MUERTE LITERARIA EN RUSIA. Eduard Reboll

Miró el filo de su cuchillo y le dijo

“ La única literatura verdadera es la prosa”… y lo mató.

La noticia

Moscú. Un exprofesor ha sido detenido en la región de los Urales en Rusia como sospechoso de haber asesinado a puñaladas a un amigo durante una disputa sobre los géneros literarios, según ha informado la agencia de noticias RIA Novosti.La víctima del apuñalamiento, un hombre de 67 años, insistió en una discusión con su amigo en que la “única literatura verdadera es la prosa”, según ha relatado la delegación de la región de Sverdlovsk del Comité de Investigación ruso (la Policía Federal).La declaración del asesino provocó un enorme enfado a su amigo, de 53 años de edad y apasionado de la poesía, hasta el punto que le apuñaló y acabó con su vida. Los dos hombres se encontraban ebrios en el momento de los hechos.

El comentario

Bien me gusta. Sí…he dicho que me gusta la notícia.

Estoy hasta la coronilla de abrir las portadas de periódicos y ver la muerte común en las autopistas por exceso de velocidad. El dichoso cáncer ocupar día sí y día también, las páginas de las sección de obituarios célebres o comunes. Los disparos a bocajarro con cadáver incluido, por robar unos pesos en un 7 Eleven. Las tribus de hutus y tutsis en África eliminarse por ser de distintos clanes. Los cadáveres en las eternas guerras del planeta. O anunciar la pena capital para un reo en el estado de la Florida…Ya me cansé. Cómo se decía en el Far West: el protagonista de esta historia murió con las botas puestas. Con unos litros de wodka en el interior y la dignidad de defender a los mejores bardos rusos.

Ya me imagino la discusión teatralizada…

Setting: Un bar de los Urales de un barrio marginal. Atmósfera aún del siglo XIX. Afuera la nieve sigue sin detenerse. La noche cerrada y sin luna. Sólo cinco individuos en el lugar: el camarero, una padre borracho en una silla mientras una niña le invita a levantarse, y este par de amigos discutiendo sobre “lo verdadero en la literatura”. En la mesa, una botella de Stolinchnaya dos vasos de vidrio y algunos libros.

El asesino– ( Da un puñetazo fuerte encima el mármol y le suelta lo siguiente). Lee anda. Lee. …Muy bien, si no quieres hacerlo, leeré yo. Escucha a Dostoievski en la primera parte en Crimen y Cástigo “¡Cómo es posible que me asusten semejantes tonterías, proyectando un golpe tan atrevido! – pensó Raskolnikov con sonrisa extraña-. ¡Hum…! Sí, el hombre lo tiene todo en sus manos y deja que las cosas pasen por delante de sus narices únicamente por cobardía…, eso es axiomático… Me gustaría saber qué es lo que asusta más a las personas; yo creo que lo que especialmente las intimida es aquello que se aparta de sus costumbres… Pero divago demasiado

El apuñalado- (Borracho…hace un ademán de desprecio hacia el asesino) Sí… siempre divagas demasiado tú.

El asesino- Imbécil estoy hablando de Raskolnikov en el capítulo primero, no de quién soy yo.

El apuñalado- Ahora escúchame a mí. Y óyelo bien porque hay pocas como ella.

Cuando escuches el trueno me recordarás

y tal vez pienses que amaba la tormenta…

El rayado del cielo se verá fuertemente carmesí

y el corazón, como entonces, estará en el fuego.

Esto sucederá un día en Moscú

cuando abandone la ciudad para siempre

y me precipite hacia el puerto deseado

dejando entre ustedes apenas mi sombra.

Ahí la tienes… la poeta Anna Ajmátova: perseguida, amenazada y deportada en tiempos de Lenin.

El asesino –  ( en tono de burla y riéndose a carcajadas). “carmesí” “ me recordarás” “ el puerto deseado”. La poesía es de mariquitas estúpido. Y esto es lo que eres tú: una mujer perdida buscando la espiritualidad  en los versos…ja ja ja

El apuñalado- ( le tira la bebida en la cara y le dice). Tú no tienes sentimientos ni sensibilidad ni para captar un verso de amor de un alumno por su madre. Por eso te echaron de tu trabajo en la escuela…y así arrastras tu culpa por la ciudad como Raskolnikov. Eres un…

El asesino–  ( saca una navaja de plata de su bolsillo y se la apunta a su rostro). Yo soy lo que tú nunca has sido…el mejor profesor de literatura de Novosti. Y ésta va a ser la última vez que te lo repito ( le hinca la hoja en el bazo, y la víctima cae retorcido a sus pies) …Simplemente porque no habrá nunca más otra oportunidad…La única literatura verdadera es la prosa ¡Has escuchado!. La única cretino.

En el suelo la misma sangre de la usurera que mata Raskolnikov en la obra de Dostoivesky y la misma culpa huyendo por la ciudad antes de ser detenido por la policía. Siberia volverá a ser un espacio común entre ambos protagonistas…lo que cambia son las razones: para el de la novela fue la codicia y para el profesor de Novosti la verdadera literatura: la narrativa.

© All rights reserved Eduard Reboll

Eduard RebollEduard Reboll Barcelona,(Catalunya)

email: eduard.reboll@gmail.com

Leave a Reply