REUNIFICACIÓN ESTÉTICA A TRAVÉS DE UN ROMPECABEZAS TEXTIL. Obra de Felipe Santander

Publicado el

Felipe Santander es artista visual y vive en Chaitén, Chile. Nació y creció en la comuna de Independencia, en la ciudad de Santiago, rodeado de gráfica popular y comercio textil. Estudió Diseño Gráfico, y habiendo trabajado en algunas agencias de publicidad, ingresa a la Facultad de Artes de la Universidad de Chile donde encuentra el ambiente apropiado para la investigación y desarrollo de lenguajes visuales que se relacionaran, de una forma mas directa, con sus intereses, motivaciones y referentes en el mundo de la gráfica.

“Decidí repetir el ejercicio serigráfico de superponer capas de colores, utilizando materiales textiles, que era lo que tenía más a mano. La idea no era casual. mi abuela y mi mamá estudiaron corte y confección, mientras que mi papá trabajaba en una imprenta, manejando máquinas de impresión. De niño tuve una gran influencia de la gráfica. Me gusta pensar que lo que hago es la fusión de los oficios de mis padres. Me hago cargo de esa herencia, pero contando otras historias”.

Su obra está compuesta de composiciones que son materializadas a través de la recolección, superposición y posterior costura de capas de diversos materiales como plástico, cuero sintético, vinilo y otros dependiendo de las necesidades de textura y color.

 

En su primer proyecto de carácter artístico titulado HILVANADO, presentaba una seguidilla de problemas provenientes de su experiencia como espectador en términos mediáticos de un asesinato en el que la víctima fue descuartizada. El artista comenzó una investigación a través de las imágenes que le otorgaba la televisión, además extrajo de los diarios todo artículo y fotografía relacionada con el tema. El material se trabajó de distintos modos, hasta encontrar un problema común que lo daba la recolección de material y la propia recolección del cuerpo despedazado, tensándose en el trabajo medial de componer una imagen a partir de diversos elementos. Fue la primera vez que utilizó el cuero como medio significante de un cuerpo repartido en términos reales y simbólicos.

Desde entonces ha explorado las posibilidades ilustrativas a partir de lo que denomina “gráfica textil”, técnica que proviene del patchwork y que mezcla, como el término lo indica, sus dos principales zonas de interés, componiendo imágenes en planos tridimensionales que operan por capas, tanto formal como conceptualmente, por medio de escenas que conjugan tópicos como la familia, la infancia, los juguetes, el sexo, la moda, el poder y la gráfica popular.

 

Su trabajo hasta la fecha se puede apreciar como una sola gran obra que establece un relato de conversión, un análisis del tratamiento gráfico que reciben las imágenes en el mundo de la publicidad y la proyección del paso del tiempo, a partir de una serie de acontecimientos que dan cuenta de un ciclo que explora la construcción narrativa de la historia y elaboración simbólica del personaje.

“Mi trabajo es un enorme rompecabezas en constante proceso que habla principalmente de la reunificación, La reunificación de un cuerpo, de una vida, de una experiencia, de una idea, todo eso utilizando la máquina de coser como herramienta principal”.

Leave a Reply

Translate »