PASOS PARA ESCRIBIR UNA NOVELA. Adán Echeverría

El siguiente método fácil, ha hecho que muchos de mis alumnos pudieran construir sus proyectos de novela, contar sus historias y obtener trabajos satisfactorios desde que daba clases en la Escuela de Escritores, hasta ahora que doy talleres a distancia o presenciales. Espero les sirvan: 

Para ser un buen escritor se necesita talento y dedicación. La dedicación tiene que estar acompañada de la disciplina; esto también implica valorar el oficio de escritor. Se deben tener horarios para escribir y para leer. Buscar y encontrar el tiempo para leer es lo más importante en la carrera de escritor. Uno debe leer al día, no menos de unas cincuenta cuartillas, esto podría ser un cuento largo, o un buen fragmento de novela. 

Para escribir una novela puedes seguir los siguientes pasos: 

  1. Apunta las ideas que tengas para contar una historia. Todo lo que vives, escuchas, piensas, te cuentan, u observas, te darán el material necesario, te harán pensar: “Quisiera escribir esto”. Además de anotar todo lo que venga a tu mente, también puedes grabar las ideas en el audio de tu teléfono móvil. 
  2. Una vez que sepas la historia que quieres novelar, harás un argumento en una sola cuartilla. Busca no pasarte de las veintisiete líneas. En ella vas a desarrollar la idea. Dirás de qué trata la novela. Te lo contarás a ti mismo. Te dirás qué pasará. Tú aún no sabes cómo la vas a contar, pero dirás todo lo que quieres que ocurra. Lo harás para que tú mismo sepas qué es lo que pasará en tu historia. Buscarás que todo aquel que lea tu argumento tenga ganas de leer la novela. 
  3. Una vez que tengas el argumento, éste te hará desarrollar los capítulos de tu novela. Piensa en esto: para que tengas un libro necesitas al menos sesenta cuartillas, menos de esa cantidad forma un cuadernillo (plaquette). Considerando que necesitas sesenta cuartillas, entonces dividirás el argumento que has escrito en seis capítulos de diez cuartillas. Necesitas escribir los títulos de cada uno de esos capítulos. Tu plan ahora será escribir seis capítulos de diez cuartillas cada uno. Recuerda que para ser breve se necesita un gran esfuerzo, no creas que escribir poco es fácil. Se dice que un padre quiso escribirle una carta a su hijo, cuando el hijo leyó la carta, ésta constaba de dieciocho páginas. Al final de la misma el padre le decía: “Te he contado todo esto porque no he tenido tiempo para sentarme a escribirte a conciencia. Apenas tenga tiempo te escribiré solo una cuartilla”. 
  4. Una vez que tengas el argumento de la novela, y tengas los seis títulos de tus capítulos, entonces harás el argumento de cada uno de ellos. Buscarás responderte: ¿qué pasa en cada capítulo? Harás lo mismo que al inicio del ejercicio, debes hacer que el lector tenga ganas de leer ese capítulo. De esta forma tendrás toda tu novela bosquejada. Sabrás qué ocurre en cada uno de esos capítulos y lo que vaya ocurriendo en ellos, esto dará luz a la historia de toda tu novela. Recuerda que cada argumento debe estar contado en una sola cuartilla. De esta forma tendrás una cuartilla del argumento general, y tendrás igual seis cuartillas extras de los argumentos de cada capítulo. Como es muy seguro que desde el primer argumento general hayan aparecido los nombres de algunos personajes, al tener ya diagramados los capítulos, podrás optar por contar la historia desde la mirada de un solo personaje, o ser más creativo y contarla desde la mirada de varios personajes, también cada capítulo podría ser contado por un personaje diferente. 
  5. Con cada idea o historia que tengas, puedes armar diferentes proyectos de novela, siempre utilizando los mismos pasos básicos. 
  6. Siempre ten cada capítulo de tu novela en un archivo separado, para que puedas dedicarte cada vez que puedas a escribir y mejorar cada uno de ellos. Luego escribirás diez cuartillas para contarnos más detalladamente lo que escribiste en los argumentos, o sea comenzarás a desarrollar cada capítulo. Cada vez, y para cada capítulo, podrás dedicarte a sólo 10 cuartillas (quizá te pases de cuartillas, eso no importa, lo que no debes hacer es escribir menos de 10 cuartillas, a menos que tengas más capítulos).  Cada capítulo debe tener no menos de diez cuartillas, si te pasas no importa, a menos que tengas más capítulos. 
  7. Una vez que tengas esos seis capítulos, si la historia lo requiere, construye los argumentos para los capítulos extras que necesites. Primero escribe el argumento, y luego las diez cuartillas. 
  8. Una vez que ya tienes toda la historia contada en tus capítulos, entonces quitarás los títulos que creaste para ellos y podrás cambiarles el orden, el capítulo que antes era uno podrá ser el seis, o el diez, dependiendo de cómo quieres que el lector la conozca en su versión final.Sólo tendrás que escribir los conectores necesarios. Puedes suprimir o dejar los títulos, puedes incluso no tener capítulos. Una vez con todo el esqueleto, la ventaja será que tú tendrás la decisión final.

Te deseo suerte. Ya quiero leer tus argumentos, como también leer tus novelas 

© All rights reserved Adán Echeverría

Adán Echeverría. Mérida, Yucatán, (1975). Premio Estatal de Literatura Infantil Elvia Rodríguez Cirerol (2011), Nacional de Literatura y Artes Plásticas El Búho 2008 en poesía, Nacional de Poesía Tintanueva (2008), Nacional de Poesía Rosario Castellanos, (2007). Becario del FONCA, Jóvenes Creadores, en Novela (2005-2006). Algunos de sus libros son La confusión creciente de la alcantarilla, En espera de la noche; libros de cuentos Fuga de memorias (2006) y Compañeros todos (2015) y las novelas Arena (2009) y Seremos tumba (2011). En literatura infantil ha publicado Las sombras de Fabián (2014).

Leave a Reply