BOHEMIAN RHAPSODY, UNA GRAN HISTORIA DETRÁS DE LA MÚSICA.

 

Título original: Bohemian Rhapsody

Año: 2018

País: Reino Unido

Dirección: Bryan Singer

Guion: Anthony McCarten (Historia Anthony McCarten y Peter Morgan)

Fotografia: Newton Thomas Sigel

Reparto: Rami Malek, Joseph Mazzello, Ben Hardi, Gwilym Lee, Lucy Boynton, Aidan Gillen, Tom Hollander, Mike Myers, Allen Leech, Aaron McCusker, Jess Radomska entre otros.

 

Bohemian Rhapsody es una celebración del grupo Queen, de su música y de su extraordinario cantante Freddie Mercury, que desafió estereotipos e hizo añicos tradiciones para convertirse en uno de los showmans más queridos del mundo. La película plasma el meteórico ascenso de la banda al olimpo de la música a través de sus icónicas canciones y su revolucionario sonido, su crisis cuando el estilo de vida de Mercury estuvo fuera de control, y su triunfal reunión en la víspera del Live Aid, en la que Mercury, mientras sufría una enfermedad que amenazaba su vida, lidera a la banda en uno de los conciertos de rock más grandes de la historia. Refleja asimismo cómo se cimentó el legado de una banda que siempre se pareció más a una familia, y que continúa inspirando a propios y extraños, soñadores y amantes de la música hasta nuestros días. (FILMAFFINITY)

Podríamos creer que Bohemian Rhapsody es un homenaje a la banda inglesa de rock “Queen”, pero en realidad es un homenaje a su vocalista, Freddy Mercury, uno de los cantantes de rock más importantes de la historia de la música y una de las voces más privilegiadas que se han conocido.

Este film lejos de ser la típica historia biográfica de un famoso es una gran producción que parece haber cuidado muchos de los detalles que toda buena película tiene en consideración.

Bohemian Rhapsody tiene un excelente casting, los actores que dan vida a los miembros de la banda de “Queen” fueron bien escogidos y dirigidos. Dos de los miembros de la banda original, Bryan May y Roger Taylor, interpretados por Gwilym Lee y Ben Hardy respectivamente, estuvieron presentes a lo largo del rodaje, lo cual también ayudo a darle veracidad a los personajes pues contribuyeron con los actores en su caracterización. El parecido físico es indudable, pero además es el estudio que hicieron los actores sobre sus personajes lo que más sorprende y es que el trabajo del actor consiste en interiorizan muchas características de sus personajes para poder convertirse en ellos. Rami Malek es Freddy Mercury, la elección del actor es el acierto de la película, durante su proyección sentimos que estamos viendo al mismísimo Mercury, es difícil no dejarse capturar por su carisma, el cual capturó Malek en su interpretación, esa magia que se genera entre el espectador y el actor es más que por el parecido físico, por el excelente trabajo de caracterización, su trabajo corporal lo vemos en sus gestos, ademanes, la manera de caminar y esa forma de actuar en el escenario que tenía Freddy Mercury, uno de los mejores “showman” de todos los tiempos.

La veracidad de la historia ha sido motivo de crítica, pero sería bueno preguntarse ¿Cuándo la ficción tiene la obligación de ser fiel a la verdad? Si fuera así, dejaría de ser ficción.  Cuando se produce un film, incluso como este, de corte biográfico, siempre tienen que estar presentes los toques de dramatismo, la verdad transformada, la mentira añadida y seguirá siendo un buen producto, una cosa no le quita a la otra, y es que no se trata de hacer una película al estilo de “E True Hollywood Stories”, después de todo, es eso lo que diferencia a un film del estilo del documental.

Bohemian Rhapsody nos presenta a un Freddy Mercury real con virtudes y defectos, la historia controversial de este grande del rock está muy bien relatada y aunque algunas fechas de la historia, no correspondan exactamente a las de la vida real, fueron acomodados en el guión de tal manera que el film nos captura de principio a fin y le dan una lógica particular a la historia, cosa que algunos biógrafos no aprueban. Un ejemplo claro es que Mercury no supo que tenía SIDA hasta tiempo después del “Tribute Concert for AIDS”. Este apoteósico concierto esta tan bien recreado que nos hace sentir intensamente la música de Queen y nos vuelve parte de su público. Una vez entendida su historia, volvemos al inicio de la película que comenzó con un flashback de Mercury en todo su proceso de preparación antes de ingresar al escenario de este gran concierto, es difícil no emocionarse cuando sentado en el piano el protagonista parece dejar su vida en el tema de “Bohemian Rhapsody”; en donde la interpretación de Malek es memorable. En cuanto a la producción es sorprendente observar los videos reales y corroborar como se recreó este concierto al detalle para el deleite del espectador. Los efectos, la fotografía, la actuación; todos los detalles cuidados realmente al milímetro.

Si usted no conoce la vida controversial de este genio de la música y la historia de uno de los grupos de rock más famosos del mundo o si tal vez fue uno de sus fans en su juventud, no puede dejar de ver este film que no lo defraudará y que aún se está presentando en algunas salas de Miami.

 

© All rights reserved Dotty Vásquez Mantero

 

Dotty Vásquez Mantero nace en Lima, Perú en 1967. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima y fue profesora de Lenguaje Cinematográfico y Guión. En la actualidad ejerce como formadora, periodista y escritora de literatura infantil en la ciudad de Miami.

Dottyvasquez@gmail.com

One response to “BOHEMIAN RHAPSODY, UNA GRAN HISTORIA DETRÁS DE LA MÚSICA.

  1. Mmmm…me quedaba por ver.Yo lo vi en vivo a él en las Olimpiadas de Barcelona, hace ahora 25 años antes de morir de SIDA y cantando con Montserrat Caballè. Tu artículo me anima a verla. Gracias

Leave a Reply