TERRA MIA: UN VIAJE INTERNO. Obra plástica de Emma Alvarez Pineiro

TERRA MIA

La fundamentación conceptual de mi obra, nunca se podrá apreciar con mis palabras ya que no soy escritora; como artista visual es a través del color, de la forma, del uso del espacio y lo que evoca en el espectador, que me expreso.

A través de las décadas y en diversos medios plásticos, el hilo que une la mayoría de mis trabajos es la sugerida presencia de las Pampas Argentinas.  Mis pampas reflejan los paisajes interiores del ser, de mí ser, que aparentemente cambian a través de los períodos, pero siempre hablan de mi mundo interno, que como reflejo de mi tiempo y espacio también exploran la realidad social externa y sus huellas sobre la naturaleza.

Las bandas horizontales en mis pinturas están interceptadas por abruptas caídas y dudosas crestas que se encuentran dentro un paisaje fragmentado.  Los caminos impredecibles reflejan el interno que busca en el externo las formas que se adecuan a mi sentir. El misticismo de las Pampas que toma fuerza en nuestra memoria colectiva, se ha convertido en el símbolo de la “terra firma” que da contención a mi vida y mis creaciones.

Estos últimos años he estado trabajando en pintura sin colores -con blancos sobre blancos- es una exploración que había iniciado en los años 70 y 80 en New York con gofrados y collages de papel.   Son piezas que al igual que mis pampas, se desarrollan con capas que resaltan la soledad, fragilidad, resistencia, poder, fertilidad, esperanza, belleza y magia de nuestra tierra -esas mismas están en sintonía con las capas multifacéticas de mí ser y de nuestros espíritus.

Mis obras actuales siguen reflejando la horizontalidad de las llanuras de nuestras pampas, de mi mundo interior, que está y quiere seguir calmo pero a la vez comunicarse holísticamente con los otros.  Busco que el contenido expresivo de mi obra sea una conjunción armónica entre el “significante” y el “significado”.

EMMA ALVAREZ PINEIRO

2013

EMMA A. PINEIRO Terra Nova, 2012

En “El Fin”, un cuento corto de Jorge Luis Borges que responde a la épica Argentina “Martín Fierro”, el escribe que “La llanura, bajo el ultimo sol, era casi abstracta, como vista en un sueño”. […] En su más reciente trabajo, la serie “Terra Mia” en exposición en la Galería Arch, Alvarez Pineiro retoma estos míticos paisajes en suaves, calmas variaciones de blancos y de colores metálicos, proporcionando una visión de una vida larga vivida a través del arte por una mujer en paz consigo misma. […] Usando este espacio geográfico, con sus líneas horizontales, curvas, ligeras variaciones del terreno y cortes profundos en el suelo, ha creado una serie de obras que abarcan varias décadas, retomando con diversas técnicas y conocimiento personal este tema recurrente en su obra.  El trabajo de Alvarez Piñero se refiere a la superficie y lo que se encuentra debajo de la tierra alimentando las raíces, haciendo un símil entre una pintura y su subconsciente.

En “Terra Mia,” la artista presenta su último trabajo, una serie de pinturas en blanco sobre blanco y esculturas des-construyendo las Pampas.  Las obras centrales de la exposición son dos piezas: “Energía” con llamativas luces de neón y “Gravedad”  una obra grande y pesada de acero inoxidable.  El material se refiere a la explotación del pasado y presente de los recursos naturales, específicamente la plata que ayudó a forjar la República Argentina.  Hoy que las empresas mineras transnacionales retoman el interés en Argentina, el país es una vez más la tierra del metal, con graves consecuencias ambientales.   La elección del color en su obra es un fuerte indicador de cómo Alvarez Piñeiro se siente en este momento de su vida.  Aunque “Energía” tiene rayos de luces en neón multi-color, la mayoría de las pinturas en “Terra Mia” están construidas con diferentes tonos de blancos, ricas texturas aplicadas a la tela y también unos acentos metálicos que recuerdan el mundo mineral.  El temprano modernista venezolano Armando Reverón solía decir que en la paleta, el único color que se necesita es blanco, siendo una síntesis de todos los demás.  Cuando todas las frecuencias de luz visible son irradiadas al mismo tiempo, el resultado es luz blanca, como la del sol.  Según Alvarez Piñeiro, estas obras son característicamente horizontales, con “zonas calmas, casi transparentes, que revelan la inmensidad del espacio –mi más intimo y profundo– con sus vacíos y relieves”.

Marina Reyes Franco, Critica de arte.

Excerpt from ArtDistricts Magazine  2014

Traducido por Daniela Montana

Leave a Reply