TRUMAN. Un film de Cesc Gay. Con la actuación de Ricardo Darín

TrumanLa muerte como un adiós en vida

Título original Truman Año 2015 País España Director Cesc Gay Guión Cesc Gay, Tomás Aragay Música Nico Cota, Toti Soler Fotografía Andreu Rebés Reparto Ricardo Darín, Javier Cámara, Dolores Fonzi, Àlex Brendemühl, Javier Gutiérrez, Eduard Fernández, Elvira Mínguez, Silvia Abascal, Nathalie Poza, José Luis Gómez, Pedro Casablanc, Francesc Orella, Oriol Pla, Ana Gracia, Susi Sánchez, Àgata Roca

Sinopsis

Julián y Tomás, dos amigos de la infancia que han llegado a la madurez, se reúnen después de muchos años y pasan juntos unos días inolvidables, sobre todo porque éste será su último encuentro, su despedida. (FILMAFFINITY)

La muerte como suceso humano inherente a nuestra condición siempre es difícil de abordar. Si bien, a veces, es más sencillo asumirla cuando viene de repente, habrá que reconocer que cuando sabemos de antemano que está a la vuelta de la esquina, es más sensible para el futuro cadáver y los que viven a su lado. Truman pretende abordarla como un acto cotidiano único y personal. Donde uno tiene la oportunidad de ir despidiéndose o maldiciendo a quien tiene frente así, desde el acto de amor o del repudio hacia el otro.

Si bien es cierto que para sintetizar y tal como dice la sinopsis “dos amigos de la infancia se reencuentran para despedirse”, hay en juego otro protagonista que en este caso da título al film Truman (Troilo) un perro que fungirá como el tercer amigo íntimo y que al final tendrá que vivir su propio duelo con alguien que lo consuele.

¿Quien recibe estas despedidas tanto desde el silencio interior de la contención como de la queja? . Por ahí circula el conocido que lo elude para no afrontar la situación y Julián (Rircardo Darín) lo recrimina en un bar. El productor de teatro que quiere deshacerse de él y ya ha encontrado un sustituto. El marido de la mujer a quien le puso los cuernos y al final le pide perdón. La madre de su hijo y a su hijo. A este último, Julián va a visitarlo junto con Tomás (Javiér Càmara) a Amsterdan en un encuentro aparentemente discreto pero interiormente emotivo. A su amiga personal  y por supuesto, a lo largo del film con Tomás que juntos harán una reflexión improvisada y a menudo con toques de humor negro sobre lo que ha sido sus vidas a lo largo de su relación como íntimos.

Sensible, humana, natural y profunda dentro de una aparente e inteligente simpleza Llena, además, de puntos cotidianos negros donde cada espectador puede alternar desde una lágrima hasta un mohín de complicidad o buen humor. Cesc Gay nos relata una buena historia.

Por último destacar a Ricardo Darín. Nunca Darín le he visto más “darín” que aquí. Este actor argentino me provoca un problema a la hora de juzgarlo… siempre tiene más registros que nadie por ofrecer en cualquier personaje que representa. Es decir, siempre me deja más que sorprendido…Por decirlo a modo de conclusión me deja admirado. Nagari

Leave a Reply