“Zorro, the musical”… guarda silencio en Miami. Jorge Herrera-Monroy

Publicado el

Es la mañana de abril 16, 2018 y el Miami Theater Center (MTC) en Miami Shores, Florida, esta en silencio. Solo se oyen los pasos del caminar del director de teatro Miguel Sahid y algunas voces, a la distancia, que se ponen de acuerdo de cómo desmontar la escenografía de “Zorro, the musical”.

 

Ahora Miguel Sahid esta solo. En su mente resuenan aun las cuatro ovaciones de pie que recibieron él y su elenco durante las ocho funciones de los viernes 6/13, sábados 7/14 y domingos 8/15 de abril cuando la Sociedad Actoral Hispanoamericana presento dicha obra en el sur de la Florida.

 

Una mezcla de sentimientos invade a este creador boricua. Satisfacción por lo logrado pero tristeza ante el futuro silencio de “Zorro, the musical” quizás para siempre en Miami.

 

En un abrir y cerrar de ojos teatrales, la energía de los 35 actores en escena ha desaparecido. Solo queda en las fotos y en los videos tomados y en el orgullo de todos los participantes. Ahora el reto mayor radica en las mentes del director Miguel Sahid y del productor Andrés Mejía de poder contestar ¿Qué es lo que sigue?.  Ya que después de esta experiencia el público y la crítica espera más de esta mancuerna que ha aprendido a trabajar como el mecanismo de reloj suizo.

 

Hasta hoy, “Zorro, the musical”, es uno de los máximos logros del SAH. Una producción bilingüe dirigida por Miguel Sahid que ha dejado una agradable plenitud artística-musical.

 

La historia de esta obra comenzó en 2008 cuando “Zorro, the musical” subió por primera vez a escena en el Congress Theater de Londres, Inglaterra. A lo largo de los últimos 10 años, esta obra se ha representado en temporadas largas y cortas en 10 ciudades en el mundo. En Estados Unidos, la versión Miami, es la segunda ocasión que dicha obra cobra vida en el escenario. Todo comenzó a fines del 2015 cuando el aun estudiante de actuación Lito Becerra planteó al director Miguel Sahid la idea de montarla. Era un gran reto. Tres años después éste se ha convertido en su feliz realidad.

 

El sonido de taladros y sierras eléctricas sacan de los recuerdos al sensible director. La escenografía de más de 14 pies de altura comienza a desaparecer ante sus ojos. Su mirada se nubla y su voz se entrecorta al dar instrucciones.

 

No hay duda que la corta temporada de Miami Shores fue para la Sociedad Actoral Hispanoamericana un gran espectáculo en donde 35 artistas en escena partieron del libreto de Stephen Clark, quien a su vez se inspiró en la novela “Zorro” de Isabel Allende, para crear este musical que ha permitido dejar una enorme huella del talento latino en el escenario.

Fotografía de Alfredo Armas

“Zorro, el musical” reúne los elementos necesarios para contar una sencilla historia de capa, espada, aventura y amor en forma brillante. El personaje de El Zorro logra hacer su “crossover” al idioma inglés para el deleite de los públicos latinos de Miami y Broward que acudieron ávidos para presenciar el espectáculo.

 

No cabe duda que este legendario personaje tiene su magia y nunca pasa moda. A los espectadores les gustan esos héroes justicieros empeñados en castigar la maldad en pro del bien y el amor. La trama de esta obra tiene estas características.

 

La historia cuenta la vida de Diego de la Vega, un joven nacido en el sur de California en el siglo dieciocho, que regresa a Los Ángeles, después de una estancia en España, acompañado de una caravana de gitanos quienes serán sus aliados para lograr sus objetivos: hacer justicia, desenmascarar a su hermano Ramón, el villano, aclarar la muerte de su padre,  reivindicar su recuerdo y reencontrar el amor infantil en su amada Luisa.

 

La historia no cuenta nada nuevo y quizás por momentos resulta aburrida, pero la música y el baile flamenco a ritmo de los Gypsy Kings, hace que esta puesta se llene de luz y energía como los temas “Bamboleo” y “Djobi Djoba” entre otros, a pesar de su larga duración de 2 horas y 48 minutos.

 

Cabe destacar la dirección musical del maestro Michael Day, las coreografías de Manny Castro Jr., la escenografía de Sofía Rodríguez y la iluminación de Miguel Sahid que en su conjunto logran la magia en esta puesta en escena.

 

El resultado en el estreno, defectos en el diseño del audio de Arysbells Figueredo, con fallas en algunos micrófonos. También, mala coordinación escenográfica (tramoya de los actores). Defectos y fallas corregibles en las siguientes funciones. Sin embargo, el público “perdón” y se involucró en la experiencia teatral dando un resultado energético de aplausos y vítores.

 

En las actuaciones. Aunque Lito Becerra (Diego de la Vega/El Zorro) muestra un gran crecimiento actoral y una intensamente preparación en esgrima y acrobacia para el personaje, en el canto, su voz en solitario tuvo desafines, mismos que se desvanecieron cuando cantaba a dueto con la actriz Shalia Sakona (Luisa Pulido), quien por su parte estuvo encantadora en la actuación, y dulce y afinada en la interpretación. Macia McGeorge (Ramon de la Vega) nos ofreció un personaje muy bien logrado, implacablemente, manipulador y cruel, y vocalmente atinado, sobretodo al cantar “A Lifetime”. Rebeca Díaz (Inés) nos entregó una gitana ardiente y apasionada. Gran bailarina y esplendida cantante. Mientras que Tommy Paduano (Sargento García) nos regaló una actuación muy divertida. En el canto y el baile impresionó y el público lo convirtió en su favorito.

 

Mientras que las participaciones infantiles de Jerirose Kirsten, Miguel Angel Cubillos, Any Dalay, Mia Alessandra y Martin Fajardo se “robaron” el aplauso del presente. Demostrando  el entrenamiento y las enseñazas de SahKids.

Fotografía de Alfredo Armas

Parado en el proscenio del Miami Theater Center (MTC) en Miami Shores, Florida, el director Miguel Sahid, comenzó su “duelo” por “Zorro, the musical”. La voz de unos de sus asistentes de producción le indica “Miguel… is over” con los ojos húmedos se marcha con la firme convicción que “The show must go on”.

 

Aunque hay mucho que crecer, mucho que aprender. “Zorro the Musical” fue un gran inicio, pero también un gran reto. Cruzar la barrera del idioma y trabajar en inglés es otra historia. Aunque mucha gente, amiga, gritaba “De aquí a Broadway” al final de las cuatro ovaciones de pie, éstas son solo eso… Exclamaciones de emoción! Antes habrá que conquistar, con trabajo, talento y esfuerzo, el circuito regional de teatros como Actors ‘Playhouse, Slow Burn Theatre, Wick Theatre o Maltz Jupiter Theatre, en donde abundan ejemplos de obras musicales tipo Broadway producidas en el sur de la Florida.

 

La Sociedad Actoral Hispanoamericana, el director Miguel Sahid y el productor ejecutivo Andrés Mejía saben cual es el camino, de hecho, ya lo han comenzado andar.

 

El sonido del camión de la mudanza en marcha indica que por hoy Zorro, the musical”… guarda silencio en Miami.

 

© All rights reserved Jorge Herrera-Monroy © Todos derechos reservados a Jorge Herrera-Monroy

Jorge Herrera-Monroy, periodista, crítico de teatro, blogger, productor, presentador y locutor de TV/Radio. Nacido en Mérida, Yucatán, México. Con más de 35 años de experiencia en medios de comunicación en México y Estados Unidos. Egresado de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Anáhuac Norte, la Ciudad de México. herreramonroy@hotmail.com

 

Leave a Reply

Translate »