S=EX2 LA CIENCIA DEL SEXO. Pere Estupinyá. Editorial Debate

sex2No pude evitar leerlos en primera persona y el cerebro traicionó a la mujer “científica y objetiva” que presumo ser.

 

Una amiga me recomendó un acto cultural, “La jornada de Puertas Abiertas” del Parque de Investigación Biomédica de Barcelona, un centro de diseño espectacular situado frente al mar Mediterráneo. Consulté el Programa de la Jornada  por Internet y descubrí una actividad atractiva:

Café científico a las 19 h. La biología del sexo

¿Qué es el amor en neurobiología? ¿Por qué nos hace sentir tan bien y tan mal al mismo tiempo? ¿Qué diferencias fisiológicas hay entre amor y sexo? ¿Cuáles son las conexiones entre mente y genitales?

– Mara Dierssen, Neurobióloga  e investigadora del Centro de Regulación Genómica.
Pere Estupinyà, Escritor y divulgador científico, autor del libro “La ciencia del sexo”.
– Elena Crespi, Psicóloga, terapeuta sexual y de pareja y subdirectora del instituto  de Estudios de la Sexualidad  y la Pareja.

Tres puntos de vista tratando un tema muy interesante. El público podrá participar, opinar y preguntar, tomando un café y pastas para  hacer más amena y amigable la sesión.

Asistí al café acompañada de una amiga octogenaria y descubrí al pícaro Pere Estupinyà. Las intervenciones de Pere eran una mezcla divertida de saber científico y libre albedrío. Anoté el título de su último libro publicado y lo encontré en el catálogo de una biblioteca pública. El libro, La Ciencia del sexo es una obra densa que tiene 482 páginas plenas de experimentos serios sobre el sexo y la sexualidad humanos narradas con un sentido del humor envidiable.

En la contraportada el editor nos ofrece una síntesis perfecta de los temas que se abordan en la obra:

“Tienes en tus manos el libro más riguroso, ameno, y completo que un autor haya escrito nunca sobre el fascinante estudio científico de la sexualidad humana. Pere Estupinyà, el ladrón de cerebros, se sumerge en una novedosa investigación científica y para ello participa en un estudio de la Rutgers University sobre disfunción eréctil y el orgasmo masculino, visita centros de referencia como el prestigioso Instituto Kinsey, se infiltra en clínicas de medicina sexual, acude a los mayores congresos internacionales de sexología, y entrevista a fisiólogos, psicólogos, antropólogos, terapeutas, sociólogos, biólogos evolutivos y neurocientíficos expertos en sexualidad. Pero también habla directamente con asexuales, fetichistas, mujeres multiorgásmicas, anorgásmicas, intersexuales, pasa una noche en un club de swingers de Nueva York, participa en eventos sadomasoquistas, aprende técnicas de tantra, habla con actores porno, y acude a talleres donde una mujer enseña a tener orgasmos con la respiración y la mente. Todo esto acompañado de una revisión exhaustiva de bibliografía científica donde encuentra valiosos estudios sobre los procesos inconscientes de la atracción, la conexión entre mente y genitales, el sexo online, la desinhibición, la diferencia entre orientación e identidad sexual, nuestra naturaleza polígama versus la monógama, la relación entre el placer y el dolor, las disfunciones sexuales más frecuentes, e infinidad de anécdotas históricas, consejos prácticos, reflexiones profundas, y respuestas a qué nos ocurre cuando estamos disfrutando de la actividad que más nos interesa, pero que paradójicamente la ciencia tiene más reparos en explorar. En definitiva, una innovadora y original aproximación al sexo que revolucionará nuestra mente y quizá nuestro comportamiento. “ 

La extensa cita puede considerarse un plagio descarado, que asumo y corroboro, pero les garantizo que es una guía excelente para los que se decidan a leer el libro.

La biografía de Pere Estupinyà también es una interesante mezcla de estudios científicos y divulgación periodística. Licenciado en Química y Bioquímica abandonó su doctorado en genética para dedicarse a la divulgación científica.

Actualmente reside en New York y ha sido “ Knight Science Journalism Fellow”  en el prestigioso MIT y, ha trabajado en los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos, y como  consultor en la Organización de Estados Americanos y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Fue editor del programa «Redes» de Televisión Española y ha publicado artículos de divulgación científica. Hasta la fecha ha escrito tres libros, El ladrón de cerebros, 2010, Rascar donde no pica en 2012 y la Ciencia del sexo en 2013.

He disfrutado la lectura del libro en el metro, en casa, acompañada, en soledad, por la noche y al amanecer. Comprobé que el orden de los “factores ambientales y logísticos” no altera en absoluto el interés por cada uno de los capítulos.

Reconozco que en ciertas ocasiones sentí una vergüenza íntima ante la lectura de algunos temas relacionados como el porno lésbico, la erección del clítoris femenino y la multiorgasmia en la mujer. Quizás la palabra vergüenza no sea la más acertada y debería cambiarla por “pudor”, pero les mentiría: me eduqué con unas monjas anorgásmicas -que no digo la congregación por respeto- y el sexo no estaba en la agenda docente de la madre  Sor Antonia.

Confieso que algunos capítulos me desvelaron la base científica en la que se construyen las fantasías y traumas de los machos occidentales; la longitud y el tamaño les preocupan, sin duda. Ignorando los sesudos estudios que confirman que, lo más importante, es el grosor del miembro.

No quiero ocultarles la intranquilidad emocional que me produjeron los capítulos dedicados al estudio sobre la monogamia social, la monogamia sexual, la infidelidad, el poliamor y en particular, Los adictos al amor. No pude evitar leerlos en primera persona y el cerebro traicionó a la mujer “científica y objetiva” que presumo ser.

La anécdota personal revela hasta que punto vivimos la sexualidad y el sexo anclados en nuestro sistema moral y en las experiencias personales. El libro de Pere Estupinyà me demostró que la sexualidad de los seres humanos es plural y diversa, y los juicios de valor carecen de sentido.

Uno de los aciertos del mismo, es la capacidad del autor al relativizar y contrastar las investigaciones sin sentar cátedra, no hay dogmas ni tampoco estudios concluyentes. El libro es una obra “docta” sobre la sexualidad humana descrita por un catalán que es un ejemplo viviente de la simbiosis entre “ la rauxa i el seny”; en español la traducción más acertada seria la de  la simbiosis entre “el arrebato y la sensatez”.

Bueno ….ya ven…no siempre en literatura existe prosa o poesía. También la divulgación científica, como han sido estos dos últimos libros de ensayo, forman parte del conocimiento humano. Hasta el próximo mes …el invierno ya ha entrado de lleno en Barcelona…habrá que pensar que tipo de sexualidad aplico esta noche según “mis circunstancias”, que diría Antonio Gasset. Perdón; ahora que me di cuenta me había olvidado del “Yo…y”.

 

Ángels Martínez

Leave a Reply