MUCHACHA CON ESTRELLAS EN LOS OJOS Y OTROS POEMAS. Giselle Lucía Navarro

MUCHACHA CON ESTRELLAS EN LOS OJOS

 

Una calle de adoquines

y una muchacha con estrellas en los ojos.

Libros son las manos

idiomas los labios

poemas los pensamientos.

Los adoquines se agrupan.

Bajo las plantas de sus pies

las sandalias recorren los límites de lo imposible:

una calle vieja

una calle nueva

un nuevo sueño

un viejo amor

una nostalgia

que incendia los ojos de la muchacha y la hace soñar

desde cualquier altura

desde cualquier historia.

Cada charco

cada esquina

cada gotera la bendice.

 

No importa si la lluvia se apresura.

Una muchacha común tendría miedo

y prepararía el paraguas,

pero una muchacha con estrellas en los ojos

siempre se desnuda bajo la lluvia.

 

 

AQUEL GESTO

 

Mi abanico tiene el gesto del salitre

en el instante en que bebo mi taza de café

y mis amigas miran al puerto

o más bien, le gritan a los barcos.

 

(Los barcos son pesados

y llevan cargas molestas.)

 

Es bueno saber que la lanchita demora.

La espera nos permite liberar cargas pesadas,

algunas palabras

que quedaron atoradas en los dientes.

Es bueno saber que el Muelle de Luz

se hace más fuerte

y nuestras palabras se refugian

en el pero de sus grandes diferencias.

 

Una lancha que recorre los bordes,

una palabra que nunca es comprendida,

un contenedor de silencios marchándose en el buque

mientras la huella del petróleo ensucia el cielo.

 

Mi abanico está cerrado.

La taza, vacía.

Hay una fila de soñadores

y cuatro sillas distantes que nunca comprendimos.

 

 

PIROPOS

 

Una palabra en la distancia me golpeó de pronto.

Una palabra y un silencio que se borró a sí mismo

en el significado obsceno de la conjugación de un verbo.

 

La mujer contiene su ira contra el lenguaje

y se coloca los audífonos para no sentir nada,

para habitar en los espacios del sonido,

la tranquilidad paralela del sonido,

ajena a los disparates de su raza.

Limpia de la lujuria de las calles,

dentro de sí misma.

Protegida de todo y todos,

sin perfumes, ropas y sonrisas,

inocente, libre, todavía niña,

sin curvas o edades,

sin sexo.

 

 © All rights reserved Giselle Lucía Navarro

 

Giselle Lucía Navarro (La Habana, 1995) Poeta, narradora y diseñadora. Es miembro del Movimiento Poetas del Mundo. Graduada del Instituto Superior de Diseño de la Universidad de La Habana. Egresada del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Dirige el Grupo Literario Silvestre de Balboa y es profesora de Literatura en la Academia de Etnografía de la Asociación Canaria de Cuba.

Su obra ha obtenido diversos lauros, entre los que destacan: Premio Nacional de Ciencias Sociales José Viera y Clavijo (2010), Premio Nacional de Ensayo Benito Pérez Galdós (2011), 2do Premio Farraluque de Poesía Erótica (2012), Mención en el Premio Regino Pedroso de Poesía (2012 y 2018), Mención en el Premio de Glosas Jesús Orta Ruiz (2012). Fue finalista en los concursos internacionales de poesía Ángel Gavinet de Helsinki, Finlandia (2012) y Premio Poemas al mar, en Puerto Rico (2012). Obtuvo el Gran Premio de Poesía Fantástica Oscar Hurtado (2013), Premio Nacional de Poesía Benito Pérez Galdós (2014), Premio de Décima Indio Naborí (2016), Tercer Premio Ala Décima (2017), Premio Yasmina Calcines de décima erótica (2017).

Premio de poesía Edad de Oro 2018, que convoca la Editorial Gente Nueva (2019), Premio Toda luz y toda mía del Festival Décima al Filo (2019) y Premio Pinos Nuevos de Literatura Juvenil (2019).

Textos suyos han sido publicados en antologías y revistas de países como Cuba, España, Chile, Perú, Estados Unidos, México, Finlandia, Venezuela, Argentina, Puerto Rico y Bélgica.

Su libro de poesía El circo de los asombros (Premio Edad de Oro 2018) y su novela ¿Qué nombre tiene tu casa? (Premio Pinos Nuevos 2019), saldrán publicados por la Editorial Gente Nueva.

 

 

Leave a Reply