UNA “HABITACIÓN CON MOSCAS”: NOTAS DE LECTURA. Lourdes Vázquez

Habitacion con moscas            Permitirnos leer el primer poemario, Habitación con moscas de Ximena Gómez, es adentrarnos en una caja de resonancias de un instrumento hecho con esmero. Tanto la madera utilizada como la estructura de las piezas han sido hechas de material óptimo. Me adentro en este paisaje doméstico de observaciones líricas con la fascinación de una niña sumergida en un cuento de hadas, para descubir a una hablante que sutilmente describe el habitat extendido con su paisaje en el trance del duermevela. Es decir: entre el recuerdo, el deseo, el reposo, la nostalgia y la intimidad. La nostalgia como sentimiento optimista. Como recuerdo grato; entonces puedo respirar la tranquilidad de la hablante en ese espacio soberano por demás.

            Este grupo de poemas- publicados por una editorial que quiero y admiro mucho- y en los que la hablante nos describe un ambiente, rodeado de animales e insectos domésticos, utensilios de cocina, y abuelitas adorables, tal vez narran el país que le tocó nacer y/o el país que le tocó vivir. Un tanto desarmado, caótico afuera de sus paredes, mas intacto en lo doméstico. El camino misterioso va hacia el interior, ha dicho Novalis y hacia esa intimidad es que vamos. El apego a personajes como la abuela, el apego a objectos conocidos son la resistancia, la barrera que nos ayuda a devolver el sentido a las cosas. Así lo vemos en el primer verso del poema ‘Cucarachas’. En una grieta/ se agita/ una pata contusa./ Minúsculo recuerdo/ del paraíso.

            Como un haiku describiendo un hecho de la naturaleza y acompañada de su sonoridad fundamental es lo que agarramos de primera instancia; mas en esta historia se palpan peligros, contrariedades. Es una pata espigosa-de un insecto conocido y detestado-ya nos indicó el título del poema. Es una molestia. Y, ¿la grieta? es una fisura. un corte que duele y que puede producir muerte. Muchas veces estas grietas tienen alivio. Se leen en todo el poemario. Son escapes quiméricos estas bocas del túnel, las salidas de grutas, las puertas que te invitan a penetrar sin miedos o espantos. Veamos unos versos de ‘Sabrás llegar a mi casa’, cuyo título lo encuentro delicioso. …Al final de un atajo/ verás la boca del túnel/ Entra, la oscuridad te acoge… Es un entorno que se mueve con sigilo pero también con gran esperanza; a pesar de las amenazas o tal vez por las amenazas. Una se adentra en esta imagen ¿nocturna? por un sendero estrecho, hasta encontrar la boca de un animal peligroso.

            Estas contrariedades, estos entes amenazantes son los sujetos de la guerra: es la basura, la pocilga, las jeringas en el suelo, las llantas abandonadas, los cuchillos que apuñalan y que comienzan con el título mismo del poemario, con la imagen de la mosca en la portada del libro. Es una irritación que succiona toda delicia y que se desparrama en poemas como ‘Bodegón con moscas’.  Comedor de barrio/ En el aire un tufo a pino,/ a frutas y legumbres rancias./ Dos moscas se enredan en el aire.

            El rechazo al olor del ambiente y a la textura de los frutos es palpable. Ni hablar de las moscas. Entonces culminanos con un placer complejo el de este bodegón; ya que el bodegón como pieza de arte tiende a ofrecer un efecto de serenidad.  Este no es el caso.

Penetrar en esa percepción particular, para poder explorar lo que falta, es el duende que acompaña a los poetas. En este poemario, este cotejo molesto es su duende. En esta negociación con el placer: reflejos de Vermeer /en los objetos y también con el dolor del recuerdo, la descripción precisa, cual tela de pintor, trabaja a su vez como diario etnográfico íntimo e indispensable. El lenguaje figurativo, el tono despejado, te mantienen involucrados hasta el final; mas es esta incomodidad lo que lanza al vuelo el poema para capturar la esencia. De eso se trata.

© All rights reserved Lourdes Vázquez

 

Lourdes VazquezLourdes Vázquez (P.R.): Una de las escritoras más destacadas de la diáspora de Puerto Rico. Poeta y narradora. Entre sus premios se incluyen el Juan Rulfo de Cuentos (Francia), la Mención de Honor/Honorable Mention/2014 Paz Prize for Poetry (USA) por Un enigma esas muñecas (Madrid: Torremozas, 2015), Mención de Honor Premio Nacional Luis Lloréns Torres, Casa de los Poetas, 2014 (P.R.) Su libro Bestiary: Selected Poems 1986-1997 fue finalista del Foreword Reviews Book of the Year Award (USA). Una selección de su poesía ha sido publicada en italiano: Appunti dalla Terra Frammentata (Edibom, Edizione Letterarie, 2012); así como la memoria: The Tango Files (Edizione Arcoiris, 2016). Otros libros son su novela Sin ti no soy yo: segunda edición (2012) traducida al inglés con el título, Not Myself Without You por Bilingual Review Press (Arizona State University, 2012) y que forma parte del listado ‘Top Ten “New” Latino Authors to Watch’‘; así como The New Essential Guide to Spanish Reading. En 2013 se publica una selección de sus cuentos: Adagio con fugas y ciertos afectos (Madrid: Verbum). Su trabajo ha sido publicado en sinnúmero de antologías y revistas y traducido, además del inglés y el italiano, al sueco, francés, portugués, polaco, catalán, gallego y mixteca. Ha trabajado con una variedad de artistas destacándose los libros:Salmos del cuerpo ardiente con la reconocida grabadora Consuelo Gotay y Cibeles que sueña con la artista Yarisa Colón. Ha sido miembro de varios jurados entre los cuales se destacan el BorderSenses Literary Prize in Fiction (Texas) y el New York Foundation for the Arts, Urban Artist Initiative Award.  Es miembro del Pen American (NY) y del Poetry Project (NY).

 

Leave a Reply