TAPICES. OBRA PLÁSTICA DE RAIMUNDO TRAVIESO

Raimundo Travieso. Tapices

Hardcore Art Contemporay Space

Transparencia: formal y de discurso.

La sencillez  -valga la redundancia- no es tan sencilla de representar como parece.

Y si ésta adquiere como tema lo espiritual y lo místico, entonces tiene un riesgo:  o eres verdaderamente honesto en lo que transmites o la imitación del “querer ser” te delata en tus trazos y tu literatura visual. No es el caso de quién hoy hablamos. Sólo al conversar con él, ya percibes la bondad de la intención y el objetivo sincero de sus propuestas plásticas.

Raimundo Travieso, Habana , 1946, estudió en Puerto Rico y sacó su máster en Harvard en 1976. De formación autodidáctica,  es de los pocos artistas en esta ciudad donde la lírica está presente en sus obras. Su secreto: el trazo puro de su línea, sus formas simples  y sus planteamientos estéticos desde la naturalidad. Propuestas casi siempre ligadas a lo humano y bajo la impronta de la óptica religiosa. Relacionadas a los valores del  cristianismo unas, y otras veces embebidas de la sabiduría tradicional de Oriente.

Esta idea de querer mostrar los tapices  ya es una tradición en la historia del arte. Si bien aquí en Miami no tiene la función de su origen, que fue proteger del frío y “la nada” las paredes de los castillos, palacios y catedrales durante la Edad Media y el Renacimiento  –recordemos aquella pieza de estilo flamenco La caza del Unicornio (1495-1505) que se guarda en el museo The Cloisters del estado de Nueva York- , los tapices de Raimundo , bien al contrario, no pretenden sustituir nada…sino que hablan por sí mismos desde el silencio.

Hablan de…

Temas como la interpretación de La Santa Cruz. Descent from the Cross 2013 o Mystical Drawing 56. La cruz como símbolo de revelación o redención. La cruz del dormitorio, de la cadena, la que se encuentra arriba en un peñasco, la de la iglesia, templo o en el salón. La cruz de la identidad, de una manera de entender a Dios . ..Raimundo la reinterpreta : ya no es el cuerpo en sí, sino las piernas que fungen con un sentido delicadamente agarrador el nudo de unión.  En la otra pieza, una mancha negra, quizás sonsacada de alguna sombra, se rememora el sufrimiento y la muerte “por todos nosotros”.  El dibujo que hay arriba Mystical 52, es una visión “santificada” de una niña, fruto del maltrato social, que ha tenido que atender en sus peripecias como educador  y profesor de arte en varios centros escolares. La escenifica con un trazo sencillo, rápido y de perfil , como en las estampas donde se prodigan los santos. Y sólo el óvalo de la corona nos traduce un posible martirio que desconocemos del personaje. Quedan una serie de tapices donde la posición del orante e incluso un posible mobiliario diseñado al uso para la plegaria, que  completan, junto a esta pieza para mi magistral The Sea (tendrían que verla a tamaño real, como las líneas tejidas de la espuma de las olas. dan una tridimensionalidad única, mientras el rojo adquiere el pudor de la sangre) ofrecen una visión muy propia, ecuménica y transversal de entender el amor y el dolor humano. ER

One response to “TAPICES. OBRA PLÁSTICA DE RAIMUNDO TRAVIESO

Leave a Reply