CHANCE BORN. Mia Leonin. Anhinga Press. Tallahassee. USA. 2016

Chance Born, Mia LeoninEn su conferencia sobre la Poesía (recopiladas en el volumen SIETE NOCHES del Fondo de Cultura Económica), Jorge Luis Borges, decía, refiriéndose a unos versos de Quevedo, que estos eran “felices” al ser “ambiguos”, esta felicidad, era el producto de la riqueza interpretativa o de las múltiples lecturas que pudiéramos darles a los mismos.

El poemario de CHANCE BORN de Mia Leonin encuentra esa riqueza desde el título que ha escogido para nombrarlo. Chance podemos entenderla como azar, oportunidad o suerte.

La suerte, la oportunidad de vivir en Miami, no nos hace inmune a la violencia que se decanta en la poesía de Leonin. No existe ambigüedad alguna en las imágenes que se nos presentan, y, sin embargo, guardan la dulzura de una canción de cuna a la vez que su mensaje al correr de las páginas corta la punta de nuestros dedos como el filo de la navaja. Tal como nos lo muestra en su poema COMO LA LLUVIA donde una tranquila escena de hogar se ve arrasada por la tormenta de la guerra:

Cada mañana las regaderas de ensueño despertaban las flores de grano,

cernidas desde los dedos de tu madre a la cacerola de metal en su regazo.

Hasta que llegaban con sus truenos, rugidos, golpes y  temores-

nubes blancas crepitantes, sandalias y tobillos explotando.

Alfombras y cuerpos de piel arrastrados´

al son  de llantas, muerte metálica, acordes de Humvee.

Los testigos y víctimas de esta violencia suelen ser niños y mujeres, el poemario abre con una poesía inspirada en el nacimiento de su hija. En la felicidad -y trauma- del alumbramiento vemos como una constante la pregunta, la denuncia del sufrimiento humano.

Estos versos dan el tono de diálogo a la poesía de Mia Leonin, donde parafraseando de nuevo a Borges, sabemos que las cosas no dependen de nuestro arbitrio, “son así, pero están escondidas” y es nuestro deber junto con la poeta de encontrarlas, en ocasiones descifrarlas. Es así, que en los juegos del lenguaje, como en la vida no todo es lo que parece, así nos lo señala en el poema ANTES DE DE QUE EVA FUESE UN PALÍNDROMO. (BEFORE EVE WAS A PALINDROME).

            Dios a la inversa se lee bozal y correa

            A diferencia del mal, diablo y cualquier otro enmascaramiento

            Esa invención de la Escalera hacia el cielo,

           El nombre de Eva,

            Nunca pretendió ser leído al revés.

Señalemos que en los versos originales del inglés Dios (God) leído al revés es perro (dog), Mal (evil), vida (live), Diablo (devil), Vivido (lived) y Eva, efectivamente es un palíndromo, Eve, pero curiosamente en español leído al revés sería Ave.

CHANCE BORN nos entrega un mundo rico en lenguaje que no se limita al inglés, este poemario se encuentra marcado por la impronta miamense donde el cruce de culturas, anglo, hispanas y caribeñas forman un sincretismo que no escapa al agudo oído de Leonin. En su poema COMO NOMBRAR UNA CIUDAD (HOW TO NAME A CITY), los habitantes de Miami no pertenecemos a ninguna parte.

            Donde quiera que te pares, nuevos acentos bañan nuestras mareas desde lo lejos. Castellano, Creole, Patois y Portuñol descansan en tus tobillos.

            En esta ciudad, cualquier que diga que es nativo es sometido a la burla o es prontamente interrogado.

Leer la poesía de Leonin no es sumirse en la autocomplacencia de quien señala con dedo flamígero, es reconocerse humano en el dolor de otro y no esconder esa parte de corresponsabilidad:

Missouri, eres el medio Oeste con un tañido sureño, hogar de Jim

el esclavo y su autor Mark Twain, entre una cosa y otra

la brutalidad de estado fronterizo en donde vives.

Con respecto a mí, no requiero una prueba de paternidad o ADN para demostrar

lo que es parte de mí –

dueño de esclavos, aparcero, pacifista y burgués –

todo dentro de mí, porque soy una bastarda. Soy el pecado original

y tú eres mi árbol genealógico.

Foto bio Omar VillasanaOmar Villasana. México (1972)

twitter @arboldetuolvido

Blog de Omar Villasana

 

Leave a Reply