PUENTES Y PAISAJES. Autor Ramón Caudet. Dirección Neher Jacqueline Briceño. Adriana Barraza Black Box

puentes y paisajes

Puentes y Paisajes

Autor Ramón Caudet. Dirección Neher Jacqueline Briceño Elenco Anna Silvetti, Juan David Ferrer, Edith Obregón

Dirección 3100 NW 72 Th Ave. Suite 127 Miami Fl, 33122. Tel 305 436 2916.

Hasta el 28 de Febrero 2015

¿Sé puede amar a dos mujeres a la vez y…?

Tres equipajes: dos maletas y un baúl como metáfora. Tres actores formando aquella figura tan atractiva y punzante en el espacio escénico y textual: el triángulo. Tres personajes en busca de la resolución de un conflicto entre ellos y un tema bajo la inquietud: el amor entre la pareja cuando aparece un tercero.

Junto al mismo, una cantidad de “puentes y paisajes” que articulan este sentimiento entre los implicados: desde lo más atractivo cuando la pasión surge, hasta lo más terriblemente doloroso cuando desaparece.

Una partida de cartas organizada por un extraño personaje desde el más allá, Dina (Edith Obregón) en el segundo acto, determinará el destino final de cada uno en la contienda amatoria. Una manera de ubicar la seriedad de un buen drama bajo una puesta en escena acertadamente sobria y profunda al mismo tiempo, en manos de Neher Jacqueline Briceño.

Sería deshonesto no decir que la visión tan auténtica en las emociones de los personajes, cotidianamente cruda en los hechos que cuenta, y bien escrita por la manera en que los narra Ramón Caudet, su autor y a la vez compositor de la música, tiene un estigma. Es Juan (Juan David Ferrer), es decir el hombre, a quién le sucede el dilema en este viaje amoroso a lo desconocido: “Este es un tren sin saber a dónde vamos”…le dice Dina.

Como se comentaría desde el lado feminista, hay una visión androcéntrica de ver lo sucedido. Por tanto, una manera particular de sufrir los hechos del lado de la mujer. Esto le permite a Caudet contraponer, en esta figura geométrica, los ángulos de las dos féminas que sostienen el amor del protagonista, y a Briceño dirigir con sutileza el quebrantamiento entre ambas por la situación creada.

Elena (Anna Silvetti) interpretando desde la excelencia, la estoicidad y el dolor como la primera mujer de Juan: “Elena significa antorcha… y brilla mientras está viva…pero una antorcha llega un día que se apaga” . Y Viviana (Edith Obregón) actuando hermosamente de bella y joven amada que defiende su nuevo amor ante el mundo y ante Elena misma: “Yo no soy una puta; yo estoy enamorada”. Señalar un detalle hermoso del dramaturgo con Viviana, decantar la admiración por su rival en un momento dado: “Yo me acosté en tu cama porque quería sentir la piel de aquella mujer a quién él amaba” le dice a Elena en el encuentro.

Caudet otorga a Juan el papel de la autodestrucción en vida. Le inviste de dudas y lo coloca sin respuesta. Esto lo llevará a la desesperación en el segundo acto donde una supuesta partida de cartas por parte de Dina (el alter ego de Vivian que ha desaparecido), le da la potestad hacia el destino escogido. “Yo quiero ir a una isla desierta”. El mejor lugar posiblemente elegido por su “equipaje” vivencial que lleva a sus espaldas con esta historia.

Seamos sinceros: Puentes y Paisajes plantea el sufrimiento que se origina cuando un amor aparece en nuestras vidas de pareja en sustitución -o no- de otro y la sociedad (repito…los valores de la sociedad inherentes en ti) te obliga a renunciar a uno de ellos. O te condena a sentirte culpable por querer compartirlo en tu interior, o en tu vida cotidiana.

Cuando el teatro habla de la realidad y, la misma, se encuentra en el momento en que estamos, surgen las preguntas y por tanto nuevas ideas al pensamiento. Puentes y Paisajes en un ejemplo digno de querer unir lo sentido por las pérdidas de los protagonistas, y contemplar con nuevos ojos un viejo problema independientemente de su final…O mejor dicho, debido a su final.

Felicidades al equipo y a Adriana Barraza Black Box por apostar por la obra y ofrecer este espacio para su realización. Una pieza imprescindible para los amantes del buen teatro en Miami y para los que en vida han vivido una situación similar con su pareja… y han subsistido a este dolor. Either way que decimos en esta ciudad. ER

Leave a Reply