TRES POEMAS DE ‘GAUDEAMUS’.  A. P. ALENCART

Publicado el

Poemas de la antología ‘Gaudeamus’ (2018, Salamanca, Edifsa), publicada por el autor para celebrar los VIII siglos de la Universidad de Salamanca

 

 

FRAY LUIS ACONSEJA QUE GUARDE MI DESTIERRO

Y ÁLVARO MUTIS CONFIRMA EL FINAL DE LAS SORPRESAS

 

Pasa que pernocto en Salamanca solo para que Fray Luis

se me descuelgue desde el recuerdo carnoso de sus liras,

desde su cuaderno de deberes que va cayendo –siemprevivo–

la noche arrugada en que le planto conversa.

 

Libro en mano, como si quisiera poseerlo del todo,

grito hacia su destiempo:

“¡Bájese de las cumbres en las alas de un estornino!

¡Véngase a este reino, don Luisito!”

 

Y…

Ayayay, mi buen Cristo de las justas rebeldías,

aquí mismamente me lo pones igual que cuando era,

me lo acercas desenterrado por mis ganas, lo destacas

como luciérnaga o lazarillo para esta pétrea errancia

que apenitas es dulce conmigo.

 

Hay veces que uno parece ver claramente a los desaparecidos.

Hay veces que uno cree escuchar una voz aleteante

saliendo del fondo del claustro: “Guardad vuestro destierro,

que ya el suelo no puede dar contento al alma mía”.

 

Entonces se presenta Álvaro Mutis

después de haber visto a don Quijote en Peñaranda,

y, al contemplarme orando hacia una esquina del infinito,

me extiende su copa con vino tinto del Duero,

mientras habla como lo hacen los de tierra caliente:

“¡Ay, desterrado! Aquí terminan todas tus sorpresas”.

 

Hay veces que la antigüedad se disfraza de hoy mismo.

Hay veces que el deseo de ver es más forzudo que el alcohol.

Hay veces que Salamanca te rejonea con breves sombras

angelicales.

 

 

OH SEÑOR DE LIBREROS, SEÑOR DE UNAMUNO

 

Oh señor de Libreros    señor de Unamuno

el mío corazón comparece ante su creencia sin

estatuas    quijotesca teología del ejemplo

dinamitando religiones   ¡A desertar se ha dicho!

La sala principal es el corazón ¡Evangelíceme,

hágalo sin estampitas ni mentecatadas! ¿Qué

habrá excomunión? Gracias a Dios    gracias

al aletazo de las cigüeñas sobre la calva del obispo

gracias a Lázaro de Tejares por donde duermo

Ahora le atiendo a usted    profesor sin páginas

en blanco    guerrero de la joven alianza    Ahora

curaremos nuestra tos    señor del rectorado

Veo que su aliento da para otras travesías allende

el Griego    abajo del palidecer de los fariseos

Anote el número del móvil que no tengo  ¡Lláme-

me con su voz que despierta españas! ¡Persevere

en sus lecciones por el flanco de la cristiandad!

Ahora le atiendo porque su pluma está en mis pupilas

¡Venga    disparemos doce salvas por la noche

de los viajes! ¡Saludemos a quienes llegan a esta

vieja castilla! ¡Salgamos para que se infarten

los mercaderes y quiebren su voz los falsarios!

¡Persevere    señor de Jugo! Vine de la otra orilla

pero quédome donde se cobijan sus Palabras

Yo    como deudor    siempre las ennoblezco

 

 

TREINTAITRÉS AÑOS EN LA UNIVERSIDAD

 

Invicto el destiempo

que me religa a un claustro

pródigo en donarme

algunos segundos

de lo eterno.

 

Soy un bienaventurado:

vivo entre voces

que nadie pudo enterrar.

 

Las oigo entre aula y aula

de escuelas que

acopiaron resonantes

pensamientos,

 

poesía contra el fuego lento

de las inquisiciones.

 

Salamanca,

gran temperatura

palpitando

desde mi Universidad.

 

© All rights reserved Alfredo Pérez Alencart

Alfredo Pérez Alencart (Puerto Maldonado, Perú, 1962). Poeta y ensayista peruano-español, profesor de derecho del Trabajo en la Universidad de Salamanca desde 1987. Fue secretario de la Cátedra de Poética “Fray Luis de León” de la Universidad Pontificia (entre 1992 y 1998), y es coordinador, desde 1998, de los Encuentros de Poetas Iberoamericanos, que organiza la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes. Actualmente es columnista de los periódicos La Razón y El Norte de Castilla, así como de varios diarios y revistas digitales de España y América Latina. Poemarios suyos publicados son: La voluntad enhechizada (2001), Madre Selva (2002), Ofrendas al tercer hijo de Amparo Bidon (2003), Pájaros bajo la piel del alma (2006), Hombres trabajando (2007), Cristo del Alma (2009), Estación de las tormentas (2009), Savia de las Antípodas (2009), Aquí hago justicia (2010), Cartografía de las revelaciones (2011), Margens de um mundo ou Mosaico Lusitano (2011), Prontuario de Infinito (2012), La piedra en la lengua (2013), Memorial de Tierraverde (2014), El sol de los ciegos (2014), Hasta que Él vuelva (2014), Lo más oscuro (2015), Los éxodos, los exilios (2015) y El pie en el estribo (2016). También las antologías Oídme, mis Hermanos (2009), Da selva a Salamanca (2012), Antología Búlgara (2013), Monarquía del Asombro (2013), Regreso a Galilea (2014), Invocação / Invocación (Antología portuguesa, 2014), Tu je nebo / Aquí es el cielo (2016, antología croata), Una sola carne (2017), Para después (2018. Antología hispano-italiana) y Gaudeamus (2018). Hay cuatro libros de ensayo sobre su obra: ‘Pérez Alencart: la poética del asombro’ (2006, de Enrique Viloria); ‘Alencart, poeta de todas partes’ (2015. Coordinado por Viloria Vera y ensayos de 50 autores); ‘La órbita poética de A. P. Alencart’ (2017, de Jaime García Maffla) y ‘Visión poética en tres libros de Alfredo Pérez Alencart’ (2017, de David Cortés Cabán). También ‘Arca de los Afectos’ (2012, coordinado por Verónica Amat), homenaje de 230 escritores y artistas de cuatro continentes. Su poesía ha sido traducida a 25 idiomas y ha recibido, por el conjunto de su obra, el Premio Internacional de Poesía “Medalla Vicente Gerbasi” (Venezuela, 2009), el Premio “Jorge Guillén” de Poesía (España, 2012), el Premio “Humberto Peregrino” (Brasil, 2015) y la Medalla Mihai Eminescu (Rumanía, 2017), entre otros.

Leave a Reply

Translate »