MIRADA PROFUNDA DE LUZ MARIA OVALLE

Publicado el
carboncillo 1

Lo suyo es un arte velado, un juego de luces y de sombras que deja entrever sólo lo esencial del ser humano, renunciando de plano a lo inmediato o efímero. Son figuras preciosas en el dibujo, donde el color está casi ausente aumentando así el patetismo del claroscuro. Hombres y mujeres a veces insinuados que denotan cansancio, muchos de ellos ancianos de mirada ausente, nostálgicos como su creadora, que entre pincelada y pincelada añora la calidez de su abuela Inés, una pintora que fue y no fue por los prejuicios de su tiempo y que la incentivó a seguir esta carrera ingrata la mayor de las veces. “Al margen del tiempo” como sus obras, se denomina la exposición que presenta Luz María Ovalle en el Instituto Cultural de Providencia.

 ¿El ser humano está presente en su obra? 

No concibo un cuadro sin la presencia de la figura humana, y aunque no aparezca tiene que haber alguna huella; ropa, una sombra, una fotografía. No me interesa caracterizar a una persona determinada, ni siquiera que sea identificable, sino su actitud, lo que proyecta.

carboncillo 6

Recurre mucho al uso del claroscuro, no así a los colores ricos.

Para mi es más importante el trabajo de la luz y la de sombra que del color. En esa cuestión no transo, tendría que nacer de nuevo.

Lo suyo es figurativo, trabaja con prolijidad el dibujo.

Mi fuerte es el dibujo y por eso trato de capturarlo.  Primero  aplico una veladura de oleo o acrílico, según sea el material que use, luego dibujo la tela con carboncillo y lo fijo. Lo agarro que no se escape.

carboncillo 4

Precisamente entre sus exposiciones realizada en el Instituto Cultural de Las Condes, a la que denominó “Fragmentos de Vida”, y que fue una muestra de dibujos de la figura humana hechos a carboncillo.      La rigurosidad del dibujo la aprendió de Aída Poblete, su profesora cuando estudiaba Licenciatura en Arte con mención en Pintura en la Universidad de Chile entre los años 1974 y 1978. Pero desde niña había manifestado intereses artísticos, descartando cualquier otro destino.

¿Hay mucha nostalgia en su propuesta?

Me da vueltas en la cabeza la gente que ha partido, es algo que me persigue, especialmente de  la familia. ! Qué rico sería, por ejemplo, que mi abuelita Inés, a quien retraté en un cuadro de gran formato y en otros más, hubiera conocido a mis hijos!. La gente al morir se lleva tantas historias que no contó…

La cartera roja

¿ En sus obras aparecen muchos objetos añosos; ancianos, mujeres y niños vestidos a la antigua.

Siempre estoy recordando el pasado; reviso fotografía antiguas de la familia hasta que encuentro lo que busco, lo tomo y  situándolo dentro del ambiente, ya determinado, lo trabajo.

EN VALPARAISO

¿Siente rechazo por la modernidad?

Sí, responde categóricamente. No me gustan los ambientes, edificios ni mobiliarios contemporáneos, los encuentro fríos e impersonales. Rechazo la comida rápida, ¡Qué más rico que una comida bien guisada, casera, por ejemplo una cazuelita…! En el verano y durante el año me voy al campo, ahí cocino con los productos de la zona y hago mermeladas con frutas de la estación.

Uno de sus cuadros en pequeño formato es un hombre de terno café y maletín, con bigotes y edad indefinida, “como hay miles de esos, anónimo”. ¿Te das cuenta de que ese tipo de persona es despreciado por el hombre ligth, para quién todo tiene que ser top, de marca y ojalá costoso? El hombre actual vive en la supeficialidad.

Nota publicada orginalmente en Actualidad Plástica, Artes y Letras, diario “El Mercurio” de Santiago. En Providencia

 

LUZ MARIA OVALLE VERGARA, Artista Visual, nacida en Santiago de Chile.

Licenciada en Artes Visuales, mención Pintura, en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Chile.

Discípula de Adolfo Couve,  pintor y escritor chileno.

Predominantes cualidades en su obra; ”buena técnica, excelente dibujo y una exquisita utilización del claroscuro. Su mayor interés es representar la dignificación suprema de la condición humana” ( Victor Carvacho, crítico de arte)

Ha realizado más de una decena de exposiciones individuales y ha participado en numerosas muestras colectivas dentro y fuera de Chile “Homenaje a Vicente Huidobro”, ”Tributo a Gabriela Mistral”, “Ojo Latino”, de la Colección Luciano Benetton” Italia, “Homenaje a Roberto Matta, Chile, etc.

Desde el año 1980, imparte clases de Dibujo (figura humana y croquis) y pintura en taller privado y en el Instituto cultural de Providencia en Santiago.

 Algunos Premios;

   -Primer Premio Concurso de Escultura Monumento en homenaje  a Raoul Wallenberg, (1997) Auspiciado por Comunidad judía de Chile y patrocinado  por Embajada de Suecia y Municipalidad de Vitacura, Santiago de Chile.

   -Premio Internacional de las Artes “Memorial Lucía Martínez” 2004 – 2008, Granada, España.

   -Reconocimiento Especial del Jurado “XXXVI Salón Internacional de Pintura” Viña del Mar, Chile 2011. 

   -Primer Premio VIII Bienal Regional de Dibujo 2014, Viña del Mar, Chile.

Leave a Reply

Translate »