“NO SEAS UNA COPYGIRL. ”Las mujeres auténticas no siguen al rebaño. Nitsy Grau

Publicado el

TITULO: COPYGIRL

AUTORAS:  Anna Mitchael y Michelle Sassa

EDICIONES URANO

 

Sinopsis:

Kay es una chica del interior de Estados Unidos que se muda a Nueva York siguiendo al chico que le gusta y sus deseos de triunfar. Trabaja de creativa publicitaria y allí descubre que el mundo de la publicidad carece del lujo y el glamour que se había imaginado, descubriendo que incluso puede llegar a ser una auténtica pesadilla. Tras una decepción sentimental decide tomar las riendas de su vida y su carrera y abrirse las puertas que ella misma se había cerrado.

 

 

Reseña:

No se a tí, pero a mí sí me pasó. Alguna vez me sentí pequeña, fuera de moda,  escuché a mi alrededor a todos haciendo chistes y compartiendo algún tema que no dominaba,  vi mujeres altas y en tacones caminando con glamour por algún pasillo iluminado…Vi a mis compañeros irse de fiesta sin tener la más mínima intención de invitarme…En fin, tengo por ahí, en el baúl de mi memoria emotiva, el recuerdo de haber sido un pez fuera del agua. Por eso me sentí identificada con la pequeña Kay, la tímida heroína de COPYGIRL, una escritora joven que intenta encajar en la agencia de Publicidad más famosa de Nueva  York,  dibujada en este libro con los detalles de un autorretrato.

 

¿A dónde nos lleva el libro Copygirl? Directamente al rescate del valor de la autenticidad. Si eres mujer, tómate dos sorbos de este brebaje de  energía y autoestima. Te va a funcionar. El camino es el tuyo, nos dicen sin rodeos las autoras, no el de los demás. No sigas a la manada, ve por tu lado, por el lado en el que crees. Lo que hacen los otros es de ellos, lo tuyo es lo tuyo. Y si tienes algo que mostrar, MUESTRALO. ¿Sirve o no? ¡¡¡Sirve!!! Y mucho más si no suena a perorata porque se trata de un mensaje empacado de manera creativa en una historia de ficción. Bien se ve que las autoras, escritoras de publicidad,  se han entrenado en el oficio del buen cuento.

 

¿Los personajes? Un acierto. Una demostración de que esas mujeres, (las autoras) han estado dentro, han llorado escondidas en los baños de la agencia, han escrito en las computadoras de esas oficinas que describen, han jugado a ver quien tiene más puntería con el papel sanitario y han amanecido en procesos creativos devastadores a punta de café.  Kay, la protagonista, es tímida. Su  autoestima está por el piso, no se atreve ni a responder  un comentario sarcástico, pero tiene un extraño don oculto: Sabe crear muñecas de cera y mejor aún, puede convertirlas en protagonistas de videos potencialmente virales. De esa particular manera Kay se rebela, se ríe del mundo a través de esa suerte de títeres. Kay no cede, no va con la manada, no es una imitación de nadie. Se mantiene intacta y establece un pacto con el verdadero talento.  Mientras Kay se debate en el ser o no ser, amar o no amar, hablar o callar, descubrimos el mundo casi surrealista de una oficina de publicidad y su variada fauna de personajes: Peyton, la mujer aparentemente facil; Bouffa, la niña superficial y rica; Todd, el homosexual sarcástico y de buen gusto; Elliott, el jefe egocéntrico e infantiloide; Cheyenne, la mujer exitosa y elegante; Renee,  hada madrina costurera con los pies en la tierra que le dice “Esta ciudad no es amable con la gente que se sienta a esperar en la línea de banda” (yo quiero un hada así).  Al principio todos ellos se dibujan como una caricatura ante los ojos de Kay y luego se van develando como personajes auténticos cargados de matices. Kay descubre a los personas detrás de las caricaturas al mismo tiempo que nosotros descubrimos a la heroína detrás de Kay.  Además y para darle el toque romántico al asunto,  la protagonista se debate en una historia de amor hacia la persona equivocada. Ben, el hombre ansiado, es un personaje con aristas,  sin ningún parentesco con un principe azul.

Al terminar de leer este libro queda algo mas allá de una sonrisa,  queda el desafio de ser una mujer auténtica, y al mismo tiempo la obligación de serlo, como única arma para ganar el terreno que merecemos. Anna Mitchael y Michelle Sassa definitivamente escribieron una novela sobre la mujer de hoy. La verdad que sin pensarlo mucho, yo también me pondría esa camiseta que dice “No seas una copygirl”

 

Sobre las autoras:

 

Michelle Sassa: Es una escritora que ha creado campañas memorables para marcas como Coca Cola, Reebok y New York Road Runners. Vive con su esposo y tres hijos a la orilla de Jersey. Copygirl es su primera novela.

 

Anna Mitchael: Es una escritora nacida en Louisiana que vive en un rancho de Texas con su familia, su perro y un montón de vacas. Ha publicado un libro de memorias, escribe una columna en una revista y tiene su blog sobre la actitud positiva en la vida.

 

 © All rights reserved Nitsy Grau

Nitsy Grau.  Directora, dramaturga y escritora. Su película “Medardo” basada en la vida del poeta Medardo Angel Silva, ha ganado importantes premios como ACE por Mejor Opera Prima (New York), Hola (New York) y La Iguana Dorada en Ecuador. Dirigió series exitosas de TV  como “Super Papá” y “Rosita la taxista” Ha colaborado con revistas como FANCINE y  SOLOTEXTOS. En este momento trabaja en el área de Marketing de Spanish Publishers y como dramaturga en Microteatro Miami donde ha presentado con su compañía Troop of Actors, piezas cortas como “Mi amiga del alma” “Las manos de Lady Macbeth”, “Colgados” “Ladrón de Bicicletas” y “Extravagante”.

 

Presentación del libro en Español en Miami: 27 de abril a las 7pm  en Books & Books de Coral Gable.

 

Haz click aquí para comprar el libro en Español.

Leave a Reply

Translate »