FESTIVAL DE TEATRO GREC 2015

Festival de Teatro Grec

En 1929, en Barcelona, se inaugura la Feria de Muestras Internacional en Montjuïc. Toda la zona está dedicada a mostrar al mundo, lo que el mundo ha innovado y construido en temas relacionados con la industria, el arte y la cultura hasta el momento. Participan arquitectos de la talla de Mies Van der Rohe, y el gran creador paisajista, Jean Claude Nicolas Forestier que junto a Rubió y Tudorí costruyen, a modo tradicional, un teatro griego clásico, es decir, la mitad de una semiesfera rebajada en gradas.

Llega la dictadura a España y, el teatro como tal, solo es ocupado en ocasiones y con poco éxito de público si exceptuamos una Medea con una joven actriz de fama internacional, Núria Espert. En 1976, el ímpetu escénico renace bajo la dirección de la Asamblea de Directors y Actors de Catalunya y se inaugura el I Festival Grec, incorporándose al evento, la danza y la música a medida que avanzan los años.

Pasaron durante este tiempo hasta hoy…desde Lindsay Kemp, Pina Bausch, Merce Cunningham Dance Company, Martha Graham Dance Company, Jan Fabre, Peter Brook, Sasha Waltz, Michel Piccoli, Krystian Lupa, Robert Lepage, Matthias Langhoff, la companyia Cheek by Jowl, Ko Murobushi, Romeo Castelucci, Ryoji Okeda, Virgilio Sieni, Pippo Delbono, Saburo Teshigawara o el Cloud Gate Dance Theatre de Taiwan, entre otros muchos y Lluís Pasqual, Els Joglars, Els Comediants, Dagoll-Dagom, La Fura dels Baus, o Calixto Bieito, por citar gente del país en el campo teatral y de la danza contemporánea.

Este año, 2015,  he podido disfrutar, dentro de los más de 100 espectáculos y representaciones a lo largo del mes de julio, piezas exquisitas de donde la originalidad, el concepto dramático o coreográfico y la valentía en las propuestas escénicas ha sido el detonante. Me gustaría señalar algunas.

Por ejemplo, la fusión de géneros como el teatro y la danza en A Louer del grupo belga Peeping Tom… que cito en una crítica a parte en esta edición de Nagari. El mundo multimedia en una versión biópica y muy emotiva, llena de cante jondo e historia del autor, basada en el recorrido vital de Federico García Lorca a cargo del actor y director Pep Tosar.

Las puestas en escena acostumbran a tener tanto impacto como los intérpretes o los propios textos, sino que se lo digan al holandés  Ivo Van Hove con un libreto, La voix humanine, que Jean Cocteau pensó integramente para su gran amiga la cantante Edith Piaf . El director pone una habitacón de cristal en medio del escenario sin muebles, mientras una mujer, la actriz Hailin Reijin, mantiene en el teléfono a su amante durante hora y media seguidas. Las sorpresas en los intermedios también tiene su virtud en La clausura del amor del francés Pascal Rambert. Dos monólogos abrasivos con un nivel de dicción nítida y extremadamente veloz sobre una ruptura sentimental entre un hombre y una mujer. En el momento más inesperado aprovechan la pausa para que un grupo de niños y niñas entone una canción  sobre “la nieve en el campo”. Cuando finaliza el coro…se inicia de nuevo la reyerta a muerte enter ambos.

Foto. Jaume Escofet

Bromas sutiles en los diálogos en una adaptación de Juan Mayorga en El enemigo del pueblo de Ibsen donde el escenario es un estanque apestado e inmenso, imitando el balneario de la ciudad donde sucede la obra. En Digue´m la veritat, ubicada en pleno Museo de Arqueología Pablo Ley adapta un texto, deliberadamente incomprensible y claro a la vez en sus objetivos dramáticos, a un espacio museístico. Esto permite desviar la mirada hacia los actores que desde una interpretación contundente y vivaz a cargo de La Companyia Eòlia, escenifican un cena en común hablando de sus fantasías en sus viajes por el planeta. Un ejemplo claro de teatro in situ.

Para finalizar un clásico sobre un clásico, Sócrates. Juicio y muerte de un ciudadano  dirigido y adaptado por Mario Gas que si bien no fue estrenado donde debiera, el Teatre Grec, el escenario donde se origina el nombre del festival, sí decir que la interprestación de Josep María Pou valió su merecido. Este lobo-vetusto-e-inteligente que define a este actor, nos recreó, sin olvidar sus tonos de humor mordaz, la tragedia de un pensador que por su falsa modestia nos regaló aquella frase que ha quedado en la mente de los humanos: “Solo sé que no sé nada”. Lo dejo aquí -…con humildad- para que los profesionales y amantes del teatro de Miami, no descarten visitar la ciudad el próximo verano de 2016. ER

Leave a Reply