POLVO ES, MAS POLVO DE UNA PLAZA Y OTROS POEMAS. Fernando Chelle

Del poemario Muelles de la Palabra (Palabra Escrita 2015)

Muelles de la Palabra

Polvo es, mas polvo de una plaza

Como inmensas sombrillas

los tres castaños cabecean en la plaza

rodeada de faroles apagados.

Los bancos tristes, cansados

de esperar visitantes,

dejan pasar el fuerte viento

entre sus  listones de madera.

Una enredadera, se descuelga

como una cabellera agitada

sobre un muro de ladrillos.

Todo ha sido invadido por el polvo,

Impregnado por el polvo,

los castaños

los faroles

la enredadera

los bancos cansados de esperar.

 

Mar

Una línea horizontal

divide los colores que convergen

en una geometría sin puntos cardinales.

Las lenguas burbujeantes que lamen mis pies

se repiten

y a lo lejos,

son papel picado

son polvo del día,

surcan el horizonte

y se disipan.

 

Me queda la palabra

La palabra rompe el velo de la realidad

para dar lugar a otra,

más rica, diversa y polifacética.

Esplendor desconocido de los sentidos,

blanco, negro y de colores caprichosos.

Palabra de vida que me advierte de la muerte,

frondoso paraíso de la niñez

donde descanso, reposo y sueño.

 

El loco

Que no sé qué fue de su vida,

paseaba un pato con ruedas

en medio de la muchedumbre

y reía.

Entablaba serias discusiones,

vaya uno a saber con quién,

y en ocasiones se enojaba.

Nunca lo volví a ver,

ni dirigiendo el tránsito

ni acariciando perros

o simplemente solo

perdido en su tristeza.

Algunos dicen que fue abogado

otros que boxeador

y que fueron los golpes los culpables de todo.

Lo cierto es que en la esquina falta algo,

dicen que se fue

dicen que esta acá

dicen que se ha muerto

dicen que volverá.

Que no sé qué fue de su vida

que nunca lo volví a ver.

 

Cuerpo vivo que va cantando

Puedo respirar el instante fugitivo,

cuatro décadas, ocho lustros

ya pronto llegarán a mis rodillas cubiertas,

a mis pies calzados todavía ágiles y fuertes,

a este cuerpo vivo que canta

sus sueños intactos.

Me observo las manos,

se mueven seguras

como pinzas mecánicas, precisas,

que se estiran tanto como se encojen

siguiendo mi voluntad.

Cuatro años lejos del árbol de mi cuadra

con otros ríos fluyendo por mis venas

otras montañas soportando mis huesos

y un sol nuevo cada mañana

entibiando mi frente calva.

Mi nombre es el mismo que cuando niño

sigo escribiendo versos como en Mercedes

algunas canciones las he olvidado,

otras suenan más tristes

pero no todas …

He visto algunas cosas distintas

algunas vacas por ejemplo,

tienen joroba

aunque el mirar es igualmente triste.

Sigo siendo poeta,

constructor de sueños con andamios de palabras,

las busco, las palpo, las degusto

y las ubico en una cuerda celestial.

Ellas me preceden y me sucederán,

seguirán nombrando,

pintando, gritando, susurrando.

 

© All rights reserved Fernando Chelle

FOTO (feria del libro)Fernando Chelle. Poeta, ensayista y crítico literario uruguayo nacido en la ciudad de Mercedes en 1976. Autor de los libros, Poesía de los pájaros pintados (Colombia 2013) Curso general de lectoescritura y corrección de estilo, guía para formular escritos correctos (Colombia 2014) El cuento fantástico en el Río de la Plata (Colombia 2015) y Muelles de la palabra (Colombia 2015). Ha formado parte de diferentes antologías poéticas. Sus poemas, ensayos y críticas literarias se han publicado en revistas, periódicos y portales literarios de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, EE.UU, España, Italia, México, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.  Administra el blog de autor PALABRA ESCRITA donde publica sus trabajos. 

Página web: PALABRA ESCRITA http://palabraescritafernandochelle.blogspot.com/

Correo electrónicofernandochelle@hotmail.com

Facebook:  https://www.facebook.com/fernando.chelle

Twitterhttps://twitter.com/FernandoChelle1

Leave a Reply