BAYAMESA. Bofetadas teatrales blancas y desafiantes. Jorge Herrera-Monroy

“Bayamesa” invadió las mentes y los corazones de los amantes del buen teatro en Miami. El 25 de julio, 2019, fue su estreno mundial. Un suceso que conmovió al público, en el Carnival Studio Theater del Adrienne Arsht Center for the Performing Arts of Miami-Dade County, a pesar de sus detractores.

Ahora en 2020 “Bayamesa. Réquiem por María Luisa Milanés” regresó, para ofrecer cuatro nuevas funciones en enero 30, 31 y febrero 1 a las 8:30pm y febrero 2 a las 5:00 pm al Miami-Dade County Auditorium / On.Stage Black Box Theatre.

¿Cómo comenzó todo esto?

En febrero 2019 el director Mario Ernesto Sánchez comentó que preparaba su nueva puesta anual. La pregunta obligada surgió entre algunos teatreros de Miami. “¿De qué se va a tratar ahora?” y la  respuesta sarcástica se escuchó… “Más de lo mismo, un drama cubano, acerca de lo que pasa en la isla”. Pero esas voces se equivocaron. “Bayamesa” fue más lejos.

Sin embargo, mi curiosidad periodística me llevó más allá y pregunté por teléfono al director Mario Ernesto Sánchez: ¿Qué estás preparando en esta ocasión para el festival? Su respuesta fue amable pero escueta. “Sobre la Bayamesa. Le encargué a “Abelito”, (Abel González Melo), que escribiera sobre María Luisa Milanés para estrenar en julio”.

 

Mi tarea fue investigar dos pistas: ¿Quiénes fueron “Bayamesa” y María Luisa Milanés? Pronto obtuve respuestas. 

“El vocablo “Bayamesa” para muchos cubanos, significa un llamado a defender la patria en el combate y ofrendar la propia vida si es necesario en busca de la ansiada libertad, por lo que es un himno de lucha en Cuba. Melodía y letra fueron compuestas por Pedro Figueredo (Perucho) en 1867 y arreglada musicalmente para instrumentos por el maestro Antonio Luna. Se le llamó originalmente “La Bayamesa”, por haber sido compuesto y tocado por primera vez en Bayamo y como referencia a la ya conocida marcha “La Marsellesa” himno de la Revolución Francesa. 

Mientras que de María Luisa Milanés descubrí que fue poetisa. Vivió de 1893 a 1919 como una ardiente feminista y nacionalista cubana. Que se suicidó a los 26 años en parte por un matrimonio infeliz.

Yani Martín (María Luisa Milanés)

 

Milanés, leía francés, inglés y latín; escribía y traducía francés, español e inglés, tocaba piano y la primera selección de sus poemas con su verdadero nombre se publicaron, post mortem, en la revista “Orto” en 1920. Sus Poemas fueron críticas profundas a la cultura patriarcal y expresiones de solidaridad con otras mujeres y todas las personas oprimidas. 

Parte de la obra de esta “desconocida” poeta fue publicada a veces bajo el seudónimo de Liana de Lux. Su poeta favorito fue Amado Nervo de gran influencia en su trabajo literario y su deseo de vivir en México. Sus pasiones fueron el ferviente amor y el doloroso desamor. Por lo tanto, había llegado a las claves que encerraban de la nueva obra de Abel González Melo sobre la trágica vida de María Luisa Milanés. 

 “Bayamesa. Réquiem por María Luisa Milanés”, el título completo de esta pieza teatral; fue además un digno homenaje al 40 aniversario de Teatro Avante, al 34 aniversario del Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami y ahora al Premio Casa de las Américas 2020 en el apartado de teatro.

Pero ¿Cómo y cuándo se produjo esta obra de teatro? 

En total hermetismo “Bayamesa” fue tomando vida. La selección de elenco, ensayos, creación de música original y diseños de escenografía y luces llevaron meses de trabajo.

Elenco. De pie Julio Rodríguez/Pedro Loforte/Yani Martín. Sentadas Marilyn Romero y Alina Interián.

Al final, en julio 2019 todo estaba listo para anunciar: Teatro Avante presenta…“Bayamesa”. Dirección Mario Ernesto Sánchez y dramaturgia Abel González Melo.

Elenco: Yani Martín (María Luisa Milanés), Julio Rodríguez (Don Luis Milanés/Juan Francisco Sariol), Marilyn Romero (Doña María García), Alina Interián (Sor Ángela) y Pedro Loforte (Ramón Fajardo/ Doctor).

Escenografía, utilería y vestuario: Jorge Noa y Pedro Balmaseda (Nobarte Interior Design), iluminación: Ernesto Padilla y música: Mike Porcel. 

Cuatro funciones: julio 25, 26, 27 y 28 completaron el primer ciclo de representaciones. La crítica reaccionó reservada y distante, mientras que el público ovacionó cada una de las funciones.

Sin embargo, el director Mario Ernesto Sánchez, estaba consciente que había que hacer ajustes.

En este 2020 la obra volvió a tomar vida. Cuatro nuevas funciones y el otorgamiento del premio “Casa de las Américas 2020” reafirmaron a la dramaturgia de Abel González Melo como madura, clara y profunda.

En su momento, este autor cubano fue preciso al explicar lo que pretendía con “Bayamesa”.

“Jugar con los límites de la ficción y la realidad hasta hacerlos imposibles de distinguir. Es historia dentro del teatro, es teatro dentro del teatro… la obra se estructura desde la meta de la teatralidad: una compañía que, a partir del hallazgo de ciertos manuscritos, comienza a montar un espectáculo inspirado en la vida de la poeta María Luisa Milanés.”

Pero el punto de vista de González Melo debía ser entendido por el público, el cual enfrentó un rompecabezas en que la ficción creativa se mezclaba con la historia y la realidad. 

Tanto historia como realidad, se encontraron en el escenario en Miami. Un encuentro de donde surgió y desbordó amor, desamor, rigor de la vida, incomprensión familiar, retos en  las relaciones matrimoniales, complejidad de la creación artística, opresión de una sociedad patriarcal y machista y suicidio por depresión 

Sin ser una obra feminista “Bayamesa. Réquiem por María Luisa Milanés” cuenta la difícil historia de una mujer incomprendida, fuera de su tiempo, amorosa y humana.

Por comentarios de varios cubanos asistentes a las presentaciones teatrales, María Luisa Milanés, era una “poetisa desconocida” que vivió en los albores del siglo XX sin gran relevancia. Sin embargo, ahora, ella ha revivido como una invitación a ser conocida, tanto por su obra como por la historia de su vida que concluyó a los 26 años de edad con una bala en el corazón. 

Lo valioso de “Bayamesa…” es que a pesar que los hechos narrados ocurrieron de 1909 a 1919 entre Bayamo, La Habana y Manzanillo en Cuba, su realidad es perturbadora como “bofetadas teatrales blancas  y desafiantes” las cuales no se dan en la piel pero están ahí como profundas huellas.

La obra, bajo la producción de Teatro Avante y la dirección de Mario Ernesto Sánchez, logró hacer algo difícil y riesgoso en el teatro que el elenco encarnara sus personajes y además que se representara a si mismo en el transcurso de la puesta en escena.

Las actrices Martín Báez, Romero e Interián, además de encarnar respectivamente a María Luisa Milanés, Doña María García y Sor Ángela, se personificaron a ellas mismas, en una transición compleja y difícil. La misma situación vivieron los actores Rodríguez y Loforte, quienes además de hacer sus personajes principales (Don Luis Milanés y Ramón Fajardo) encarnaron a segundos caracteres: el editor Juan Francisco Sariol y el doctor de la familia; además, se representaron a sí mismos como Julio y Pedro.

Estos “rompimientos teatrales” fueron mucho más allá que cambiarse vestuario y todo sucedió en poco más de 90 minutos que duró la obra.

En detalle, Yani Martín Báez, encarnó tres personajes: María Luisa Milanés, la joven poetisa, controversial y malograda. La nieta del personaje y ella misma, Yani. No cabe duda que cuando esta actriz es puesta “bajo metralla”, bajo tensión, bajo la lupa, responde con talento y calidad.   

Julio Rodríguez/Marilyn Romero

Julio Rodríguez, como padre de María Luisa y en sus otros dos desdoblamientos actorales, mostró experiencia y aplomo.

Marilyn Romero, como madre de la poetisa y esposa tradicional, logró el contrapeso perfecto en una línea fina y delicada que consigue marcar claramente sus personajes. Madre, esposa y Marilyn.  

Alina Interián, sorprendente. Sus desdoblamientos son increíbles. Nos lleva de una monja comprensiva y amorosa a esa Interián de la vida real que conocemos.

Cierra el elenco el debutante Pedro Loforte, en su primera actuación con el teatro Avante. Lo hemos visto crecer en Adriana Barraza Studio. Ahora, con alas propias, muestra que tiene capacidad de volar. Su despiadado Ramón Fajardo lo consolida en la escena de Miami. Mientras que su corta aparición como el doctor de la familia, permitió marcar ligeramente la diferencia de personajes y como Pedro Loforte, el sello de su juventud se impuso. Cándido por un lado pero recio y masculino por otro. Una promesa actoral que tiene que seguir aprendiendo y demostrar que además de físico hay talento. Aunque las damas tienen la última palabra. 

En los aspectos de producción, Teatro Avante se rodeó de lo más granado. Su calidad esta ahí como la precisión de un reloj suizo. Escenografía, utilería y vestuario de Jorge Noa y Pedro Balmaseda una garantía. Con sobriedad dejaron que este drama fluyera por todos los escenarios establecidos e imaginarios combinados con el diseño de iluminación de Ernesto Padilla que permitió una puesta en escena elegante acompañada de la música original de Mike Porcel. 

De González Melo podemos concluir que sus cuarenta años de edad están avalados por más de 15 obras dramáticas estrenadas y publicadas, sus dos guiones cinematográficos, varias obras narrativas y de poesía. Su formación académica, Doctor en Estudios Literarios por la Universidad Complutense de Madrid, que alimenta la profundidad y atemporalidad de sus creaciones y lo muestra como un dramaturgo experimentado y consistente del cual esperamos mucho, pero mucho más.

Una pregunta queda en el aire… Mario Ernesto Sánchez, ¿Qué sigue? Porque las celebraciones de los 41 de Teatro Avante y los 35 del Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami merecen que se tire la casa por la ventana en este 2020. ¿No crees?  ¡¡¡Albricias!!!!

© All rights reserved Jorge Herrera-Monroy
© Todos derechos reservados a Jorge Herrera-Monroy
© Fotos Teatro Avante/Asela Torres

Jorge Herrera-Monroy, periodista, crítico de teatro, blogger, productor, presentador y locutor de TV/Radio. Nacido en Mérida, Yucatán, México. Con más de 35 años de experiencia en medios de comunicación en México y Estados Unidos. Egresado de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Anahuac Norte, la Ciudad de México. herreramonroy@hotmail.com

One response to “BAYAMESA. Bofetadas teatrales blancas y desafiantes. Jorge Herrera-Monroy

  1. Aunque no formo parte del elenco de BAYAMESA, me tomo la libertad de agradecer al periodista Herrera Monroy esta reseña sobre la obra. Lo hago porque en ella, él, respalda la labor de Avante y su contribución al teatro. Gracias, señor Herrera Monroy, no porque hable en favor de BAYAMESA, sino porque sus palabras reflejan su interés y respeto hacia las Artes Escénicas.

Leave a Reply