BLACK AND WHITE LIVES MATTER. Obra plástica de Pitzi Cárdenas. Gloria MiládelaRoca

Cada día llegan más noticias acerca de estallidos sociales que antes ocurrían como un secreto a voces. Empieza entonces a crecer en nuestro interior un temor desconocido, producto de lo encontrado en los medios informativos, aderezado por la producción ilusoria de nuestra mente. Preguntas y respuestas a estos disturbios, exigen nuestra reflexión sobre los límites que debemos imponer y cuáles podemos cruzar.

Aumenta la aprensión de la lejanía física que existe con nuestras querencias más cercanas: la familia.

Investigamos en las redes porque nos apremia con urgencia una mirada serena, o un bálsamo para todas estas angustias, infundadas o no. Precisamente allí, me encontré con los ojos de Pitzi Cárdenas.

La serie que nos entrega la artista, se compone en su mayoría de rostros femeninos, estén en su entorno familiar o pertenezcan a alguien de fama. A su vez, cada pieza de estas, demuestra abiertamente un sentimiento, así como también aparece en ellas la representación de la particularidad racial. Y aunque no podemos saber qué sucede en sus entornos, claramente están delante de una escena, donde se compromete claramente, la felicidad.

La artista en cada obra expone su dominio en la técnica de la acuarela. Luego de trazar las líneas que definen cada rostro, se consagra con el color en la genealogía de sus modelos. Proporciona a su creación la luz y sombra necesarios en la dinámica de la imagen.

Es una manera sublime, cómo, con pincel en mano, logra detener en el reloj de su obra, tanto la tristeza y el temor, como cualquier otra emoción, con la tonalidad acertada que aplica en los ojos de sus mujeres.

Los trazos de tinta y agua que la artista esparce en el papel, logran un resultado que nos sorprende al detenernos para revisar las pinceladas. Este efecto casi mágico, es lo que transforma el material inerte en la vida de cada una de ellas, sus modelos.

En esta edición nada es festivo. Rostros mortificados. Críticos.  Sin embargo, la complicidad y la unión de dos, también se abrazan al compartir una prenda tan frágil como un pañuelo de seda.  Esta actitud captada de los gestos en algunas de sus obras, permiten comprobar también, la existencia del amor.

Labios rojos. Seductores. Un punto de encuentro con el espectador, y aun cuando el labial se ha corrido, la boca todavía luce el deseo de hablar. En ellos se percibe una necesidad de comunicarse con quien esté al frente. La forma delicada que los caracterizan, son la distinción de la personalidad en cada uno de estos rostros y de su propia identidad.

Estos labios, nos anuncian el estado de ánimo de cada una de ellas. Se contienen antes de entregarnos lo que al parecer sería un mensaje, un deseo o una negación absoluta a cierta petición.

Pitzi Cárdenas en sus cuadros, enfoca la vista de manera inquietante. El recorrido visual en un primer instante parece  extraviado. Luego, al poner el espectador la atención adecuada a esta dirección, notamos que ellas han sido testigos de un momento en particular.

¿Qué sucede frente a ellas?, ¿qué las intimida? o ¿quién las inquiere? Dejo aquí un fascinante razonamiento de agitación a las representaciones previas de cada obra. La intimidad de la historia en estas piezas, quedará sellada con la tinta y el agua derramada en cada hoja por la artista.

Gloria MiládelaRoca

Contacto con la Artista:

Pitzicardenas@gmail.com

Instagram: pitzicardenas

+56955376079

Leave a Reply