ESPOSO COMPLACIENTE. Roger Silverio

Al marcharse la esposa, él comenzó su labor. Ella era muy exigente. Limpió, perfumó, embelleció la casa, pero especialmente la habitación. Ningún detalle podía escapársele. Trajo flores, encendió velas y preparó el jacuzzi. Una suave melodía inundaba el ambiente invitando al amor. Cansado, pero feliz, salió cuando ella llegaba, detrás venía el otro. Tuvo que reconocer que su esposa tenía buen gusto. Lo miró de reojo y se marchó en su carro. Ojalá esta vez terminaran temprano y no dejaran el baño como las veces anteriores.

 

Roger SilverioRoger Silverio.  Nació en Las Villas, Cuba. Estudió los primeros años de economía en ULH,y tiene un Asociado en Arte y Periodismo en MDC. Siempre ha disfrutado escribir poesía y cuentos. Reside en Miami desde el año 1980. Actualmente forma parte del equipo editorial de la revista Nagari.

Leave a Reply