THEEB, HACERSE HOMBRE EN EL DESIERTO. Un film de Najir Abu Nowar.

 

Titulo Original: Theeb

Año: 2014.

País: Jordania

Director: Najir Abu Nowar.

Guion: Abu Nowar, Bassel Ghandour

Fotografía: Wolfgang Thaler

Musica: Jerry Lane.

Reparto: Jacir Eid, Hassan Mutlag, Hussein Salameh, Marji Audeh, Jack Fox.

 

Arabia, 1916. Theeb -lobo en árabe- vive con su tribu beduina en un rincón olvidado del Imperio Otomano. Después de haber perdido recientemente a su padre, Hussein debe criar a su hermano Theeb. Sus vidas son interrumpidas con la llegada de un oficial del ejército británico y su guía en una misión misteriosa. Incapaz de negar su ayuda al británico por temor a deshonrar la reputación de su difunto padre, Hussein se compromete a acompañarles a su destino, un pozo de agua en la antigua ruta de peregrinación a La Meca. Temeroso de perder a su hermano, Theeb persigue a Hussein y se embarca en un peligroso viaje a través del desierto de Arabia que, desde el estallido de la Primera Guerra Mundial, se ha convertido en el coto de caza de mercenarios otomanos, revolucionarios árabes y asaltantes beduinos marginados. (FILMAFFINITY

 

Theeb es una película se puede decir peculiar, esto por todas las características que presenta. Es una película original de Jordania, país donde es prácticamente imposible hacer cine, pero las circunstancias y la historia de este film la hacen caer en el esquema de la película que se puede filmar con bajo presupuesto. Prácticamente no necesitó de ningún set, escenografía o cosa parecida pues la película se rodó en un 99 % en el desierto de Wadi Ram al sur de Jordania, los actores que cumplieron a cabalidad con sus roles forman parte en su totalidad de un grupo de actores no conocidos, algunos incluso nunca habían actuado antes, la musicalización de la película cumple acompañándola en ciertas escenas importantes, como en las que la acción se sobredimensiona, pero no destaca, fue dirigida por un jordano británico, Naji Abu Nowar, que cabe mencionar debuta con este film en el mundo de la cinematografía y gana un reconocimiento de la Academia al ser nominada a mejor película extranjera siendo superada por  “El hijo de Saul”. Este primer reconocimiento y además de tal envergadura nos hace esperar con ansias un siguiente film de este joven y talentoso director jordano de sólo 35 años.

La historia ambientada en 1915, presenta un guión bien trabajado que nos introduce en el mundo de Theeb, un niño cuyo nombre quiere decir “lobo” – un animal muy temido pero respetado en la cultura beduina- y que pertenece a una familia reconocida de guías cuyo padre acaba de fallecer; ser guía significaba una serie de riesgos en el desierto pues este estaba lleno de bandidos y criminales en una época en que se veía venir el progreso con la llegada del ferrocarril, la decadencia del imperio Otomano y por ende la guerra. Luego de la muerte de su padre Theeb queda en manos de su hermano mayor Hussein, el cual lo entrena a diario y con dedicación en el oficio de guía.

Hasta ese momento la historia tiene una tónica tranquila y ligera para después de unos minutos dar un giro al introducir el conflicto que lo trae un militar inglés que llega al campamento con una misión secreta y es entonces que el film toma otra tónica y por momentos nos recordará a algún film del lejano oeste, solo que en este caso se cambiaron los caballos por los camellos y los sombreros por los pañuelos y turbantes jordanos.

La historia se presenta a través de los ojos de Theeb y el director supo exponer con elegancia y honestidad el punto de vista de un púber, que por momentos es niño y por momentos ya nos muestra algunos visos de adulto traducidas en su forma de pensar y actuar. El público descubre en el transcurso de la película la personalidad de un niño que lleva grabadas las enseñanzas y la lógica dadas por su hermano, haciendo que se maneje en el desierto y ante la adversidad literalmente como un lobo, escurridizo, pensante, astuto y que se transforma en el fuerte que destruye al débil.

La historia avanza con las situaciones que le tocan vivir a Theeb y en poco tiempo el niño que comienza la historia se ira transformando y madurando para terminar siendo casi un hombre en el cuerpo de un púber. El papel de Theeb fue interpretado por Jacir Eid Al-Hwietat, un muchachito que el Director descubrió en el desierto, al cual decide probar para el papel y que le da la grata sorpresa de ser un actor innato y dar con la talla del papel de protagonista. En resumen, este humilde pero gran film es digno de apreciarse y respetarse por las condiciones en las que se creó, por historia que trae consigo y los premios a los que se hizo merecedor.

Theeb, puede disfrutarla a través de Netflix.

© All rights reserved Dotty Vásquez Mantero

Dotty Vásquez Mantero nace en Lima, Perú en 1967. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima y fue profesora de Lenguaje Cinematográfico y Guión. En la actualidad ejerce como formadora, periodista y escritora de literatura infantil en la ciudad de Miami.

Dottyvasquez@gmail.com

Leave a Reply