Memoria ADN. Nu Flamenco. Experimental Flamenco.  Niurca Márquez , José Manuel Domínguez. A la guitarra José Luís de la Paz

Publicado el

Fue una collage tal como dijo Niurka al finalizar el acto. Un patchwork lleno de imágenes evocadoras y de fusión. Lo genuino del flamenco junto a trazos de la cultura musical y de la leyenda folclórica cubana.

Dos intérpretes investidos de “bailaores” entrelazándose piel a piel y congregando sinergias para un espectáculo de síntesis. La mujer (Niurca Márquez) con su bata de cola y el hombre (José Manuel Domínguez) con su guayabera blanca. La vivencia y la experimentación se hicieron eco ante el público y, atónita, la audiencia respondió con el necesario silencio.

La obra arranca paseándose ella sola en camisón azul y arrastrando su propio vestido de volantes del mismo color. De repente, se crea un triángulo entre la ropa, el cuerpo y el brío interior por las notas de la guitarra. Una conversación luchadora entre los pies y la falda. Como si hubiese un conflicto entre los pasos del baile y aquella pieza de vestuario enrevesada en sus tobillos.

A continuación, él se levanta del asiento. Deja su perro pigalle descansando debajo la silla y recorre las ventanas de la sala hasta llegar al ángulo de la pared. Allí va recorriendo el espacio escénico con sus manos mientras se dirige a la audiencia. Ubica sus movimientos junto a la guitarra (José Luís de la Paz) primero. Después se acerca a su pulgar. Estrecha los dedos de su mano. Y recorre cada esquina del cuerpo en acto de veneración y lujuria.

Ella capta su hazaña por acercarse a su piel, y acepta el encuentro.

Inmediatamente, se arregla y se maquilla poco a poco integrando a su imagen de flamenca la peineta, las rosas, el alfiler, los zarcillos, el manto, y una velocidad por acercarse a él mientras las cuerdas de la guitarra cimbran sin interrupción.

Seguidamente, penetra debajo de su falda bajo un erotismo abiertamente carnal e ingenuo. Y escudriña su intimidad como si fuera una ardilla. Huele el perfume que emana de su sudor. Se arremolina a ella como lo hace el giro de la prenda en movimiento. Y, a veces, parece que nade entres las aguas de sus piernas. Al final, se viste con la bata de cola e interioriza su poética que lleva incorporada en sí misma.

Una fusión plena y sentida de dos culturas, la española y afrocaribeña, que se  descubren, nunca mejor dicho, en el ADN de su autora que tiene en su haber antecedentes, como dicen los cubanos, de “La madre patria”. Un trabajo de investigación sobre el gesto, los mitos, las costumbres y una manera de organizar el entorno muy ligado a la antropología cultural a través del performance.

Frente a una sala llena del Museo de Coral Gables, Aurora Morcillo la coordinadora y presentadora del evento, interrogó sobre aspectos del trabajo realizado bajo el patrocinio del CCE,  FIU, el Consulado General de España, Cuban Research Institute, Kimberly Green Latin American and Caribbean Center,  African and African Diaspora Studies Program, Department of History and the Coral Gables Museum.

Nagari, como tal, estuvo apoyando el acto con su presencia, en pos de la integración de todas la culturas que conforman el panorama de Miami.

 

Comments

Memoria ADN. Nu Flamenco. Experimental Flamenco.  Niurca Márquez , José Manuel Domínguez. A la guitarra José Luís de la Paz

  1. Eduard, mil gracias por asistir y por captar con tanta lucidez y poesía lo sucedido. Después de tantos años de investigación, da gusto saber que hayan tantos espacios de interpretación y acercamiento personal. Un fuerte abrazo. Niurca

Leave a Reply

Translate »