SER PAUL CELAN Y OTROS POEMAS. Silvia Goldman

ser Paul Celan

¿qué se llama cuanto heriza nos?

(César Vallejo)

 

ser Paul Celan

sobrevivir el diluvio de la madre

su cintura rodeada de silencios

sus dedos como velas apagándose

 

una vez mi hija se subió a mi silencio

tan chiquito era su cuerpo que el silencio era más grande

una vez mi silencio la puso en el lomo y la sacó a pasear

solo para escuchar cómo se abría y se cerraba su corazón

como un acordeón cuando lo erizan

 

pero era cómoda esa línea de calor

y daba vértigo esa distancia

que hacía más alto y líquido al día

 

afuera se alejaban con sus velas alzadas las palabras

y mi hija se quedó en la cima del silencio

era la punta de un iceberg

y yo lo que se hundía

 

(del libro De los peces la sed)

 

no a lo Vermeer

 

me abrías

¿te acordás?

como si fuera naturaleza muerta

una cebolla en la mesa

un haz de luz que ya la corta

como se cortan las sombras del paisaje

te portabas

¿te acordás?

tenue detrás de mi boca

y su grueso chorro de silencios

no a lo Vermeer

porque entonces la luz

se habría zanjado en la pulpa

y habríamos pensado que ahí debía quedarse

reclusa de su hambre

pero el hambre aleteaba entre nosotros

no a la altura de la mesa

donde el pan era un perfil entre los cuerpos

sino abajo más abajo

donde nos veo

alzar los tobillos a un nido de vocales

que no van a ningún lado

tampoco al ruido

¿si me lamo esta luz prestada

te oscurezco?

¿si te oscurezco

es porque me lamo esta luz prestada?

¿qué es lo que pasa debajo de la mesa

lo que viaja la migaja que guardamos para cuándo?

si hoy no somos más que pájaros

y nuestros picos nos punzan la piel para algo

¿qué es lo que nuestras alas levantan?

¿por qué lo ponen en la mesa

desordenan su pobreza?

si hoy no somos más que pájaros

y hacemos viento en la piel

para que los dedos sepan cuándo correr

 

(del libro De los peces la sed)

 

el golpe

 

mi padre llega desde el balcón

viene de una palabra que expulsamos

nos deja su voz que se derrama

y este líquido partiendo en dos la mesa

 

 

¿El deseo de una ausencia

se asemeja a la voluntad de lo que no tenemos?

¿cuántas manos deben asistir

a la caricia para repartirla?

¿qué parte de la mesa soporta el golpe

que volteó al niño en el parque?

¿qué queda atrapado en el alambre?

¿en qué parque fue

en qué padre?

 

(del libro De los peces la sed)

 

© All rights reserved Silvia Goldman

Silvia Goldman es poeta, docente e investigadora.

Poemas y artículos académicos suyos han sido publicados en revistas literarias de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa. En el 2008 publicó su primer libro de poemas Cinco movimientos del llanto (Ediciones de Hermes Criollo). En el 2016, la editorial Cardboardhouse Press publicó la selección de poemas No-one Rises Indifferent to Sorrow, traducida al inglés por Charlotte Whittle.

Silvia Goldman es doctora en Estudios Hispánicos por la Universidad de Brown y enseña en la Universidad de DePaul en Chicago

Leave a Reply