COLLEEN PLUMB. TOWARDS THE SKY AGAIN. Dina Mitrani Gallery

DINA MITRANI GALLERY | MIAMI WYNWOOD ART DISTRICT
2620 NW 2nd Avenue, Miami, Florida 33127
786. 486. 7248 Tuesday – Friday: 1 – 5 pm. Hasta el 31 de mayo 2014
dinamitrani@gmail.com www.dinamitranigallery.com
El silencio a través de dos naturalezas: la real y la ficticia.Los universos basados en la observación del entorno natural que aparece en las fotografías de Colleen Plumb son miradas muy escogidas. Pondría como tesis que están bajo la contemplación de la quietud, es decir desde una perspectiva mayoritariamente estática y limpia visualmente hablando. Y sin la presencia del hombre en la mayoría de sus propuestas. La soledad frente a lo vivido es la misma que transmite el lente cada vez que se aprieta el disparador. Lo elegido y lo expuesto son uno…se unen sin trampa.
El aire de las piezas tiene un protagonista común: los cielos. Incluso me atrevería a decir que hasta cuando no aparecen, están presentes. La función del firmamento habita entre nosotros a través de la luz que absorben o reflejan lo objetos. Un ejemplo, en una toma nocturna donde aparece una luz roja extendida a través de una reja y una sombra de contrapunto casi en paralelo de un poste, The Mission 2009. Uno podría intuir que la inquietud que provoca la iluminación, es gracias al cielo de la noche que permite que esta esplendor erótico de la luz sobre la acera, nos plantee preguntas sobre lo que pasa allí adentro con los cuerpos del pecado.
La interpretación de la altura en una fotografía donde una mata de proporciones gigantescas es protagonista por su escalada hacia un techo que imaginamos sin fin, Lobby with Trees 2003, deja a un discreto conserje afroamericano en una posición insignificante y crea una sensación de presencia casi religiosa. Es decir, celestial, a pesar que lo identificamos, posiblemente, como la entrada de un condominio de apartamentos, hotel, o de un museo.
Tienen el valor de un personaje, los abetos que se encuentran al fondo del parking en Paradise parking, Mt. Rainer 2000. Son una familia a lo lejos. El primer plano del parking con la humedad del mismo tono que el cielo, retrata una manera de vivir con normalidad un principio o un final de jornada en un parque nacional. Si llegamos los primeros no hay nadie…si nos vamos los últimos tampoco. Pero el objeto de nuestra visita es permanente: el ecosistema del bosque está al fondo, esperándonos.
Hay fotografías inteligentes donde la supuesta postal es una denuncia ecológica bien oculta como en Ross Dam 2000. Donde los cables eléctricos al fondo delatan la herida al paisaje. Aunque en conjunto no la turben, incluso formalmente, dan una impresión volátil y dinámica a la imagen. Otras, en cambio, se detienen a contemplar pequeños detalles como las hojas en las coníferas de los pinos, dormidas en un sofá rojo Red Chair with Needles 2003.
Pero hay también una naturaleza artificial que a Colleen Plumb le atrae. Una naturaleza de Disney World . Una naturaleza sustitutiva que aparenta ser la verdadera para cuando no exista la real. En Rhinoceros House 2002, un espacio donde el animal del zoológico no está, incita a pensar que su entorno natural deliberadamente será una sustitución de lo que pudiera ser: las pampas de cualquier país del continente africano. El cielo junto al agua, vuelven a ser los huéspedes, en este caso, de un paisaje coloreado en la pared y una manguera roja apagada.
La naturaleza juega dos papeles, una función de hecho y una particular estética a la hora de componer en Brooklyn Sycamore 2008. El árbol es tan potente como el edificio que lo precede. La fuerza central que ocupa la planta es una casa en sí misma en pleno barrio neoyorquino. La ruptura de las lascas del suelo donde nace, son en sí el efecto silencioso y temporal que crea la naturaleza allá donde la haya.
Pero en ocasiones, la misma, está representada o sobreimpresa en un papel Brooklyn Thrift 2008, una madera o una pared de una cabaña Winter Park 2000 para contrastarla con la verdadera naturaleza que está detrás. O mejor dicho, soportando el plano real de lo que se expone.
El juego siempre doble de realidad y ficción permiten a la fotógrafa alternar los silencios tan curiosamente diferentes entre estos dos planos que alude el subtítulo de la obra. ER

Colleen Plumb recibió su BFA en Comunicación Visual por la Universidad del Norte de Illinois en 1992 y su MFA en fotografía del Columbia College de Chicago ( 1999 ) , donde actualmente es profesora adjunta. El trabajo de Plumb se encuentra en las colecciones permanentes del Museo de Fotografía Contemporánea de Chicago; el Museo de Arte de Milwaukee ; el Museo de la Naturaleza de Notebaert , entre otros reconocimientos académicos, profesionales y artísticos.

One response to “COLLEEN PLUMB. TOWARDS THE SKY AGAIN. Dina Mitrani Gallery

Leave a Reply