MUJER DE OJOS EXTREMOS Y OTROS POEMAS. A. P. ALENCART

Publicado el

MUJER DE OJOS EXTREMOS

(Jacqueline)

 

Mujer de ojos extremos: soy todo convulsión

durando en músculos de flamígero presidio; soy el juzgado

y condenado cuando me ausento a veces por el otro

tiempo de la manzana; soy el ángel rehabilitado

que te sigue con su ala de amor, gentileza

contra los bárbaros; soy el que desdeña pertenencias

que no hacen falta, manos en ardimiento,

violín flotando por aguas amargas, por soles trizados

pero siempre a tu lado, a las veintitrés lunas de tus huesos,

a tus noches henchidas quedándose para que bese

tus sueños y cosquillee tu torso hasta volverte

gacela del Líbano viniéndome cuidadosa.

 

Tú, que tienes de Querubina, alúmbrame con luciérnagas

y cuida mis desgracias, mis espectros de dos lenguas,

mis miradas deshilachadas, mi vida individual

y colectiva: cuídame hasta la última edad, diluvia

en mi fisiología, relaciónate, relígate, ora conmigo ahora

y en la hora del gozo, del llanto de la exacta realidad,

creando a fondo la comunión carnal y los vientos

favorables del espíritu.

 

Yo te necesito, mujer de seda y acero: necesito tus ojos

extremos para crucificarme tan de continuo,

para ser testigo de tus llamas sin corrupción, alimento

para mi supervivencia que ya rectificó su rumbo

y atraviesa tu noche única de prodigios como si hubiese

sido un sueño apretado a nosotros mismos,

en plena acción de tierras y cielos aplicándose

al oído tus susurros y los míos.

 

Mujer: espósame con invocaciones

que nombran lo amado, con emoción continua, con risas

que destellen eternidad y asedio a mis partes mortales,

aisladas por tu respiración en mitad de la almohada:

centro vivo, pulsación que me concierne, cerebro febril

gravitando en la certeza de mis manos, movimiento

libre de tus nervios principales en cuya rotación

nunca quedo a oscuras.

 

Mujer de ojos extremos: te cobijo ahora que sientes frío

y el ruido del mundo atasca historias a la orilla de tu río,

de tu bosque, de tu cielo de tantas estrellas,

allí donde bailé contigo baladas y promesas

hasta hacerse agua nuestra boca tan temprano, juntos los dos

pero distintos a todos, éxodo tras éxodo para gestar

al unigénito portador de todas las sangres

de aquellos forasteros

que nos legaron un corazón alejado del odio.

 

Yo te beso,

mujer madurada bajo el roce íntimo

de mis días vertiginosos.

 

Te beso

porque cabes en mis brazos

y giras tu curva esplendorosa

para que te respire

como a la esposa del amor

que está junto a mí

en todas las resurrecciones.

 

Jacqueline, de Enrique Gracia Trinidad
Jacqueline, de Enrique Gracia Trinidad

 

PRIVILEGIOS DEL CONFUSO

 

A veces confundo el mar con el amor

y braceo la noche entera

hasta agotar el agua de tu cuerpo.

 

A veces confundo el amor con las estrellas

y toda la enmelada noche me embarco

en singladuras increíbles por tu cosmos.

 

A veces confundo las estrellas con tus labios

y esa noche deliciosa, bajo las primeras

lavas, muerdo tu abierta boca para siempre.

 

A veces confundo los labios con tu cintura

y a ella me agarro con felicidad tremenda

hasta que resplandezca la noche complaciente.

 

A veces confundo la cintura con tus sentidos

que velan mis armas en apogeo, y saco

brillo a la envolvente noche de los cuerpos.

 

A veces confundo los sentidos que completan

con el eco de tu voz que se enmadeja

en la aurora boreal de mis ofrendas.

 

Tengo el privilegio de gozar de tu íntimo arrullo

para mi confusión tan deslumbrante.

 

Así estoy entre tu carne;

así estoy entre tu espíritu.

 

 

 

EVA

 

Tú, a ti te hablo,

hembra del hombre,

 

varona que haces

temblar

a tu otra costilla.

 

Tú eres la fuerza

del mundo,

mujer

que aguardas

la noche

para preñar de luz

al hombre

que privatizaste

para tu amparo

 

y deleite.

 

 

 

AQUÍ ES EL CIELO

 

En este campo de amapolas

voy orando por nuestras vidas.

 

Entreabre tus brazos,

amada esposa (días

y noches, noches

y días).

 

© All rights reserved Alfredo Pérez Alencart

 

Alfredo Pérez Alencart (por José Amador)Alfredo Pérez Alencart (Puerto Maldonado, Perú, 1962). Poeta y ensayista peruano-español, profesor de la Universidad de Salamanca desde 1987. Fue secretario de la Cátedra de Poética “Fray Luis de León” de la Universidad Pontificia (entre 1992 y 1998), y es coordinador, desde 1998, de los Encuentros de Poetas Iberoamericanos, que organiza la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes. Actualmente es columnista de los periódicos La Razón y El Norte de Castilla, así como de varios diarios y revistas digitales de España y América Latina. Poemarios suyos publicados son: La voluntad enhechizada (2001), Madre Selva (2002), Ofrendas al tercer hijo de Amparo Bidon (2003), Pájaros bajo la piel del alma (2006), Hombres trabajando (2007), Cristo del Alma (2009), Estación de las tormentas (2009), Savia de las Antípodas (2009), Aquí hago justicia (2010), Cartografía de las revelaciones (2011), Margens de um mundo ou Mosaico Lusitano (2011), Prontuario de Infinito (2012), La piedra en la lengua (2013), Memorial  de Tierraverde (2014), El sol de los ciegos (2014), Hasta que Él vuelva (2014), Lo más oscuro (2015) y Los éxodos, los exilios (2015). También las antologías Oídme, mis Hermanos (2009), Da selva a Salamanca (2012), Antología Búlgara (2013), Monarquía del Asombro (2013), Regreso a Galilea (2014) e Invocación (Antología portuguesa, 2014). Hay un ensayo sobre su obra, Pérez Alencart: la poética del asombro (2006) de Enrique Viloria, y Arca de los Afectos (2012), homenaje de 230 escritores y artistas de cuatro continentes. Su poesía ha sido traducida a 25 idiomas y ha recibido, por el conjunto de su obra, el Premio Internacional de Poesía “Medalla Vicente Gerbasi” (Venezuela, 2009), el Premio “Jorge Guillén” de Poesía (España, 2012) y el Premio “Humberto Peregrino” (Brasil, 2015), entre otros.

Comments

MUJER DE OJOS EXTREMOS Y OTROS POEMAS. A. P. ALENCART

  1. Qué estupendo poeta es A. P. Alencart. No conocía su obra, pero de seguro que leeré más cosas suyas

  2. Los cuatro poemas son magníficos. Agradezco a Nagari la publicación de versos que contienen alta poesía.

  3. Grato pela partilha Alfredo!

    Extraordinários Poemas de Amor de tua autoria publicados do outro lado do Mundo!

    Que prossigas nessa voragem da Poesia e das suas reverberações!

  4. Querido amigo, gracias por brindarme el poder leer estos poemas tan bellos de tu Amor, sabes que es una de mis pasiones y es uno de los que más me han impactado “yo te necesito mujer de seda y acero: necesito tus ojos extremos para crucificarme tan de continuo” ¡precioso y perfecto! Enhorabuena amigo a tu poesía y a tu amor, un fuerte abrazo.

  5. Caro Alfredo, não sei qual dos poemas é mais tocantes, se o Mujer de ojos extremos, ou o Privilegio del confuso! De qualquer maneira, tê-los escrito para sua “musa”, é, já, um belo ato de amor!
    Rizolete Fernandes (Brasil)

  6. Leerte, Alfredo, y acudir al Cantar para volver de nuevo a tus versos. Fundirme en los unos y en los otros y echarlos al viento para que germinen.

  7. El eros del Cantares emerge en estos bellos versos a Jaqueline. Un abrazo a los del Tormes.

  8. Estupendos poemas, cada cual diferente y, sin embargo, irradiando esa chispa de la Poesía que ilumina la existencia humana.

  9. Estimado Alfredo: Gracias por compartir estos bellos poemas, llenos de amor en estado puro, escritos con mucho talento y gran fineza. Felicitaciones!

  10. Qué hermoso texto! “…Mujer de ojos extremos: te cobijo ahora que sientes frío
    y el ruido del mundo atasca historias a la orilla de tu río,
    de tu bosque, de tu cielo de tantas estrellas,…”.
    Felicidades, hermoso hermano de la vida!

  11. ¡Felicitaciones, Alfredo! ¡Muy buenos poemas! Pondré el enlace en mi perfil en Facebook.

  12. que belos poemas, querido Alfredo.
    a começar pelo título.
    lindíssimos.
    uma bela declaração de amor.
    é bom ler poesia assim, com essa densidade.

  13. Querido Alfredo: Gosto de tever assim criativo – e criador. Parabéns por estes poemas dedicados a Jacqueline, a essa “mujer de ojos extremos” e, também, “mujer de seda e acero”. Fraterno abraço.

  14. Bellísimos poemas, Alfredo. Dios siga bendiciendo tu talento, para nuestro deleite.

  15. Amigo Alencart, mi mejor felicitación por la calidad de estos poemas que se enraízan en el profundo amor.

  16. Estos versos me han reconciliado con la mejor poesía amorosa, esa que viene e3n línea directa del cantar de los Cantares. Gracias!!!

  17. Mi querido Alfredo: Precioso el poema dedicado a tu compañera de toda la vida. Lo he leído tres veces.

  18. Estimado Alfredo: Me alegro muchísimo por tus éxitos . Cuando pienso en ti pienso en un poeta compañero, hijo de la globalización y de la hermandad, Recibe mi abrazo, mi estima y mi amistad.

  19. Mis felicitaciones por esta poesía que dice tanto de las querencias, y con tanta fineza. Son poemas que dejan imágenes que no se olvidan.

  20. Magníficos poemas, amigo Alfredo. Estoy traduciendo al inglés Privilegios del confuso. Saludos desde Chicago.

  21. Mujer de ojos extremos y Eva, dos poemas que ya guardo en mi memoria. Felicitaciones, poeta Alencart.

  22. Querido amigo poeta Alfredo,
    somente hoje li teus belíssimos
    poemas de amor “extremo” que são
    de uma delicadeza perturbadora,
    etéreos e palpáveis.
    Teus poemas me fazem lembrar
    a lírica amorosa de Dante, enaltecendo Beatriz.
    Um dos versos finais dessa coleção, que cito de memória, diz:
    “Amor che muove il ciel e le altre stelle”.
    Abraços fraternos para ti e para a querida Jacqueline.

  23. Como siempre, un placer leer tus hermosos versos. El poema que le dedicas a Jacqueline es precioso, y la ilustración de Enrique, lo viste de primavera.

    Me alegro mucho de tus éxitos.

  24. Felicitaciones, Alfredo, tus versos ya navegan a una y otra orilla de nuestro idioma. Especialmente me ha encantado ‘Privilegios del confuso’. Gracias y bendiciones.

  25. Una poesía que realmente sabe cómo conmover a lectoras que, como yo, somos poco dadas a acercarnos a los versos.

  26. Mi enhorabuena por estos hermosos poemas. amigo Alencart. Toda tu poesía me gusta porque la siento genuina, nada impostada.

  27. Poesía de primera calidad, y más aún tratando lo amoroso con una fineza y una profundidad marcada por la sugerencia..

  28. Sublime, intensa e generosa Poesia dedicada à Mulher amada. Muito belo, o quadro de Enrique Gracia Trinidad.

    Parabéns, admirável Poeta!

Leave a Reply

Translate »