MISTERIO HUMANO (II), DESPUÉS DEL AMANECER. Francisco Larios

misterio humano (II)

 

En la mano

de un mendigo: desesperanza

y fe.

 

Si tuviera en la punta

de la nariz

una mariposa

O si

fuese

un unicornio,

 

Si fuese un ángel de alas

afelpadas

 

O un mensajero

de otros mundos ¿Lo sabría?

 

Si viera

un cielo triste llorar

en otros ojos  ¿Lloraría?

 

¿Qué sabe este hombre

de la multitud?

 

 

después del amanecer

 

Ya cuando la utopía se deshizo,

liberados

de su agobiante sueño,

muerta la ruta de la auténtica seda,

rota por fortuna la armonía,

sus decretos, abrogados por fortuna, sus absurdas

conminaciones,

por fortuna irrisorias –ya no

aterradoras;

ya no limpio el camino por la sangre,

ya no puro el sacrificio ni la marcha.

 

¿No es fortuna impíamente

que lo muerto

ha muerto y merecía

por fortuna morir?

 

Ahora el hombre-rey

camina el mundo

como un bosque irreal

Ahora el hombre-niño

camina las ruinas-rastros

de venas secas.

 

Ahora piensa sombras,

busca sombras; quiere sombras.  Deambula las

horas malditas– ruminatio.

 

Su enajenada fe le dice que han

perdido el hablar

las estrellas; Triste le niega a Dios su hijo, aparta la mano

que aparta el puñal

del primogénito. Triste

su fortuna en desamparo:

 

Ver al destino de espaldas,

–¡como antes!–         y en la misma oscuridad.

 

fran lariosFrancisco Larios, Nicaragüense; reside actualmente en Estados Unidos. Ha publicado un poemario, “Cada Sol Repetido”, anamá Ediciones, Managua, Nicaragua, Noviembre del 2010 (disponible en amazon.com). Tiene varios libros inéditos, así como poemas dispersos en publicaciones impresas y digitales, tales como Hilo Azul (Revista del Centro Nicaragüense de Escritores), Círculo Poético (México), Revista Soma (Nicaragua), Letralia (Venezuela), Baquiana (Estados Unidos).

Leave a Reply