SUPERCUERDAS. Pedro Poitevin

Para Jorge Drexler, quien inventó la forma.

Los físicos de estos días
postulan diez dimensiones
y así aflojan las tensiones
entre dos de sus teorías.
Supercuerdas, armonías
que entretejen un modelo
para solaz y consuelo
de quienes oyen las notas.
Son las guitarras remotas
de algún mundo paralelo.

Todo es posible en canciones:
amor, muerte, fuego, hielo.
En la crin del violoncelo,
ilusión, desilusiones.
Tomar otras decisiones,
convertir nuestras derrotas
en un vuelo de gaviotas
sobre planicies vacías.
Hacer verdad fantasías.
Darte cuenta de que flotas.

¿Y si al levantar el velo
no hubiera tierras ignotas
sino solo un par de gotas
resbalando sobre el suelo?
Figuración, terciopelo
que recubre las sombrías
realidades: si te fías
de tus mansas sensaciones,
serás tú quien te traiciones,
señor de las simetrías.

¿Te percatas de que agotas
todas las alegorías?
Tus palabras son las mías,
las mías, tuyas, ¿lo notas?
Esta unidad de que brotas
se disgrega en dos ficciones:
en una tú me supones,
en la otra yo te novelo.
Yo, físico paralelo,
postulando dimensiones.

©All rights reserved Pedro Poitevin

PedroPoitevinPedro Poitevin es lógico matemático y profesor universitario en Salem State University, Massachusetts. Sus poemas en español han aparecido en Letras Libres y Revista Picnic y sus poemas en inglés han aparecido en Everyday Genius y Boston Literary Magazine, entre otras publicaciones. Su cuenta de Twitter es @poitevin.

Leave a Reply