NAGARI CONVERSA CON LA ACTRIZ ÁNGELA DEL SALTO.

Publicado el

Ángela del Salto comienza su carrera profesional en 2001, en el cine, y desde entonces ha participado en 7 largometrajes. El más reciente, “2 Francos 40 pesetas”, donde, tras ganar 14 libras, da vida a la sencilla y entrañable Mari Carmen. Sus múltiples trabajos en televisión, aparecen desde la comedia absurda junto al prestigioso humorista español José Mota, hasta la tragedia que vive como Susana en la serie “Toledo”. O sus transformaciones en escena con la compañía internacional Ñu Teatro, la colocan entre una de las actrices más versátiles e importantes de su generación.

 

Nagari. Hagámoslo directo. Limpio. Sin detenerte a contar un relato para convencernos… Primera pregunta ¿Nace este sentimiento de querer vestirte o ser alguien distinto a través de un personaje durante la infancia…o esto ocurre en plena adolescencia? Háblanos de aquellos detalles que un día influyeron ante el espejo para decirte a ti misma “Sí…quiero ser actriz”.

 

Angela: Pues nace jugando. Supongo que por eso siempre me ha encantado cómo, los ingleses, utilizan la palabra ‘play’ cuando se refieren al verbo “interpretar”. Mi primera actuación, vino de casualidad. En el colegio, nunca tuve un gramo de vergüenza para ponerme a hacer el payaso delante de la gente. Siempre me había aprendido, sin esfuerzo alguno, los diálogos de los compañeros escuchándolos en los ensayos. Un día, una de ellas, se puso mala, y yo me ofrecí a representar su papel como sustituta. Fue mágico: en un instante me transporté a los campos sureños de algodón de la América del XIX y allí me convierto en una esclava que clamaba por la muerte de su compañero, a manos del capataz. ¿Te imaginas?, sólo tenía 10 años y por primera vez me encontraba diciendo algo importante. Fue increíble, una revelación. Allí de pie, nada más y nada menos que levantando mi voz en defensa de los derechos de la Humanidad. Recuerdo llorar de rabia alzando el martillo asesino. Recuerdo a mis compañeros conmovidos por el momento, y al profesor lleno de orgullo porque todos estábamos en la misma línea. Por supuesto, yo sabía que cuando la compañera volviese, ella haría el papel que se le había encomendado. Hubiera sido un desastre si el profesor hubiese cambiado los roles. La envidia y el malestar se hubieran apoderado del grupo. Por aquél entonces el germen del teatro ya se había depositado en mí. El juego más maravilloso del mundo… yacía dentro de mi corazón.

 

Nagari. Del sueño que tiene toda joven… a la realidad de estar ante un plató o un escenario se resuelve con una decisión “Dónde me formo…”. ¿Podrías contar el recorrido académico y educacional en tu campo y tus preferencias con alguna metodología en concreto?

 

 

ANGELA: Comencé mis estudios de interpretación en la escuela actoral de Gina Piccirilli donde aprendí a tratar mi cuerpo y mi voz como instrumentos de comunicación. Fueron años de trabajo duro e intenso. A partir de aquí nunca he dejado de explorar y añadir nuevas técnicas. Desde mi incorporación a la compañia Ñu Teatro, junto al experto en Shakespeare Paul Adkin, donde trabajamos durante 10 años, hasta la formación continua con diferentes directores -el último John Strasberg, un saco de sabiduría teatral- siempre he intentado aprender algo nuevo. Mi metodología preferida… la que saca lo mejor de uno mismo. He trabajado con actores magníficos incapaces de unir técnicas muy físicas, como la biomecánica de Meyerhold que, particularmente, me apasiona. Otros se encuentran incómodos con el método Stanivslasky. Otros lo adoran.Y muchos son fieles a Michael Chekhov o a William Leyton. Mientras unos pocos se inclinan por caminos cercanos al psicoanálisis, hay otros actores que buscan inspiración en la música, frente al espejo…o todo lo opuesto. Para mí, es necesario conocerlos todos. Empaparte de los que te seduzcan. Y elegir lo que, en cada caso, te acerca más al personaje y al mensaje global de la pieza en la que estás trabajando. Y por supuesto, también me quedo con la técnica que mayor disfrute te dé, y que menos daño te haga. Algunos personajes son peligrosos, si te dejas atrapar por ellos…muy peligrosos.

Diseño Fotográfico ….Trini León

 

Nagari.  Es de todos conocida la diferencia entre estar ante una cámara de TV bajo el guión abierto de una serie famosa, como Hospital Central, que hacerlo en cine con una historia de principio y fin de hora y media como fue tu éxito en 2 francos 40 pesetas. o Acacias 38. Si descartamos los laureles por el triunfo ¿Por cuál registro audiovisual te inclinas más tú?

 

ANGELA: Aquí me lo pones muy fácil… Me encanta trabajar en televisión cuando tienes la suerte de poder crear un personaje interesante. Pero en el 99% de los casos, es entretenimiento puro y duro, algo absolutamente necesario y enriquecedor, pero, no comparable con el cine. El cine es magia de por sí. El cine es contar una historia para pasar a la Historia; es envolver al espectador en una burbuja y volar juntos. No cabe duda, que hay películas y películas. Pero para mí, y siempre con mayúsculas, el buen Cine es una de mis pasiones

 

 

Nagari En 2006 entras en la prestigiosa compañía bilingüe Ñu Teatro. ¿Qué es para ti el teatro alternativo? ¿Qué función lo distingue del propiamente comercial?

 

ANGELA: El teatro alternativo es la llave del arte en este género.  Es poder elegir lo que quieres decir sin que la cuestión crematística sea un elemento que condicione la creación. Pero, a la vez, es tremendamente difícil vivir del teatro alternativo, sobre todo en España. Cuando conocí a Paul Adkin y empezamos a ensayar me enriquecí a través de cada montaje. No considero que los mismos fueran suyos; eran de todos los compañeros; eran nuestros. Estábamos muy influenciados por el teatro que se hacía en el resto de Europa y combinábamos técnicas clásicas con vanguardistas. Pero el país entró en crisis. Y la gente o no iba al teatro… o sólo buscaba vodevil y comedia fácil. Ahora vuelven a hacerse obras interesantes. Lo bueno de las crisis, es que los artistas comenzamos a vomitar arte de tal modo que llega un momento en el que somos capaces de despertar al espectador. Sin embargo, ha costado… y a qué precio. Se han perdido muchos derechos laborales, en todos los sectores, y por supuesto también en el campo artístico.

 

Nagari. Para ahondar en el tema teatral. Hay un personaje que muestra tus mejores registros como comediante en escena, se llama Carmen Privatta. Cuéntanos de aquella  clown que está escondida en tu ser y hace que te muestres en público como una mujer extremadamente divertida y cercana.

 

 

ANGELA: Me encanta que el público haya disfrutado con Carmen Privatta. Carmen es un personaje al que le tengo mucho cariño. A finales del 2016, un buen grupo de cómicos, músicos, escritores y un par de productores locos quisimos rescatar una idea de Café Teatro para poner obras con distintos formatos en escenarios alternativos. De ahí surgió nuestra Carmen entre otras piezas. Al principi, me daba miedo que, al estar desde el principio borracha, pudiera resultar cargante, monótona o incluso desagradable. Siendo una comedia, no hubiera sido muy afortunado, pero a medida que fuimos creando el personaje con la directora, Carmen Gómez de la Bandera, cualquier duda desapareció. Como bien dices, la “payasa” que hay en mí, durante los ensayos hizo, toc toc. Y cuando le abrimos la puerta decidió que se quedaba definitivamente. Creo que lo que más engancha de este personaje es su vulnerabilidad. Dentro de lo fuerte que parece ser, del éxito que dice que tiene, de sus poses de diva, su desparpajo o su enorme escote… y la cantidad de archiperres’ que saca del mismo. La soledad y la tristeza que la envuelven hacen que el espectador conecte con ella. Tanto los hombres como las mujeres. Es tan graciosa, tan auténtica…y da tanta pena que te la quieres. Es cierto que tiene mucho que ver con mi sentido del humor. Me encanta reírme de mi misma y poner de manifiesto el lado absurdo de las situaciones. Por eso, toda la parte de improvisación del monólogo es tan natural. No hay nada como entender un personaje y sentirte libre a la hora de manejarlo en escena.

 

 

Nagari  Tema controversial. Un día, el director de cine José Luis García Sánchez escribió sobre ti: “Quisiera prevenir a quien corresponda del riesgo que supondría juzgar a la estupenda actriz Ángela del Salto dejándose llevar por sus indudables encantos físicos o por su capacidad de seducción interpretativa”. Desde la ética, este autor nos avisa. En este momento hay en el mundo de Hollywood un productor acusado por el tema del acoso. El caso Harvey Weinstein. ¿Podrías hablar desde tu experiencia o la de otras compañeras de profesión si esto también ocurre en el cine español? Sin ser necesariamente explícita…¿Puedes contar de algunos casos?.

 

El acoso por desgracia está en todos los campos. Es el intento del dominio del mediocre sobre alguien circunstancialmente más débil. Utilizando una serie de armas que no le corresponden. Es algo muy denigrante… pero sucede desde el mismísimo colegio hasta en las empresas. Y cómo no, en el mundo audiovisual. El caso de Harvey Weinstein es un exceso de abuso de poder durante tantos años… Qué espanto. Pero yo no tengo capacidad de saber si es cierto o no. Eso sí, si lo es, espero que los jueces sean implacables con él. No quiero escurrir lo que se me pregunta. Sí, yo también he sufrido acoso un par de veces en la profesión y conozco varios casos. Tanto de compañeras, como de compañeros muy cercanos. Es difícil manejarlo cuando eres joven y estás empezando. La experiencia te enseña a verlo venir e intentar prevenirlo antes de que suceda, pero siempre te pueden pillar desprevenida.

 

Nagari. Para cerrar. Hay un video muy interesante donde apareces en primer plano y dispuesta a dar unos cuántos consejos a las jóvenes que quieren adentrarse en este mundo. Adelante…cita algunos que consideres útiles o imprescindibles para triunfar y ser una gran actriz.

ANGELA. Sí, en mi página web, angeladelsalto.com hay varios artículos escritos, y también en vídeo, para jóvenes actores. Pero te diré un secreto: ni la estrella más exitosa sabe, qué se necesita para triunfar. Es una mezcla de talento, mucho trabajo, algo de suerte y un no sé qué sé yo que nadie es capaz de precisar. Está claro que no podemos quedarnos dormidos a que nos descubran o que nos llegue la suerte. Hay que tomárselo muy en serio. O sea, estudiando Arte Dramático. Leyendo e investigando tu cuerpo y la modulación de la voz. Observando grandes actuaciones. Visitando museos y sitios donde empaparse de belleza y cultura. Releyendo noticias. Abrir los ojos hacia la gente de la calle; observarlos, sobre todo a los mayores, descubriendo cosas nuevas. Y, por supuesto, no dejar de creer en ti cada día. Déjame que te diga algo. Hay que llegar a Ítaca pero sin olvidar en ningún instante que lo que vale en sí, es el viaje.

Diseño fotográfico…Trini León

 

Nagari. Esperando que tu carrera profesional logre tanto éxito en EE.UU como el que has conseguido en España…deseamos que tu aportación al mundo actoral de este país sea en beneficio de todos los que aspiran a un sueño como el que tú has conseguido. Felicidades y bienvenida a EE.UU.

 

ANGELA. Agradecida por vuestro apoyo y buenos deseos. Para mí, este país, es la cuna de ese cine al que tanto amo. Un cine abierto a tantas posibilidades artísticas y teatrales que no puedo dejar de emocionarme al formar parte de él. Muchas gracias.

 

 

 

 

Leave a Reply

Translate »