TIERRA Y OTROS POEMAS. Maya Lima

TIERRA

Cascarón de roca,

kilómetros de profundidad,

mi agua se filtró por tus grietas

cuando la capa de escombros

era únicamente arena.

Este fue el primer suelo

sobre el que surgió nuestra vida.

 

Tierra negra,

agua y viento te arrasaron,

ahora,

dibujante suelo rojo

que deposita sedimento,

cosechas mi soporte

eres limo de bordes nítidos,

carne formada de arcilla

en mi centro

que es tuyo,

ésta, mi línea interior

en la que

tus cavidades se sacuden

anhelando el equilibrio,

propagándote desde la raíz de mi cabello

hasta las infinitas plantas

que me conectan con el cielo.

 

NÁYADE Y SU CANTO MAÑANERO

Con escamas y  canto

y  la melena revuelta,

así  amanecemos las sirenas.

 

Una mañana aspiré borbotones de agua

los valles, las calles y las noches,

pintadas de azul

crecieron en mis  labios

que, hablando en términos estrictos,

debieron causar mi muerte,

pero la gracia de un viejo dios marino

invocado por las vírgenes de los

patios traseros de cualquier vecindad del mundo,

bendijo mi nuevo cuerpo.

 

Mi madre gritaba: ¡cúbrete los pechos!

yo resplandecí  abriendo el plexo

provocando el primer amanecer

en la calle abandonada de mi barrio.

 

Así fue como mi sangre

enfrió la cola tornasol

que corona el final de mi raza

 

Llevo una flor marina, delicada

sobre rizos verdes.

Y mi voz

produce los cantos más gloriosos,

pues en ella viven

los deseos de las mujeres

que no gustan de la sal de los mares.

Los llantos

de las que no aprendieron a nadar

por miedo a mostrar su carne.

La locura

de las que fueron sirenas

y decidieron regresar sobre sus dos piernas

para sortear las olas enfurecidas

que les arrastran a una desolada roca.

 

Mi voz también aloja

los silencios de un anciano

que pasa las tardes escribiendo poemas

a niñas que no existen,

los pestañazos de la oficinista

que no olvida

el primer beso de un tritón,

 

el que desapareció sumergido

en las vías del metro Hidalgo.

Y dos o tres odios

de aquellas

que no soportan

el atributo de la mujer impura

que frente al espejo

peina por horas una larga caballera.

Mi cola no es el emblema de promiscuidad;

yo amamanto a los héroes abandonados,

transporto sus almas

hasta el inframundo de alguna cantina

que ofrezca botana,

ellos estrellan sus naves en mis acantilados

y pocas veces,

según sea el caso,

los trago abandonando sus huesos

en la orilla de la banqueta.

 

Hoy amanecí sirena

y mis lágrimas no son perlas,

Hoy amanecí sirena

y las escamas de mi cuerpo

se desprenden fácilmente.

 

Por eso canto

despierto y canto.

 

FRUTO VERDE

I

Tienes razón, debajo de mi piel vive el espíritu negro de la melancolía de quienes gritan en los campos. Diablos azules se derraman de mis piernas, ellos se evaporan mientras un lamento brota cuando besas las melodías que viven en mi ombligo.

Me enseñas todo lo que debe saber una reina cuando acepta un encerrón en medio de la nada, bebiendo de mañana y fumando los alientos por la noche, rozando los amores que debían pertenecerle a mi madre. Pero la ausencia de brillo me excita, me incendia la lengua y los oídos.  Saboreo tu barba blanca, escucho  las voces del Mississippi.

II

 Tres veces  tu nombre en la oscuridad alimenta a los cuervos de mis ojos con una hogaza de luz y es, pues, cuando puedo verte como el gigante entregado al viento que te anuncia como el vencedor de la batalla.

La música del diablo nos acompaña, bailamos, mi piel relampaguea, tocas mis notas más bajas, abandonas el título de poeta para convertirte en el hombre que recorre el camino de las aves que crearon el mundo.

III

Todavía me desnudaría para ti en el oleaje del desierto. Sudando entre tus brazos, quemada por la arena que cubre un fruto que se niega a madurar.

© All rights reserved Maya Lima

MAYA LIMAMaya Lima Rodríguez (México D.F. 1973). Poeta y cuentista, lectora en voz alta y promotora cultura. Ha participado en talleres bajo la dirección de Eduardo Saravia (México) y Félix Luis Viera (Cuba).  Participa en la compilación de poesía erótica Iberoamericana 2010 titulada: “Garage 69”( editorial Cascada de Palabras Cartonera, 2010). Antología Erótica: ”Poesía del siguiente orgasmo”(Amarillo Editores 2010). “La Tierra de en medio”, patrocinado por la Casa del poeta José Emilio Pacheco,( 2011). Ha colaborado en la revista “Vicio Perpetuo” de Lima Perú, en la revista “Trajín Literario”, Revista “Frontera Esquina” y en la revista OPCIÓN del ITAM. Participa en la antología “punto&aparte” (Lima, Perú 2012). En la edición conmemorativa para el festival internacional de poesía Grito de mujer, “Poesía rebelde” 2011 y “Libertad, en mi cuerpo yo decido” 2012. En “Palpar” Ediciones EISEKE, Granada, España 2012, en “Letras de Babel5” (aBrace editora, Uruguay 2012), en “Adicción bajo los efectos de la creación artística” (Instituto para la atención y prevención de las adicciones en la Ciudad de México, Gobierno del D.F., 2012). “Amorvoz” (Editorial Morvoz  2012). En “La República en la voz de sus poetas” 2012 y “Cantar bajo la nieve” Toluca 2012. Es integrante del Colectivo Entrópico donde participa como compiladora y correctora en las diversas publicaciones del mismo.

Es una de las  fundadoras e integrante del grupo “Cabaret poético” (Performance poético de burlesque), con el cual se presenta en diversos foros de la ciudad de México.

Leave a Reply