OTAVALO. Autora: Ena LaPitu Columbié. Curador: Germán Guerra

Publicado el

 

Buscar la mirada desde la lírica humana. Ir a la persona y acercarse bajo la autorización o la distancia prudente. Llevar el objetivo a la misma cercanía; allí donde la inquietud tendrá un nombre. Vestir el retrato ante las propias vestiduras del mundo local donde surgen los protagonistas. Delimitar cada línea del rostro con una gubia de vidrio aumentado. Percibir la textura de la dermis en cada sujeto. Interpretar la sabiduría y el conocimiento que da cada arruga. Observar desde el color sepia la neutralidad de sus intérpretes ante el marco de la cámara…

En fin… “buscar”, “ir”, “delimitar”, “saber” “vestir”… “interpretar”. La autora requiere de infinitivos en cada oración, porque en cada uno de ellos el ejercicio del verbo es presente. Rituales que ya había practicado con anterioridad a lo largo de su exposición Homeless durante 2015. Allí, al igual que aquí, cada figura ofrece una entidad en sí misma. Otavalo es un conjunto de pequeños lienzos rurales dentro del paisaje de Ecuador.

Algún día se tendrá que hablar sobre la relación entre dos “ías” que se interrelacionan entre estos dos términos: el que produce la naturalidad de la foto y la poes-“ía”. Una sílaba final acentuada que tienen en común la imagen para hablar de uno y del “todo” que rodea a “uno”.  Dentro de una Leica, Nikon, Rolleiflex, Olympus, Hasselblad o una simple Canon se esconde un poema en cada negativo o unidad digital si el que aprieta el disparador le cautiva la literatura y estima la sensibilidad que se traduce hacia la misma.

Ena Columbié nos evoca en esta exposición unos retratos de la aristocracia humilde ante una “ciudad” que muestra en sus habitantes la reverencia frente al forastero y la alegría por vivir desde la sencillez. Comunicándole al mundo quiénes son y qué valores llevan en sus mochilas sentimentales. Tal como lo expone su curador, Germán Guerra de una manera sucinta al citar en un poema figuras que colman de dignidad su trabajo. Así como lo fueron Diana Arbus, Cartier-Bresson. Robert Mapplethorpe o la propia Tina Moddoti en las calles de México. O al describir desde el mismo, la naturaleza del indígena en esta población.

El mundo una llanura

de maíz y silencio.

El indio se ha cubierto

el rostro y la memoria

con los hondos colores

que llevan en su pecho.

Dice que esa cámara oscura

cuando la echen andar

le robará el aliento.

E&G es un proyecto artístico-literario de Ena y Germán. Juntos se unen para que imagen y palabra se difundan allá donde haya una demanda que lo sugiera tal como lo hicieron con “Solitar. Rostro de mujer”. Doscientas imágenes de mujeres desamparadas. Una exposición que ya ha viajado por España, Latinoamérica y próximamente lo hará en África.

Otavalo o San Luís de Otavalo, como también se le conoce, es una ciudad en las faldas del volcán Imbabura en Ecuador…Es el hogar de la etnia indígena kichwa de los otavalos, famosos por su habilidad textil y su mercado artesanal, uno de los más grandes de Sudamérica”.

Extracto del programa de la exposición.

Para más información sobre Ena Columbié diríjanse a

elexegeta.blogspot.com            enalapitucolumbié.blogspot.com

ER

Leave a Reply

Translate »