ENCUENTRAN EN GRECIA UNA DE LAS PRIMERAS VERSIONES ESCRITAS DE LA ODISEA. Luis Benítez

Publicado el

Un equipo de investigadores, compuesto por arqueólogos y geólogos griegos y alemanes, halló en los solares ocupados por las ruinas de la antigua Olimpia, en la península del Peloponeso, una placa de arcilla que contiene 13 versos del canto XIV de La Odisea.

La datación de la tableta señala que su antigüedad corresponde a la tercera centuria después de Cristo, lo que convierte a la reliquia en la versión más añeja encontrada hasta el momento de la célebre obra de Homero. Así lo confirmó ante distintas agencias noticiosas el Ministerio de Cultura helénico, subrayando la importancia del descubrimiento a través de un comunicado de prensa que, entre otros detalles, señala su relevancia filológica, arqueológica, epigráfica e histórica.

Este hallazgo se produjo después de tres años de intensa labor del grupo binacional de investigadores, en el formato previsto para la implementación sobre el terreno del plan denominado “El sitio multidimensional de Olimpia”, tendiente al estudio minucioso de los alrededores del santuario olímpico.

 

Olimpia: doce siglos de competencia, liturgia y cultura

El área ocupada por los restos de la antigua villa se ha reducido a la mitad a causa del desvío de dos ríos, el Alfeo y el Cládeo -como consecuencia de terremotos que tuvieron lugar en el siglo VI de nuestra era- mas todavía resulta accesible la vasta porción que rodea el santuario consagrado al dios Zeus. El solar original era la sede cada cuatro años de los Juegos Olímpicos, celebrados allí a partir del siglo VIII antes de Cristo.

Las excavaciones que dieron por resultado el valioso hallazgo se realizaron en el sustrato correspondiente a la etapa romana de las actividades religiosas y deportivas que se desarrollaban en Olimpia, ya que tras la conquista de Grecia por la República Romana en el 146 a.C., esta y posteriormente el Imperio continuaron con las tradiciones locales y aun sumaron remodelaciones y enriquecieron a Olimpia con sucesivos aportes. Los célebres Juegos recién fueron abolidos en el siglo IV d.C. por el emperador Teodosio El Grande -una vez adoptado el cristianismo como credo oficial- por considerarlos una práctica pagana.

 

Un fragmento de la literatura occidental

Los 13 versos que contiene la placa de arcilla a la que nos referimos, son una parte del decimocuarto canto de La Odisea, compuesta por un total de veinticuatro secciones. En lo específico, su autor, Homero, nos relata en la porción encontrada en Olimpia el regreso de Ulises a Ítaca y el encuentro con uno de sus servidores, Eumeo, quien cuida todavía los chiqueros de su señor, a quien -como muchos en la isla- supone ya fallecido. El porquerizo inicialmente no alcanza a reconocer a su antiguo amo, a quien confunde con un vulgar pordiosero, mas de todas formas se compadece de él y le brinda su hospitalidad, entendida como un deber sagrado en toda la antigua Hélade.

La Odisea, obra fundamental de la literatura occidental, se estima que fue compuesta cuando finalizaba el siglo séptimo antes de Cristo, a partir de lo cual comenzó a ser trasmitida por tradición oral hasta que en Atenas, unos doscientos años después, se produjo su fijación por escrito. Posteriormente, ya en tiempos del cristianismo, fue La Odisea trasladada a versiones escritas sobre frágiles papiros, algunos de ellos, muy pocos, encontrados en Egipto. Esto nos da una idea siquiera aproximada de la importancia que posee, en sí mismo, el hallazgo de la tableta de arcilla en Olimpia.

Noticia que seguramente no competirá en cuanto a difusión internacional con las banalidades espectaculares, las operaciones de prensa gubernamentales y privadas, los escándalos y los dimes y diretes de la política y la economía mundiales, ni con los detalles de la siempre latente amenaza de una conflagración de alcances planetarios, pero que para quienes saben apreciar su genuino significado, es capaz de contrarrestar, al menos en parte, el peso disparatado de ese recuento de miserias, el antes enumerado.

 

© All rights reserved Luis Benítez

Luis Benítez nació en Buenos Aires el 10 de noviembre de 1956. Es miembro de la Academia Iberoamericana de Poesía, Capítulo de New York, (EE.UU.) con sede en la Columbia University, de la World Poetry Society (EE.UU.); de World Poets (Grecia) y del Advisory Board de Poetry Press (La India). Ha recibido numerosos reconocimientos tanto locales como internacionales, entre ellos, el Primer Premio Internacional de Poesía La Porte des Poètes (París, 1991); el Segundo Premio Bienal de la Poesía Argentina (Buenos Aires, 1992); Primer Premio Joven Literatura (Poesía) de la Fundación Amalia Lacroze de Fortabat (Buenos Aires, 1996); Primer Premio del Concurso Internacional de Ficción (Montevideo, 1996); Primo Premio Tuscolorum Di Poesia (Sicilia, Italia, 1996); Primer Premio de Novela Letras de Oro (Buenos Aires, 2003); Accesit 10éme. Concours International de Poésie (París, 2003) y el Premio Internacional para Obra Publicada “Macedonio Palomino” (México, 2008). Ha recibido el título de Compagnon de la Poèsie de la Association La Porte des Poètes, con sede en la Université de La Sorbonne, París, Francia. Miembro de la Sociedad de Escritoras y Escritores de la República Argentina. Sus 36 libros de poesía, ensayo, narrativa y teatro fueron publicados en Argentina, Chile, España, EE.UU., Italia, México, Suecia, Venezuela y Uruguay

Leave a Reply

Translate »