NAGARI ENTREVISTA A JULI CAPELLA

capella_juli_perfil_bigYo creo que existe otra España realmente imaginativa y atrevida …
pero siempre ha tenido que competir con el tópico turístico del sol  playa, paella y toros

Barcelona, 1960. Es arquitecto por la ETSA de Barcelona. Fue director fundador de las revistas De Diseño y Ardi y director de la sección de diseño de la revista Domus. Es autor de libros como Nuevo Diseño Español, Arquitecturas Diminutas Ha comisariado diversas exposiciones como A  la Castliglioni, Vanity Case by Starck, Diseño Industrial en España…y en este momento la de Tapas. Desing for Food que se expone en Miami. Fue fundador de la bienal Primavera del Disseny. Fue galardonado con una mención honorífica en los Premios Nacionales de Diseño de España en el 2000 y en la actualidad dirige el estudio Capella Garcia Arquitectura en Barcelona. 

Portada-y-Contraportada-Bravos-Juli-Capella_Página_1-600x276

Nagari Noticia de El País el 20 de diciembre de 1984. “El pasado martes se celebró en el local KGB, de Barcelona, la presentación del número 1 de la revista De Diseño, una nueva publicación ilustrada de diseño industrial, decoración, grafismo, arte y moda…. está dirigida por Quim Larrea y Juli Capella”. Recuerdo aquel enfant terrble que acababa de aterrizar en un medio, hasta aquel momento, sagrado por diseñadores como André Ricart o Correa. ¿Háblame un poco de aquel camino inicial que  posteriormente dio a Barcelona la marca y el prestigio que le corresponde en este campo?. ¿Qué conceptos se innovaron para abrir aquella nueva etapa?

Juli Capella. La ilusión y la juventud otorgan mucha valentía e irresponsabilidad. Si a ello sumamos la ingenuidad puede salir una publicación como De Diseño, el tuerto en el país de los ciegos. En España casi nadie sabía lo que era el diseño, nosotros tampoco, pero intuíamos que era una disciplina que iba a vivir un fuerte auge y nos lanzamos a la piscina con la primera revista sobre diseño que llegaba a los kioscos. No sabían donde colocarla, si con las de decoración, o las revistas técnicas. A medida que nos íbamos enterando, lo íbamos comunicando a los demás.

Más que innovar lo que hicimos fue aprender de los italianos que nos llevaban mucha delantera. Pero todo ello pasado por el filtro barcelonés del momento. Corresponde a un momento mágico de cada generación, ahora no sería posible sintonizar con lo que pasa de forma tan intensa.

Nagari ¿Cómo era la Barcelona de los ochenta en el campo del arte, la cultura y el diseño hasta la llegada de las Olimpiadas del 92?

Juli Capella. Era una fiesta, pero también Madrid, Sevilla o Vigo y ya no digamos Valencia. Hay que recordar que veníamos de una dictadura de 40 años. Y nosotros estábamos viviendo una eclosión en muchos aspectos, un desfogue generacional, político, social, sexual. En los campos creativos este cambio era muy patente, había ganas de reinventarlo todo, conceptual  y estéticamente. Por eso el diseño jugó un rol importante, por ser un instrumento para mostrar esta renovación. Y precisamente las Olimpiadas de Barcelona del 92  fueron una excusa para cambiar muchas cosas, desde las plazas y calles hasta el carrinclón logo de los bancos.. Además la cultura se hacia en la calle, en los bares, las plazas, Todo brotaba bastante espontáneamente hasta que poco a poco se fue institucionalizando. Yo también. El sistema siempre fagocita, pero afortunadamente vienen  otros detrás empujando.

 Nagari ¿Cómo está esta Barcelona hoy en día dónde parece que el turismo de crucero sostiene una decadencia económica pero que, a la vez, ha marchitado la ciudad como espacio propio, reconocible y ciudadano?

Juli Capella Barcelona, sigue siendo una ciudad excepcional y creativamente muy avanzada. Pero ciertamente ha perdido muchos puntos con respecto a otras ciudades. Ya no es la líder indiscutible donde todo el mundo viene a aprender y se quedan embelesados. Ahora el protagonismo del diseño se ha diluído en muchas zonas geográficas de España y la ciudad ha perdido capitalidad. Hay ciertos barrios ya casi tematizados. Los vecinos han escapado o los han expulsado y solo pasean los turistas. Las instituciones se han volcado en promocionar este turismo masivo, pues a corto plazo interesa económicamente. Yo defiendo un turismo más equilibrado, que se amolde a las necesidades del ciudadano y no al revé. Y un poco más culto y menos depredador. El problema de estar de moda, es que un día dejarás de estarlo y si vives solo de esto, lo tienes mal. Preferiría que se inviertiera en conocimiento, aunque bienvenido el turismo respetuoso de mochila, o de Vuiton. Todo mezclado está perfecto.

Juli Capella Made in Spain

Nagari ¿Del made in Barcelona de los 90 bien elaborado y sostenido al made in Spain recuperado y con buena imagen de prestigio en la entrada de siglo XXI. ¿Qué hay hoy a 2013 de estas dos marcas referentes a la internacionalización y dime si hay otras en el estado español que puedan surgir o entreverse un ascenso de futuro próximo?

Juli Capella La imagen de Barcelona era un conglomerado de disciplinas que unas apoyaban a las otras. Se basaba principalmente en grandes talentos individuales, que se daban a conocer a fuera por primera vez. Pero esa sorpresa no dura siempre, éramos la niña bonita que llega a la fiesta. La imagen de España también es muy potente, pero siempre ha tenido que competir con el tópico turístico del sol  playa, paella, toros. Yo creo que existe otra España realmente imaginativa y atrevida, y es peculiar, una mezcla de latino, mediterráneo, orgánico, personalista,… Y que no renuncia a la tradición ni se burla de ella, simplemente la reinterpreta o inventa una nueva que se  va sumando. Al botijo tradicional, se le añade una nevera primitiva, y aparece el botijo La Siesta, que lo mezcla con una botella de plástico. Al Porrón le ha salido el coporrón: la copa porrón.

Sin duda cada comunidad española ha trabajado estas últimas décadas en busca de su identidad: los gallegos con su vertiente celta, los valencianos liderando el tema del mueble y la cerámica, en el País Vasco son fuertes en el tema del producto industrial. Madrid con el diseño gráfico, corporativo o la moda…

Nagari. Cambiemos el rumbo para algo más concreto ¿Qué corrientes y en que ámbitos en el diseño español pudiéramos hoy destacar que se está haciendo algo creativo y distinto, partiendo de que la producción es mayoritariamente en el sudeste asiático?

Juli Capella Creo que ya no hay una corriente única o al menos mayoritaria, como podías visualizarse antes: posmodernismo, minimalismo, etc.… Ahora hay muchos “ismos” a la vez, cada diseñado quiere ser único y no pertenecer a un grupo o estilo. Estamos en la era de las personas, no de las cosas. Cada uno conforma su peculiar estilo, pero ciertamente hay un contenido más social, participativo, ecológico, experimental, pequeñas ediciones personalizadas…

Nagari. Y hablando de China como principal productor. Hay algún movimiento interno en este país que devele un “made in China… yes  made in China” que recupere de éste aquella cultura del objeto milenaria que tanto prestigio dio en el pasado oriental… O crees que aún es Japón quién se lleva la palma en este ámbito?

Juli Capella No conozco muy bien China, pero las veces que he estado, he sentido una cierta depresión. Creo que han juntado lo peor del comunismo con lo peor del capitalismo, en vez de haber hecho al revés. Pero está claro que cuando empiecen a no copiar y lleguen las generaciones de jóvenes diseñadores que ahora se están formando por todo el mundo, la cosa dará un giro radical. Tienen mucho talento y efectivamente una tradición milenaria , que siempre es un buen trampolín. Habrá sorpresas positivas.

Pero de momento Japón sigue capitaneando el tema con mucha distancia, su exquisito diseño se percibe en cualquier área, todo está tocado por la delicadeza y la calidad. ¡Y ojo! los Juegos Olímpicos de Tokio del 2020 van a servirles de motor de reinvención para reafirmarse delante de China.

Nagari. En los ochenta definías el diseño industrial como “la adaptación del exterior al hombre”,  la decoración  como “el compromiso entre el ámbito y su poética”-, y el arte y la moda entendida ésta última como un “proceso”. ¿Se mantienen aún estas definiciones tal y como nos encontramos hoy en mitad de un crisis económica internacional como la que tenemos?

Juli Capella Guardé diversas definiciones durante muchos años, cada vez más complejas y largas, para saber qué es el diseño. Y al final me harté, y condensé diseño en “pensar antes de hacer”. Me sirve para casi todo y es suficiente ambigua como para no dejarse nada fuera, por aquello de que “definir es matar”, viene de definitivo, y no creo que en el proceso creativo nada pueda ser verdad para siempre.

Nagari. Ya que estamos en EE.UU y, como conocedor del diseño a nivel internacional ¿Pudieras decirme si hay, no tanto un diseñador en concreto, que por supuesto lo hay, sino alguna corriente o tendencia en el campo del diseño o de la arquitectura que consideres de interés?

Juli Capella EE.UU marcó el inicio del diseño industrial masivo con Raymond Lowell (de origen Francés) o Norman Bell Jedes, allí nació el streamline y el styling, pero era un diseño principalmente centrado en el consumo y en cómo seducir al comprador, más allá de las virtudes del propio producto, que fue siempre una aspiración europea. Como diseñadores geniales cabe destacar a Charles y Ray Eames. Creo que alcanzan una de las cotas más altas en el diseño de todas las épocas, con una gran capacidad plástica, ingenieril, investigación de materiales, interdisciplinar… Y más recientemente el gran bombazo americano es Apple Los diseños de Jonathan Ive (de origen inglés) que han configurado todo un mundo referencial de la electrónica afable. Ideo, fue un grupo muy interesante al principio pero creo que han ido devaluándose.

Pero a mí, quien más me encantaba era el grafista Tibor Calman (de origen húngaro), afincado en New York que inició la revista Color y que desgraciadamente murió en 1999 y que odiaba el diseño encorsetado en comisión, que tanto abunda. Otro personaje clave en el momento actual es el grafista Bruce Ñau,(de origen canadiense) que promueve una reflexión social sobre la profesión.

Nagari. En uno de los múltiples cursos que has dado a lo largo de tu carrera profesional en distintas escuelas y universidades de tu medio, hablabas de los 10 mandamientos para ser un buen creativo. Pensando en los estudiantes de Miami y EE.UU que acceden a esta carrera tanto en la arquitectura como en el campo del diseño a parte del primer mandamiento que decía “No fumarás, ni beberás, ni te drogarás…”. ¿Qué les recomiendas en una metrópoli donde El Ferrari, el Vuiton,  los diseños gráficos de Brito y el dinero son dioses que están en los altares de cualquiera que habite este lugar?

Juli Capella Que si al estudiante le gusta ese tipo de vida lujosa y lujuriosa, que abandone inmediatamente el diseño. Dedicarse profesionalmente al diseño es parecido a una vocación religiosa, lo entregas todo. Por tanto si su interés es ser famoso o rico, mejor dejarlo y dedicarse a político o a empresario, pero como diseñador lo tendrá muy difícil. En cualquier caso los mandamientos están también para saltárselos.

Nagari. Bien… nadie se escapa de la pregunta de qué es esta ciudad, Miami, para ti. ¿Cuál ha sido tu experiencia visual, humana y afectiva en una ciudad donde el mito de Miami Vice o el lugar “donde vive Julio Iglesias” (… ya no vive)  o incluso hoy, la residencia de la ex ministra de Defensa Carme Chacón?

Juli Capella Creo que Miami es un lugar muy apetecible. Mezcla de forma esquizofrénica lo americano con lo latino. Pero sobre todo me gusta “el decorado” que es Miami, toda la parte decó, las palmeras, el aire siempre azul, el clima pegajoso. Mi último referente es la serie “Dexter”, pero ya no me acuerdo de Miami Vice ni me interesan las horribles mansiones de los adinerados, que siempre suelen tener mal gusto eligiendo a los arquitectos e interioristas. Para eso prefiero otros lugares que me ha enseñado Miralda y Montse Guillén como Jimbos o el Versalles, aunque hay que reconocer que, el Delano de Starck, causó furor en su día y aun se aguanta. El aparcamiento de Herzog-de Meuron lo veo muy espectacular, pero un desperdicio espacial en un lugar tan céntrico, el feísmo se ha puesto de moda, pero no encaja en una Miami tan coqueta y colorista.

Leave a Reply