AMORES Y DESAMORES: SIETE POEMAS DE HÉCTOR MANUEL GUTIÉRREZ

COINCIDENCIAS

¿Coincidencias?

En la misma fecha en que me llegaron tus manos y te envié las mías,

me llegó un disco que había ordenado. Se titula “Mudras”.

Ese día no estaba pensando en manos, ni en tangos.

Hacía poco que se había mencionado el mar,

tu cercanía al mar,

tu lejanía del mar… y me habías estimulado a pensar.

Pensaba en el mar…  lo que me trae, lo que me lleva…

cómo me atrae, cómo me aleja…

cómo me asocia con las imágenes de la costa…

cómo me transporta al agua que bañaba la arena

aquella tarde en que te sumergías

en los pocos pies de océano que pretendían cubrir tus pechos.

Te regocijabas entre sol y mar con el torso desnudo,

mientras yo, presa de la timidez, te resguardaba para que no te vieran.

Recuerdo que un chico que nadaba,

a veces se acercaba demasiado a nuestro “territorio”.

He escrito alguna vez sobre el mar.

Algún día leerás mis textos.

En todo esto y más, pensaba cuando abrí el mensaje de las manos y el mate.

UN ACUERDO SIN FIRMAR

Que el corazón no se pase de moda,
que los otoños te doren la piel,
que cada noche sea noche de bodas,
que no se ponga la luna de miel.

Joaquín Sabina

Por supuesto: me dejas transformar

tu natural y heredada locura,

que se transmuta en otros enseres,

en otros tapujos que no son más que la locura misma.

Tu urgencia, que por lo general arrasa casi todo,

con mi paz [que es a veces irritante sosiego]

se reduce o disimula.

Yo te dejo entrar en mi esfera lunar que contempla y analiza

(mejor aún: te doy permiso)…

o te apaciguas en mis moléculas de humor

ese humor que abarca y sintetiza.

Entonces te detienes… emulas…

te amoldas …

Y ahí, en ese lugar anacrónico y oculto,

placentero y afectuoso,

tu discurso se vuelve mi discurso…

y en trance singular,

mi distancia es ahora tu propia respiración

mi pulso tu rumor.

Unas posibilidades se abren…

otras se cierran.

Y para entonces…lo demás… ¿qué importa?

MI DÍA SE ECHA A PERDER

Se entrecierran sus ojos de penumbra y de fuego
y propone al deseo el enigma de su cuerpo
con el tierno abandono de un dios que es mujer.

Margarite Yourcenar

Mi día se echa a perder si no me doy una ducha en la mañana.

Sin embargo, no acostumbro bañarme antes de acostarme.

Sólo me lavo la cara, me cepillo los dientes y me voy a la cama.

Anoche tuve que bañarme y embadurnar con jabón los ventanales.

Esta mañana tuve que hacer lo mismo.

Todavía subsiste el bálsamo de la pequeña laguna

marcada en la parte anterior de las pantaletas rojas.

A estas alturas me pregunto si las emanaciones

son partículas embutidas en las paredes de la nariz

o son registros electromagnéticos

que permanecen en mi cerebro aun en contra de mi voluntad.

¡OH, SENSACIÓN!

 

Ah, divina imagen:

después de la consumación

verte entusiasmada, trayendo

regalos de pensamiento y corazón.

No sentir que me ves

como saco de pus,

madera carcomida,

o grumete perenne en barco sin rumbo,

antes de echarte  a dormir

con hambre animal saciada.

PERDONA

Perdona si lo que asomó por un momento fue natura.

A veces sucede.

Aunque no lo llames, el cuerpo responde y se filtra.

Entonces te sale,  como un intruso que juega a escondidas,

el protocolo impropio e insensato.

Quizás debí haber dicho,

en vez de lo que el texto adelantó sin mi permiso,

que la incertidumbre se me aúna con el gusto;

que no sé si me sentiré cómodo o molesto;

que ignoro si las almas se rechazarán como es debido,

o se amoldarán en una bienvenida mutua, que es lo ilícito.

SI

Si…

sus fines de semana parecen durar apenas unas horas, no un siglo como los tuyos, es que no te extraña.

cuando está sola tu presencia se esfuma, es insondable la distancia.

valora más el silencio que las palabras, en realidad no te escucha.

prefiere lo físico al romance, no eres más que un substituto, una cura temporal a algún ninguneo.

su léxico es escaso y repetitivo, no hay suficiente conmoción en sus entrañas.

disfruta y añora el recibir y pospone el dar, no hay intercambio.

tus cartas de amor no la enternecen, no hay correspondencia.

no lee los libros que le regalas, no importa cuán perversamente deliciosos, su intelecto es nulo.

su preferencia insiste en permanecer en lo superficial, acéptalo: nunca irá más lejos.

las letras y músicas que compartes no la estremecen, desecha el intento: es pared.

no sientes en ella reacción a lo creativo, de su parte no esperes reciprocidad.

tu intensidad la abruma y no lo expresa, no esperes encontrar profundidad.

Si…

su libido cae demasiado temprano en las sesiones íntimas, reconócelo: su mente está en otro lugar.

no le gustan tus aromas y no saborea tus líquidos, no hay vínculo.

no aprecia tus zonas corporales, no trates de imponerlas..

el sabor de tus besos se evapora en ella con rapidez, comprende: no tú, sino otro ser, la satura.

Es calle de una sola vía, no hay retorno.

no percibe tu mirada dulce, calmante y amorosa, no hay alma en sus ojos.

no llora ante el sufrimiento de otros, no hay empatía.

ignora invitaciones a tu especial universo, no insistas: probablemente no ha encontrado el suyo.

no anuncia ni comparte sus momentos de intimidad, para ella no existes.

no hay anticipación de encuentros ni recuerdos placenteros, no has dejado huella.

su cuerpo no es tibio y acogedor cuando estás cerca, entonces su corazón está helado o late por otro.

Si…

da poca importancia a tu gentileza y vulnerabilidad de hombre, puede que las carezca.

sus deseos de último minuto los causa el sentimiento de culpa y no la necesidad de ti, no le des crédito.

el deseo de verte de pronto se convierte en negatividad, sólo busca su satisfacción,.

la timidez se convierte en su escudo y no su lucha, esquívala…o te consumirá a ti.

sus monstruos interiores le impiden crecer y abrirse, disfruta tú tus victorias.

está siempre ocupada y con poco tiempo disponible, detente: está en su habitat .

su respiración es silente y el pulso no se acelera, sus humores no te pertenecen.

tus comentarios salpicados de lenguaje poético le suenan a quejas y lamentos, no los compartas.

la coherencia de tus textos la desanima, elimínalos del todo.

tu discurso no la impresiona, modifícalos o no tengas ninguno.

su “ritmo” no compagina, cambia el tuyo o márchate.

tú eres el amante y ella la amada, allí no habrá llama jamás.

sus sentimientos no son espontáneos, no los fuerces.

no muestra hambre empapada de amor: no pierdas tu tiempo.

Si…

la soledad se elogia, la aparente camaradería es fingida.

no conoce el placer del dolor y el gozo de las lágrimas, desiste: la pasión no se enseña.

Si no hay paciencia en la espera, irá a buscar  la saciedad en otro[s].

no hay sentir cuando estás lejos, tranquilo mi socio: puede que después de todo no te ame.

te niega una pieza en la danza del amor, acéptalo: a veces es preferible bailar solo.

TEMA DECADENTE PARA UN BOLERO

“Te vas porque yo quiero que te vayas,”

canta el macho bolero.

A fin de cuentas…

adiós contornos glúteos

que deslindan adiposas pelvis:

dobles pistolas envainadas

tras ricas fundas de piel.

Por mi parte,

admito que mastico arena.

Mas si hubo gusto en algún cuarto ajeno,

la memoria excluye momentos felices

y tras severo inventario este saldo dejas:

interminables soliloquios,

indiscretos vellos que la lengua hieren,

mocos de trasnoche, de neurosis lágrimas,

ayuno vómito, nicotino aliento,

imprudentes eructos de ron y desvelo,

exabruptos con diarrea del simpático nervio,

mariscosas menses, con sabor a orina,

residuos peligrosos de otras leches

¡Sabe Dios cuánto in vitro ahogó tus centros!

Como ves,  no es mucho: evulsión, hernia.

Amor: exactor mortis que barre el viento.

Aborda tu frágil bote de vela.

¡Y buena suerte!

“Cuida que no naufrague” con tu nuevo mecenas.

© All rights reserved Héctor Manuel Gutiérrez

Héctor Manuel Gutiérrez, Miami, ha realizado trabajos de investigación periodística y contribuido con poemas, ensayos, cuentos y prosa poética para Latin Beat Magazine, Latino Stuff Review, Nagari, Poetas y Escritores Miami, Signum Nous, Suburbano, Ekatombe, Eka Magazine y Nomenclatura, de la Universidad de Kentucky. Ha sido reportero independiente para los servicios de “Enfoque Nacional”, “Panorama Hispano” y “Latin American News Service” en la cadena difusora Radio Pública Nacional [NPR]. Cursó estudios de lenguas romances y música en City University of New York [CUNY]. Obtuvo su maestría en español y doctorado en filosofía y letras de la Universidad Internacional de la Florida [FIU]. Es miembro de Academia.edu, National Collegiate Hispanic Honor Society [Sigma Delta Pi], Modern Language Association [MLA], y Florida Foreign Language Association [FFLA]. Creador de un sub-género literario que llama cuarentenas, es autor de los libros CUARENTENAS, Authorhouse, marzo de 2011, CUARENTENAS: SEGUNDA EDICIÓN, agosto de 2015, y CUANDO EL VIENTO ES AMIGO, iUniverse, abril del 2019. Les da los toques finales a dos próximos libros, AUTORÍA: ENSAYOS AL REVERSO, antología de ensayos con temas diversos, y LA UTOPÍA INTERIOR, estudio analítico de la ensayística de Ernesto Sábato.

Leave a Reply