VAMPIROS Y LIMONES. Karen Rusell Ed. Tusquets Editores. Barcelona, 2014 Traducción, Victoria Alonso Blanco

Vampiros y limonesVampiros y limones

Karen Rusell

Ed. Tusquets Editores. Barcelona, 2014

Traducción, Victoria Alonso Blanco

277 páginas

Cuajado de escarcha, el asfalto anunciaba una caída al instante.   Decidí refugiarme en una librería del barrio viejo. Nada más cruzar el umbral de la puerta percibí el aroma peculiar de los libros nuevos.

En el pasillo central se mostraban las novedades editoriales. Un hombre ataviado con una gabardina negra sostenía un curioso y extraño ejemplar entre sus manos. Una atracción fatal acababa de producirse. Al instante, supe que tendría que leer el libro que había despertado el interés de un ser dotado de unas manos poderosas.

Casi al unísono, nos presentamos a pagar en caja. Una mirada traviesa provocó un intercambio de frases anodinas en el mostrador de la librería. Los dos habíamos escogido el mismo libro,  Vampiros y Limones de Karen Russell. Al salir, un resbalón fortuito provocó el auxilio masculino y una invitación: “¿ Le apetece tomar una taza de café”.

(…)

 

Vampiros y limones es la tercera obra de Karen Rusell,  considerada como una de las “escritoras jóvenes norteamericanas de más talento” por la crítica especializada. Hasta la fecha ha publicado una novela y dos libros de relatos.Tierra de caimanes, su primera novela  quedó finalista del  Premio Pulitzer 2012  y obtuvo el Premio Young Lions Literary Fiction  en el  2012. The New Tork Times Book Rewiew la eligió como una de las diez mejores novelas del 2011.

Vampiros y limones es su segundo libro de relatos  premiado con el National Magazine Award en el 2012.  La última obra de Karen Rusell es una recopilación de ocho narraciones  que subyugan el intelecto del lector. Me sentí literalmente abducida por esta mujer que es capaz de crear unas  historias en las que convergen la  ciencia ficción, el realismo mágico y una escritura precisa que logra transmitir  al lector las emociones de los personajes.

Cada uno de los relatos puede leerse de manera independiente y sin embargo tienes la extraña sensación de que existe una regla paranormal que justifica el orden en el que aparecen, Vampiros y limones, Devanando para el Imperio, La legión de gaviotas desciende sobre Strong Beach, 1979, La ventana de Hox River, El establo al final de nuestro mandato, Reglas para hinchas en la Antartida según Dougbert Shackleton, Los Nuevos veteranos y El Monigote insepulto de Eric Mutis.

El primer relato que inicia el libro, Vampiros y limones, es una preciosa historia que narra las aventuras de un vampiro anciano en un limonar italiano. El protagonista siente que ser inmortal en la senectud es una condena porque convierte la decadencia en un proceso infinito.

Al vampiro “nonno“ le sucede un relato de una belleza escalofriante, Devanando para el Imperio. La mutación progresiva de unas mujeres  en gusanos de seda es la trama central de un cuento en el que conviven la ciencia ficción y la crítica al imperio dictatorial japonés. Las “devanadoras” son una especie hibrida, mitad kaiko (gusano de seda en japonés) y mitad hembra.  Recluidas contra su voluntad  en un taller, se alimentan de una pócima extraña que las convierte  en productoras de seda natural, artículo comercial con el que se lucra el estado.

Kitsune, la protagonista, lidera una rebelión y asesina al “Reclutador” el hombre que las mantiene cautivas.

La composición  de los personajes, los diálogos y la sutil descripción de la vida en cautividad de estas mujeres son una muestra de la originalidad de Karen Rusell. La creatividad de la autora es excepcional porque transmite veracidad, incluso cuando se atreve a convertir a los  presidentes americanos en caballos una vez han finalizado su mandato.

No desvelaré la trama del resto de relatos que figuran en el libro y les ánimo a que lean sin prejuicios la obra de esta mujer.Les invito también, a practicar una “ cita a ciegas” en cualquier librería que sea de su interés. Permitan que un extraño/a les seduzca con un libro desconocido  y quizás descubran una joya literaria. La realidad siempre supera a la ficción.

Ángels Martínez

Leave a Reply