ALGUIEN VUELVE A LLENAR LAS TARDES DE PALOMAS. René Rodríguez Soriano (in memoriam)

Quando sarei morta non saró morta Quando saró morta  no sarei morta Quando moriró vivró e vedró Isa Donelli —Io sono Julia. Lo dijo así tranquilamente y se quedó mirándome con sus dos negrísimos ojos, fijos como clavos en la pared. Me quedé mirándola allí. Sentí el revoloteo de centenares de palomas. Respiré su aroma … Continuar

LA BIBLIOTECA DE BRUJAS. Omar Nieto

Dice que fue un artista, que le cortaron la mano en un castigo comunitario en medio de los reclamos del pueblo. En el parque se me acerca, convencido: “Le conozco”, me dice. Yo le contesto: “No es posible”. Él remarca: “Debe creerlo”. Me mira a los ojos y se aleja. Entonces, repito: “No es posible”. … Continuar

EL CAFÉ DE LA MARINA. Frederic Zorrilla

El cafè de la Marina (català) A la sorra es projecta un feix de llum que mal il·lumina quatre taules i una dotzena de cadires estampades, ara ocioses, en actitud desafiant a les barques, que abocades a la platja amb la proa d’esquena al mar, pacients, esperen l’hora de salpar. Enfront, una ampli portal vidriat, … Continuar

DIÓGENES. Elsa Herrera Bautista

Iba de malas, sudando a chorros. A mí el verano, igual que a la mayoría de la gente que nació en esta ciudad, me resulta insoportable, sobre todo a las dos de la tarde a bordo del metrobús. Mi carro estaba descompuesto y yo había tenido que ir a dar un taller para empoderar a las … Continuar

GRINGO ANDARÍN, SUELTO Y CURIOSO. FINN BRISCOE

Decidí contar unas anécdotas de mi primer viaje extendido por América Latina en el año 1971, cuentos en su mayoría felices, sin mucho conflicto ni tensión, y de los cuales no van a llevar ningún mensaje trascendente. Si no te aburren, y llegan a provocar una sonrisa, o dos, me siento satisfecho. Empezamos en la hermosa ciudad de Cuernavaca, mi primer destino fijo.  Cuernavaca … Continuar

LECTOR. Adán Echeverría. 

Este era un hombre tranquilo que disfrutaba la lectura siempre que llegaba de trabajar. Las noches se le iban en permanecer despierto leyendo, entretenido y en paz.  El cansancio de su cuerpo comenzó a pasarle factura. Pero él no claudicaba. Había siempre algo bueno para leer en sus libreros.  Las noches eran ese espacio necesario para llevarlo … Continuar

NADA 1994. Dainerys Machado Vento

Para Xalbador García Sabía que su madre quería darle una mala noticia. Pero no tenía idea de qué se trataba esta vez. Tenía 16 años y algunos dolores acumulados no tanto por desamores adolescentes, como por la distancia del padre y la muerte del abuelo. Cosas aparentemente comunes. Pero su madre la seguía tratando como … Continuar

Extracto de la novela No son tantas las estrellas/There Are Not So Many Stars. Isaí Moreno

El aparato giraba obedeciendo las leyes inmutables de la sincronía. Cada pieza comunicaba a las otras un movimiento preciso a través del riguroso metal de su estructura. La tensión de un muelle se liberaba con solidez por todo el engranaje hasta desembocar en un elemento que, sin cansarse, oscilaba alrededor de sí mismo, del centro … Continuar

CUANDO HABLÓ LA SPHINGE (REMIX de la obra de Rodolfo Benavides, Cuando las piedras hablan los hombres tiemblan). Federico Rivero Scarani

Esto aconteció hace miles de años antes de las Sagradas Escrituras. – ¡Oh, Anat! ¡Oh, Anshar!  ¡Salvadores y guardianes de mi vida pasada, presente y venidera! Así imploraba aquel peregrino del desierto con el rostro hacia el cielo para luego bajarlo hasta colocar su frente contra la sedienta arena a la sombra de la descomunal … Continuar

DESCANSA EN PAZ. Silvia Zuleta Romano

Dio vuelta la hamburguesa. Finita y de un marrón grisáceo. El crepitar de la grasa. La espátula. Y la acción incesante que se repite sin creatividad. Una y otra vez. José llevaba apenas tres meses. Joder, qué calor hacia allí adentro. Levantó la mirada. Cada tanto tenía que hacerlo. Conchi estaba enfrente, echando las patatas … Continuar