EL DIARIO DE UN TAL CRISTOBAL. Steven Salgado

Esta noche Christian no ha abierto su diario, cree que ya no hay más que escribir. Es el final. Aleja su cuerpo del escritorio, piensa en el error al que le llevaron seguir sus sueños, sale de su habitación, baja las escaleras, se encuentra frente a las puertas de la bóveda principal, las abre, en su interior ve el vacío, no hay alimentos, sólo libros. – …como si estos alimentaran el hambre de noventa hombres fieros y listos para un motín… – Se dice – debí haberlos dejado en la Tierra, así hubiera tenido más espacio para más alimentos, pero ya de qué sirve arrepentirse… Seguí las coordenadas de las estrellas, debería ver aquí, en este extremo de la galaxia, una fuente de energía que ayudara a la Tierra a seguir viva.Todo lo invertido, las tres naves, la vida de noventa hombres y la de setenta mil millones en casa. – Christian se acerca hacia los libros. –Verne, Wells, Stevenson,los puse aquí porque eran mi fuente de inspiración. Fracasé, lo siento.– Christian sigue mirando el estante de los libros, de los más antiguos, los de la primera era de los hombres. Mira uno que le llama la atención – ¿El diario de Cristóbal?No recuerdo haber puesto este libro aquí.Saben, nunca avancé más allá de la portada, aun minuto para mi muerte, sería bueno abrirlo. – Christian, abre el libro, justo en medio y lee en silencio:

– Once de Octubre de mil cuatrocientos noventa y dos. Llevo navegando ciento cuarenta y siete días- Oh, un navegante como yo –Dice Christian –las provisiones se han acabado, no puedo ver más que la oscuridad en esta bóveda donde me encuentro justo ahora.Me dejé guiar por las estrellas. Las Indias deberían estar aquí, sin embargo, no veo más que mi miedo,este es el fin, mañana por la mañana los noventa hombres que he conducido librarán un motín en mi contra, ganarán y estas líneas se perderán como tantas otras, tan sólo quisiera que de alguna u otra manera estas palabras lleguen a la persona indica, en algún futuro, para decirle que hubo un hombre que a pesar de su error, murió valientemente aceptando su fracaso. Sólo quise descubrir un nuevo camino…un momento, alguien llama a la puerta. Es Rodrigo, está agitado. ¿Qué ocurre? le pregunto. Señor Cristóbal, no lo va a creer, venga a la proa… me acaba de decir. Lo sé, es el final y lo acepto.Dejo de escribir… – Christian pasa la página, se da cuenta que la siguiente está arrancada, la siguiente a esa es del día trece de Octubre.– ¿Qué pasó el doce? –

– Capitán –Escucha Christian.

-¿Quién eres tú?

– Rodrigo Señor. Uno de sus tripulantes.

– ¿Rodrigo?

– Sí.

– ¿Qué ocurre, Rodrigo?

– Debe subir al cuarto de mando…

– Lo que tengan que hacer que sea aquí mismo. 

– No Señor, creo que usted no entiende… 

– ¿Qué? –

Christian mira el diario abierto de Cristóbal, está en el día trece de Octubre.

– Algo importante ha ocurrido¿verdad?

– Sí, señor.

Christian lee – Trece de Octubre de mil cuatrocientos noventa y dos: Los habitantes de este nuevo mundo nos han tratado como dioses, podemos hacer lo que queramos con ellos, dicen que hay una fuente de oro más al sur. 

– Un nuevo mundo señor, tiene agua, aire y bosques como dicen que era la Tierra. Usted tenía razón. Tiene que verlo con sus propios ojos.

– Espera, debo terminar de leer esta página este navegante quiere decirme algo importante: Como quisiera que este encuentro sea beneficioso para ambos mundos, respetando nuestras culturas porque he visto en sus ojos más riqueza que el oro. Sé que hay poderes más grandes que el de un navegante, pero y si un día estos escritos llegan a la persona indicada, quiero que sea más fuerte que cualquier poder.

– Rodrigo, podemos cambiar la historia de la Tierra.

– Sí, señor.Usted ya la cambió.

Steven SalgadoSteven Salgado. Actor peruano formado en la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático y en la escuela de mimo Sociedad del Silencio. Ha trabajado como actor y mimo en diversas obras de teatro y cine bajo la dirección de importantes directores peruanos como Simonetta Vella y Daniel García, justo con García colaboró como actor de reparto en el shortfilm “Pescadora” ganadora del HBO New York Latino Film Festival 2012. En Miami debutó en Julio del presente bajo la dirección del maestro Máx Ferrá con la obra de teatro “Las mujeres Sabias.” Es uno de los fundadores de Dorado Films, realizadora audiovisual peruana de artes. Y ha publicado su primer cuento El Séptimo Guardián de la Luna: En la Luna, disponible en Amazon. www.stevensalgado.pe

One response to “EL DIARIO DE UN TAL CRISTOBAL. Steven Salgado

Leave a Reply