VIVO. Música y vida cotidiana transfigurada en la obra plástica de Ana Liska.

Publicado el

Un registro gestual a través de la música y sus sensaciones, plasmado en medios materiales y digitales a través de la experimentación, una exploración de soportes y vehículos de expresión.

Portal Mixta 70x70cm 2017

Tuve que interrumpir la música para poder escribir y preguntarme   – ¿que me hace sentir Viva?

La propuesta presenta todos aquellas expresiones que dentro de lo abstracto de la creación, plasman los sentimientos a través de un juego de formas y color, en donde la textura constituye un elemento importante de los mismos y su gestualidad conforman el movimiento de mi ser y de mi mente.

Difusion Mixta 40×40 cm 2017

La sensación de estar y sentirse vivo encuentra sus puntos de partida en experiencias, aprendizajes, aficiones y   los que traducidos a la sensación representan una libertad de expresión que rompiendo las fronteras de lo tradicional ofrecen un derroche de figuras y colores.

Por medio de nuestros sentidos exploramos y experimentamos nuestro entorno, desde pequeños los sentidos nos acompañan en el aprendizaje así como conocimiento. Saborear, observar, respirar, trabajar, tocar, recordar, escuchar son pequeñas acciones, quizás monótonas o insignificantes que se pierden en el diario y su costumbre la traducen a una presencia efímera pero  que juntas hacen una diferencia (la vida).

Enganchada Mixta 25×25 cm 2017

VIVO conforma una serie de acciones pequeñas que diariamente colaboran para una gran diferencia, una obra de expresión, sensación y apreciación, un arte.  Una expresión y carga que no lo entendí sino luego de alejarme, observarlo, un proceso de entendimiento hasta lograr el plasmarlo.

¿Cual es la  importancia y simbología de esta pieza? Las obras de arte siempre tienen un significado que descifrar, un mensaje que se vuelve propio en el contexto del observador y encuentran un sentido sensorial sin estructuras formales de entendimiento, descubrir que despierta esa pasión, en mi caso particular,  la música.

Cross Roads Mixta 50×50 cm 2018

Prendo la música nuevamente y pienso… me toco el rostro… siento y me expreso, vuelvo a pintar.

 

Ana Liska

 

 

Ana Liska nació en la ciudad de Guatemala en 1974. Inicia su carrera artística en 1992 en donde define su estilo y se inspira en la música que escucha. Estudió y continuó su formación artística en distintas ciudades de Europa y Estados Unidos, entre ellas Viena, Berna, Múnich y Baltimore.

Desde 1993 ha compartido sus vivencias y obras con distintos públicos. Sus obras han sido expuestas colectiva e individualmente en establecimientos de arte como Galería Walter Peter, Museo Miraflores, Museo Ixchel,  Junkabal, en el Patronato de Santo Domingo de la ciudad de Guatemala y sus obras se encuentran en colecciones  privadas en Suiza, Alemania, Dinamarca, Italia, China, y Estados Unidos.

Leave a Reply

Translate »