FESTIVAL INTERNACIONAL DE LA ESCENA GAY. Miami 2015

FESTIVAL GAY DE TEATROEste es el segundo año que Belkis Proenza y su marido Miguel organizan con mucho esfuerzo y respeto un festival dirigido a la comunidad LGTB (Lesbian, Gay, Transexual and Bisexual) en La casa del TÉatro de esta ciudad. Un quehacer que, como conocedor del medio teatral en Miami, sé lo que significa en pérdidas económicas, e incluso las que se originan del lado psicológico por los resultados del público en ciertas ocasiones. Pues bien, mi mejor apoyo a este equipo y a su colaborador y jefe del jurado Wilfredo Ramos por la misión llevada a cabo.

El día de la inauguración se presentaron los artistas y las obras que iban a ser expuestas, entre ellas, Los mundos de Juan, Las cenizas de Yasmina, Una noche con Silvia, La esclava del Señor o Secretos. Una velada amena y llena de entusiasmo que dio apertura al inicio del programa entre el publico asistente donde la vedette Silvia Esteban, investida de inteligencia y seducción, supo enamorar a los presentes uno por uno, tal como hacía el music hall de París o el cabaret de Berlín durante el siglo pasado.

Tuve la oportunidad de poder ver Secretos. Una comedia pensada para sorprender. en todos los sentidos. No solo por el final que nos ofrece, sino para decirle al público las distintas maneras de amar y sentir que hoy existen en nuestra sociedad desde el lado cómico y el encanto privado. El guión es sencillo: Un niño en edad escolar y recién llegado de un país hispano, habla con su profesora de inglés. El niño es tímido y está obsesionado con un libro sobre sexualidad. La maestra se altera emocionalmente al ver al estudiante, e intenta calmarlo con sus palabras. Debido que se siente “diferente”, a pesar suyo, porque parece que “le gusta” un estudiante de su clase, ella intentará convencerlo de que no debe ser así. En una segunda parte veremos quién es este niño, del cual se siente atraído, y los líos que tiene en su vida por ser cómo es y los que ocasiona al padre del alumno de la señora Alyson.

No voy a negar que fui con los ojos cerrados para ver a una de mis ídolos como actriz en esta ciudad, la puertoriqueña Noris Joffre. Si algo aprecio de ella es la capacidad de transformación y vida interior que puede emerger en cada personaje que interpreta. La multitud de registros que ofrece y la manera en que navega entre las transiciones. Invistiéndose, en este caso, de maestra americana que modula el español con su fonética inglesa en medio de aquella gestualidad de “sorprendida-por-todo” en cada diálogo: “Oh my God… ¿Really? ”. Confirmar que las risas no cedieron ni un minuto entre la audiencia mientras estuvo en escena en la primera parte desde la dirección de su compañero sentimental y profesional José Brocco. Nagari

Leave a Reply