EL EXTRAÑO Y OTROS POEMAS. Beatriz Schaefer Peña

El extraño

 

Tengo un lobo boca arriba

agazapado en el estómago.

Los médicos no dan con el diagnóstico

porque no han percibido

la presencia del pequeño lobezno

que afila los colmillos

y su incipiente garra

abre el pliegue rosado

de ese mullido albergue.

Yo no sé cómo entró a este cuerpo mío

tan subrepticiamente,

tan cauto en su pasaje.

Lo cierto es que ningún medicamento

le hace mella: los escupe,

los vuelve a su destino

y se sigue saciando en el dolor

dejándome tendida

sobre la blanca estepa de las sábanas.

Entonces, lentamente, yo palpo sus perfiles

debajo de mi piel

y así se tranquiliza, se anilla

y tal vez se duerma

bajo esa caricia que le llega

como un suave arrorró.

 

——————————-

Beatriz Schaefer Peña  (del libro: Dónde estás Walt Disney)

 

Los fantasmas

 

Acuden a la convocatoria

de las ansias.

Extienden sus manos invisibles

y me toman el corazón, el pulso

la memoria.

Viajeros de esa región

ya intransitable,

se detienen en mi desolación

y como hostiles guardianes

se levantan para espantar

el prodigio de los sueños.

Debo aprender a convivir

con la extraña presencia;

besar sus labios débiles,

cerrar los ojos ciegos que guardan

tanto instante de amor, ya sin mirada.

Pero a mi lado

nada ha de ser como fue.

Ellos lo saben y sin embargo

se yerguen como espejos sin luz

y recomienzan la visita implacable

cada día que resta de mis días.

 

————————–

Beatriz Schaefer Peña (del libro: Dónde estás Walt Disney)

                                                 

The Godfather

                                                  

I worked my whole life. I don´t apologize

to take care of my family.

                            El Padrino I, Mario Puzzo

 

Todo comenzó por el gobierno de las cosas.

Fui un aldeano que no sabía el orden de las letras

pero sí lo dispuesto en la devoción del miedo.

Así comenzó todo.

Primero, cruzando el desarraigo

con la desolación de la ignorancia,

el pasto seco de la mendicidad,

para llegar al mundo prometido

donde los dioses de la tierra

levantaron su imperio.

Después, la vida fue un río solitario

que vadeaba el peligro.

Y navegué ese cauce,

ese remanso oculto donde la paz se hundía.

La venganza era tierra de nadie

y caían los muertos

junto a las hojas del atardecer.

Nada podía cambiar este destino,

esta luna creciente en la noche impiadosa.

Solamente la casa se levantaba incólume

frente a todos los crímenes.

Allí se atesoraba el cuño del poder,

el único legado a mi familia.

 

Ya de regreso, bajo el filo del día sin retorno,

miro el jardín con los naranjos

que nunca cultivé.

La patria es una bruma,

un árbol desgajado en la memoria.

 

——————————-

Beatriz Schaefer Peña (del libro: El que devora Integra la Antología: El cine y la poesía argentina, Ed. En Danza, 2018)

 

© All rights reserved Beatriz Schaefer Peña           

Beatriz Schaefer Peña nació en la ciudad autónoma de Buenos Aires.

Publicaciones en Poesía: Mi jardín tiene estrellas; De ángeles y designios (1982) Revelaciones y artificios (1992); El fuego y los vestigios (1998), 2da. Edición (2000); En la Alta Noche (2003); El que devora (2008); Campo de Juego (2012); Las Cícladas y La Acrópolis (2016); Dónde estás Walt Disney (2017). Publicaciones en narrativa: El cielo prometido y otros cuentos (1998).

Integra varias Antologías compartidas en este país y en el exterior (España, México, Uruguay, Italia).

Recibió muchas distinciones en el país y exterior entre las que se destacan: Faja de Honor de La Sociedad Argentina de Escritores, género poesía (1998); Primer Premio ensayo Círculo del Xelofonte sobre la obra de Luisa M.Levinson (1998).

Distinción “Juan Bosch”, Embajada de la Rep. Dominicana en Uruguay-2009

“Gran Premio de Honor, Fundación Argentina para la Poesía” (2017).

 Ha participado en numerosos Encuentros Literarios del país y el exterior, entre otros el convocado en Santiago de Cuba (2000) donde fue declarada “Huésped Distinguiday en el mismo añoHuésped de Honor”, en el Encuentro de Arte de la Ciudad de Peñuelas, Puerto Rico.

Fue declarada Socia Honoraria de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) (2007).

Actualmente integra la Comisión Directiva de la Fundación Argentina para la Poesía (FAP).

Parte de su Poesía está traducida al italiano, portugués, catalán y alemán y fue musicalizada por Leticia Daneri (Soony Music-editor-1998).

Leave a Reply