esto ocurre, porque el artista presenta en una misma superficie,  todos los puntos de vista que ha decidido exponer en la obra, es decir, Caminero emite una idea en diferentes lenguajes, que se dan en un mismo espacio y tiempo.

Estos lazos,  bien podrían ser la silueta de ciertas entidades de otro mundo. ¿Deidades?  Allí se encontrará el espectador, libre de escoger el diálogo deseado, tanto con la obra, como con el artista y adaptarse al mismo, para avanzar al siguiente eslabón representado, de golpe, dentro del cuadro.

Pero está claro: Todo aquí está protegido por una contra.

Gloria MiládelaRoca

Contacto con el artista:

massmaximo@hotmail.com

Instagram: @maximocaminero

Leave a Reply